3 Min de lectura | Comprar una furgoneta de segunda mano para tu negocio puede ser una buena inversión ya que muchos de estos vehículos te permiten un ahorro de dinero considerable con respecto a uno nuevo. A continuación, te mostramos cuáles son las mejores furgonetas de segunda mano que puedes adquirir.

Comprar una furgoneta de segunda mano para tu negocio puede ser una buena inversión ya que muchos de estos vehículos te permiten un ahorro de dinero considerable con respecto a uno nuevo. A continuación, te mostramos cuáles son las mejores furgonetas de segunda mano que puedes adquirir.

Elegir una furgoneta de segunda mano
Dos furgonetas blancas de distinto tamaño aparcadas

Comprar una furgoneta de segunda mano para tu negocio es una inversión y como tal debes fijarte en algunos parámetros. En primer lugar, que sirva para la carga, es decir, que cuente con una carrocería cerrada pensada para este fin y con un tamaño compacto, sobre todo, si vas a moverte por la ciudad.

Por otro lado, deberás tener en cuenta también los kilómetros ya que aunque el precio sea más barato, si esta tiene una rodadura muy amplia te dará más problemas mecánicos y de mantenimiento. Lo ideal es que si vas a comprar una furgoneta de segunda mano, esta no supere los 100.000 kilómetros. Veamos cuáles son los mejores modelos.

Mercedes Citan

Puedes encontrarla en tres longitudes diferentes, por lo que podrás elegir la que más se adapte a tus necesidades de carga. Esta va desde los 3,94 metros, en su versión más compacta a los 4,71 en la más amplia. Está equipada con un motor gasolina de 114 caballos o dos versiones diésel con una potencia de 75 caballos y otra superior que alcanza los 110. El precio de este modelo en el mercado de segunda mano ronda los 11.000 euros.

Citroën Berlingo

Cuenta con puertas laterales correderas y es compacta. Tiene dos motores, uno de gasolina y otro diésel. El de gasolina PureTech de 110 caballos y el HDi de 100 caballos. Estos motores, permiten en ambos modelos consumos muy ajustados y emisiones que se sitúan en la categoría C de la DGT. El precio estimado de esta furgoneta en el mercado de segunda mano puede rondar los 8.000 euros, pero dependerá del estado de la misma y sus particularidades.

Ford Transit Courier

Se trata de un modelo compacto diseñado en exclusiva para el transporte de mercancías con una longitud de 4,16 metros. El precio de esta furgoneta de segunda mano puede situarse en torno a los 11.500 euros. Cuenta con una tecnología muy avanzada en cuanto a seguridad y prestaciones y está equipada con motores diésel 1.5 TDCi de 75 caballos y 1.6 TDCi de 95 caballos, además de una versión en gasolina con motor 1.0 EcoBoost de 100 caballos.

Renault Kangoo

Puedes encontrar este modelo compacto con cuatro potencias de motor diésel y sin versión gasolina. Los dCi de 75, 90, 110 y 115 caballos para poder adaptarse a las necesidades de todos los usuarios.

Cuentan con un avanzado sistema multimedia que consigue una buena conexión con tu teléfono para que no te preocupes de nada cuando vayas conduciendo y puedas atender tu negocio de la mejor manera posible. El precio de este modelo se suele encontrar en los 8.000 euros, aunque dependerá del motor con el que cuente y su potencia.

Volkswagen Caddy

Este modelo cuenta con una versión renovada en el año 2015 por lo que viene con prestaciones muy modernas y sistemas de seguridad muy avanzados. Su precio es bastante elevado debido a estas prestaciones. Podrás adquirir una de segunda mano a partir de los 11.000 euros. Se trata de una furgoneta compacta y sólida con 4,41 metros de longitud y una versión maxi que se amplía hasta los 4,87 metros. Está disponible en diésel, gasolina y GNC. Esta última versión con un motor TGI de 110 caballos. En sus versiones diésel encontrarás el TDI de 75, 102, 122 y 150 caballos, mientras que los gasolina cuentan con potencias de 84, 102 y 125 caballos.