< 1 Min La versión 2013 del Ford Mustang Shelby GT500 se convierte en el coche con motor V8 de producción más potente de la historia con 662 CV.

Ford ha dado una vuelta más de tuerca al potente Mustang Shelby GT500. El modelo de 2013, a la venta después del verano en Norteamérica, contó según Ford con el motor V8 de producción más potente del mundo. La versión del Mustang GT500 despliega nada menos que 662 CV de potencia máxima y 854 Nm de par máximo. Siendo justos, Koenigsegg produce un V8 con hasta 1.140 CV para su deportivo Agera R, aunque eso sí, en una serie muy limitada.

Para generar los 662 CV a 6.500 rpm el nuevo Mustang Shelby GT500 cuenta con un compresor volumétrico nuevo de más capacidad sobre su V8 de 5.8 litros, y con aspectos revisados en las culatas, sistemas de admisión y escape. Para poner esa potencia en el suelo cuenta con suspensión regulable Bilstein, frenos Brembo con pinzas de seis pistones y control de tracción y estabilidad y dirección de asistencia eléctrica.

Ford anunciaba así también una mejora sensible del consumo sobre el modelo anterior de 650 CV. El Mustang Shelby GT500  homologó en América el equivalente a 13,7 l/100 km.  Esto significa que evita el impuesto “gas guzzler” para vehículos de alto consumo. En el primer comunicado del modelo ya se comentaba la capacidad de este motor de lanzar el Mustang a más de 320 km/h.