3 Min de lectura | En España el comprador de un vehículo usado está obligado a inscribirlo a su nombre en el “Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico” una vez cierre la operación de compraventa. Además, debe enviar una copia de la nueva documentación del vehículo al vendedor en un plazo no superior a 15 días.

Efectivamente, antes de transcurridos los 15 días tras la fecha efectiva de adquisición, el comprador del coche debe enviar al vendedor una copia del nuevo permiso de circulación en el que figura la nueva y definitiva titularidad ya transferida del vehículo.

persona dándo las llaves de un coche a otra

Fuente: Revista Motor Mundial

Aunque parezca evidente esta situación tras vender un vehículo, la realidad es otra, en la mayoría de los casos esta transferencia y cambio de titularidad se suele demorar e incluso puede que no se realice nunca.

Para asegurarse de la situación del vehículo y verificar si el coche sigue manteniendo la titularidad anterior, se puede solicitar un informe del vehículo en la DGT. En este se puede verificar la información asociada al vehículo que consta en dicho momento en la base de datos de la DGT, que se actualiza a diario, por lo que si la titularidad sigue estando a nombre del vendedor es seguro que no se ha realizado ni solicitado el cambio de nombre sin duda.

Ficha técnica de un coche

Fuente: Revista Motor Mundial

La información que contiene el “informe de vehículo de la DGT” es la siguiente:

  • Datos del titular actual
  • Cargas económicas, si existen
  • Datos técnicosdel vehículo
  • Domicilio fiscaldel vehículo
  • ITVs y kilometrajes anotados
  • Si el vehículo es o ha sido de renting
  • Si es particular o de empresa
  • Transferenciasrealizadas, si las hay
  • Vigencia del seguro e ITV
 Informe de tráfico

Fuente: Revista Motor Mundial

Llegado el punto de disponer del informe de la DGT sobre el vehículo y comprobar que no se ha realizado la transferencia, el vendedor dispone de 2 opciones de actuación:

  1. Intentar comunicar la venta a la DGT para que el vehículo sea dado de baja temporal de forma automática, impidiendo así que el comprador circule con él, dejando de asumir el vendedor cualquier responsabilidad sobre el vehículo (este paso es dificultoso ya que es fundamental presentar la documentación original del vehículo y normalmente el vendedor no dispone de ella).
  2. Contactar con el comprador para que realice la transferencia de titularidad por las buenas.
Ficha técnica de un coche

Fuente: Revista Motor Mundial

En último extremo queda la vía judicial para resolver el asunto, cosa que también desaconsejamos debido a los gastos que puede generar, intentando en lo posible llegar a un acuerdo para evitar procesos largos y engorrosos.

La mejor manera al vender un coche usado es asegurar que se lleva a cabo la transferencia de titularidad en el mismo momento de cerrar la operación. Nuestra recomendación es que se haga a través de una agencia o gestoría que, con todos los documentos firmados y entregados, realice los trámites oportunos para llevar a buen fin la operación y su cambio de titularidad.

Motor Mundial
Periodista Especializado en Automoción en Motor Mundial

El equipo de redacción de Motor Mundial se suma al canal como experto en el sector de la automoción. Gracias a su larga trayectoria y años de experiencia, sus contenidos sobre modelos de coche y moto, además de las pruebas en carretera y todas las novedades en el mundo del motor superan las expectativas en cuanto a veracidad y profundidad del lector más exigente.