Inicio/Coches/Noticias coches/2020 abre la tendencia de la microhibridación

2020 abre la tendencia de la microhibridación

4 minutos | La microhibridación se convierte en una de las novedades de muchos de los coches que estrenan versión o se actualizan en 2020. Los expertos en el sector del motor reconocen que este tipo de vehículos es la transición lógica hacia el coche eléctrico.

Las normas contra la contaminación relacionadas con la combustión de los vehículos explican que la microhibridación sea la gran apuesta para 2020 para muchos de los fabricantes de coches.

Este tipo de innovación permite a las marcas cumplir con las exigencias legales, cada día más estrictas en materia de expulsión de CO2 a la atmósfera, sin tener que renovar todo su catálogo de coches y versiones. Garantizan menos emisiones y ahorro de combustible, además, el conductor consigue la etiqueta eco.

¿Qué es la microhibridación?

Un coche con microhibridación ni es un vehículo eléctrico ni tampoco un híbrido. Solo cuenta con una asistencia eléctrica, pero su principal fuente de propulsión es un motor de combustión tradicional.

La microhibridación se ha desarrollado como una solución por muchas marcas de coche para conseguir reducir de forma más sencilla –sin tener que hacer un cambio completo o muy profundo en la mecánica de un vehículo- las emisiones de CO2 y cumplir con la normativa vigente en esta materia.

El conductor que elige un coche híbrido ligero nunca va a circular con solo propulsión eléctrica ni siquiera con una asistencia eléctrica continua o recurrente, simplemente este tipo de coches cuentan con un apoyo –un sistema eléctrico de 48 voltios- que ayuda en momentos puntuales o pueden encargarse de aportar energía a sistemas concretos como el de iluminación o el GPS.

¿Por qué es 2020 el año de la hibridación ligera?

La normativa de la UE sobre contaminación y vehículos da en 2020 un paso más, ya no solo afecta los coches de forma particular, sino que se va a imponer un máximo de emisiones para el conjunto de los vehículos que monta una marca completa.

Lo que significa que cada constructor no solo tiene que garantizar que cada modelo y versión de coche no llega a unos máximos de emisiones, sino que las emisiones medias de todos los vehículos de sus catálogos no excedan los 95 g/Km de CO2.

La homologación WLTP cumplió ya un año desde su entrada en vigor y en septiembre, la norma RDE -Real Driving Emissions- ya está vigente y se pasan a controlar también las emisiones NOX, muy nocivas para la salud y cancerígenas, según ha decretado la Organización Mundial de la Salud.

Frente a este escenario normativo, más restrictivo en 2020 sobre el control de CO2, los fabricantes buscan soluciones y entre ellas, se impone y triunfa la hibridación ligera que permite minimizar el porcentaje de contaminación sin tener que afrontar cambios profundos y muy costosos en la propulsión de los vehículos.

5 coches que estrenan microhibridación

https://bit.ly/2REfEna

Audi Q7

El SUV más señero de la marca alemana llega con cambio estético a 2020 y en la parte mecánica incorpora la hibridación suave a la propulsión. Todos los motores incorporan el motor eléctrico de 48, tanto los dos diéseles, como la versión gasolina que alcanza los 340 cv. Garantizan ahorro de emisiones y bajada en el consumo.

3 Modelos en Ford

La hibridación ligera también llega a Ford en dos de sus modelos más míticos y exitosos como son el Fiesta y el Focus. Las dos versiones microhíbridas pasan a llamarse Ford Fiesta EcoBoost Hybrid y Ford Focus EcoBoost Hybrid.

En los dos coches Ford, se sustituye el alternador convencional por un arrancador-generador por correa integrado (BISG) que recupera y almacena energía para cargar una pequeña batería de iones de litio de 40 voltios refrigerada por aire.

La energía se usa para ayudar en la aceleración y para alimentar los sistemas eléctricos. Al catálogo de furgonetas también llega la midhybrid, a la Ford Transit y Transit Custom.

Volkswagen Golf 8 1.0 y 1.5 TSI MHEV

Los sistemas microhíbridos de Volkswagen se comercializan bajo las siglas MHEV y constan de un motor de arranque-generador conectado por una correa al motor de gasolina y una batería adicional de 48V. El aporte eléctrico apoya al motor térmico en la aceleración, pero en el caso de frenadas y desaceleración transforma la energía cinética en eléctrica para alimentar la batería como hacen los híbridos.

Los coches con sistemas de hibridación ligera o suave no son eléctricos en ningún caso, pero si permiten al conductor ahorro de combustible y a los fabricantes cumplir con las exigencias de emisiones en CO2 sin tener que afrontar grandes y profundos cambios costosos en la fabricación de sus coches.

15 enero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.