Inicio/Coches/Noticias coches/Cómo comprobar el estado de la batería de un coche eléctrico de segunda mano

Cómo comprobar el estado de la batería de un coche eléctrico de segunda mano

4 minutos | Uno de los elementos que hay que analizar con mayor detalle a la hora de comprar un coche eléctrico de segunda mano es su batería, ya que ésta sufre una degradación con el paso del tiempo. Te contamos cómo evaluarla.

Si has decidido comprar un coche de segunda mano es importante que tomes ciertas precauciones, te asegures del uso que ha tenido, del estado de todos sus elementos, y evalúes determinados componentes, sobre todo aquellos cuya reparación puede resultar más costosa.

En los coches eléctricos hay que ir un paso más allá y comprobar al detalle el estado de la batería, ya que determina cuánta vida útil le queda al vehículo.

Las baterías de los coches eléctricos, al igual que las de los móviles, van perdiendo capacidad con el paso del tiempo, con lo que su autonomía se reduce. Si, por ejemplo, la batería conserva el 80 por ciento de su capacidad inicial, quiere decir que el vehículo tendrá un 20 por ciento menos de autonomía.

Por tanto, es el punto más importante a tener en cuenta para no llevarnos sorpresas desagradables. No hay que olvidar que la batería es el componente más caro de los coches eléctricos y, si está cerca del final de su vida útil, te verás obligado a tener que repararla o sustituirla.

Revisa la garantía y el historial de uso de la batería

Una de las primeras cosas que debes hacer es informarte de si el coche aún conserva la garantía de la batería. Lo habitual es que la garantía tenga una duración de ocho años o 160.000 kilómetros con un mínimo del 70 por ciento de su capacidad original, aunque hay algunos casos que superan los diez años.

Si aún la tiene, tendrás un punto de tranquilidad, pero no te fíes solo de la palabra del vendedor: lo mejor es que puedas verificarlo a través de algún documento.

Además, debes recopilar toda la información posible en cuanto al uso que ha tenido la batería. El kilometraje puede darte alguna pista sobre la degradación de la misma, ya que cuanto mayor sea la cifra, más ciclos de recarga se habrán realizado.

Por otra parte, es bueno preguntarle al antiguo propietario cómo ha realizado las recargas: si solía hacer cargas a baja potencia, la capacidad de energía perdida es menor que si las hacía a alta potencia

También es interesante averiguar si el vehículo ha estado parado mucho tiempo y ha podido sufrir una descarga total, lo que acelera la degradación de la batería.

Cómo comprobar el estado de la batería

Tras recabar la información pertinente, llega el momento de hacer una comprobación más exacta. Para ello, existen varios métodos:

Panel de instrumentos

Algunos coches eléctricos permiten hacer estas comprobaciones con solo observar el panel de instrumentos. Es el caso, por ejemplo, del Nissan Leaf, que muestra un icono de doce barras, cada una de las cuales corresponde a un porcentaje de capacidad. Es decir, a medida que la batería se va degradando, se borra cada una de estas barras.

Panel de instrumentos de un Nissan Leaf

https://bit.ly/2ZRJ5pv

Certificado expedido por un taller

No todos los coches eléctricos ofrecen esta información en el cuadro de instrumentos. Pero, en cualquier caso, la mejor opción es realizar la comprobación en un taller especializado, el cual expedirá un certificado en el que figurará la capacidad que mantiene respecto a su estado inicial.

Este certificado tiene un coste, pero es muy útil tanto para el vendedor como para el comprador. Para el primero, porque es una forma de garantizar que la batería está en buen estado; y para el segundo, porque puede ahorrarle muchos sustos y dinero a posteriori.

Diagnóstico mediante el puerto ODB

Otro método consiste en conectar el smartphone al puerto OBD del coche y, a través de una aplicación, consultar los datos de la batería.

El conector OBD es la misma conexión que se usa en los talleres para enchufar la máquina de diagnosis al vehículo. Gracias a ello, se pueden leer las averías registradas en la centralita, así como comprobar otra serie de parámetros para evaluar el estado de los elementos.

En el caso de un particular, que no tiene máquina de diagnosis, se usan estos puertos para transmitir, mediante USB, Bluetooth o Wifi, la información al teléfono móvil.

Así, gracias a una app (Torque, Leafspy, CanZE, etc.) se obtiene información detallada sobre la duración de la batería y estadísticas como el número de cargas rápidas que se han realizado.

Prueba de conducción

Otra forma de conocer cuál es la capacidad de carga de una batería es mediante una prueba de conducción. Para ello, debe cargarse completamente la batería y realizar un trayecto cuya duración sea equivalente a la autonomía que debería tener con carga completa.

Hay que tener en cuenta que la temperatura exterior (si es baja, el coche rinde menos), o el uso de calefacción o aire acondicionado pueden afectar a la capacidad real.

Una vez revisado el estado de la batería y los demás elementos del vehículo, y tras comprobar que sus papeles están en regla y que no tiene pendiente ningún pago, es el momento de dar el paso definitivo. Para estar más tranquilo, tienes a tu disposición los Seguros para Coche Eléctrico e Híbrido MAPFRE. Por ejemplo, cubre los daños producidos en la batería, tanto si forma parte del vehículo (sin límite de valor) como si es de alquiler (incluida como accesorio opcional).

8 septiembre, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.