2 Min de lectura | Buscando claramente meterse en el mercado de coches sencillos y de bajo consumo, Mercedes lanzó una versión diésel de 90 CV para las Clases A y B, con motor de Renault.

Mercedes aumentó la gama de sus modelos Mercedes Clase A y Clase B, con otras versiones de acceso. Presentaba así la versión 160 CDI con el motor Renault 1.5 dCi de 90 CV, que se conviertía en el primer nivel de potencia en diésel. Este motor se introdujo en los Mercedes como parte del acuerdo de cooperación entre Daimler y la Alianza Renault-Nissan y, como curiosidad, se fabricó en la planta de Renault en Valladolid.

El motor de los Mercedes Clase A y Clase B 160 CDI tenía una cilindrada de 1.461 cm3, ofrecía 90 CV de potencia máxima y desplegaba 220 Nm de par máximo. Además conseguía unos bajísimos consumos que en el Clase A se quedaban en 3,8 litros/100 km de consumo mixto homologado y en el Clase B se quedaban en 4,1 litros/100 km, en ambos casos con los neumáticos de serie.

En cuanto a prestaciones, el Mercedes A 160 CDI aceleraba de 0 a 100 km/h de 13,8 segundos, siendo de 14 segundos para el Mercedes B 160 CDI. La velocidad máxima era de 180 km/h para los dos modelos.

Mercedes Clase A

El Mercedes Clase A con el motor 160 CDI anuncia un consumo homologado de 3,8 litros/100 km.

Otra aspecto a destacar era el cambio de motor en el Mercedes B 180 CDI del 1,8 litros por el mismo motor diésel de Renault de 1,5 litros en versión de 109 CV, que ya usaba el Mercedes A 180 CDI. Además, tuvo una versión de gasolina de cuatro cilindros de 184 CV con tracción total que recibía el nombre de Mercedes B 220 4Matic.