Inicio/Coches/Nuevos modelos coches/Prueba del nuevo Renault Kangoo Maxi ZE 33

Prueba del nuevo Renault Kangoo Maxi ZE 33

8 minutos | Los vehículos comerciales ligeros eléctricos, como este Renault Kangoo Maxi ZE 33 que aquí probamos representan el futuro inmediato para las grandes ciudades que apuestan por la calidad del aire, siendo uno de los pocos que circulan por España.

El segmento CDV (Car Derived Vehicles o Derivados de Turismo) donde se ubica la Renault Kangoo, representó en 2017 el 57 por ciento del mercado de Vehículos Comerciales Ligeros en España con 114.119 matriculaciones. De esa cantidad solo 946 unidades fueron eléctricas (0,83%). Entre las mismas, los líderes destacados fueron la Nissan e-NV200 y la aquí probada Renault Kangoo ZE 33.

Un derivado de turismo eléctrico

Toma de carga y batería de tracción

Lo primero que uno busca en un vehículo eléctrico es la toma de carga. En el nuevo Renault Kangoo ZE está situada en la parte delantera del vehículo y es de muy fácil acceso. Hay que abrir la tapa de la carga situada en el logotipo frontal de la furgoneta y apartar la trampilla, lo que es sencillo y fácil.

Renault Kangoo Maxi ZE 33 enchufado en un puesto de carga

Fuente: Motor Mundial

Para cargar la batería de tracción, el vehículo dispone de dos cables. El tipo “A” es normal y permite conectarse a un enchufe convencional. Y el tipo “B” está preparado para toma especial de 14 A destinada a vehículos eléctricos. Para la carga completa son necesarias unas siete horas en una toma de corriente convencional de 220V, que normalmente se reducirán porque siempre suele quedar algo de carga en la batería.

La batería principal o de tracción se encuentra bajo el suelo en la parte posterior del vehículo, contribuyendo a generar un centro de gravedad más bajo. Y aunque la versión eléctrica ZE es unos 200 Kg más pesada que una Renault Kangoo con motor de combustión, la distribución de las baterías colabora para un mejor y correcto comportamiento de esta nueva Renault Kangoo ZE que hemos probado.

Cables para cargar el nuevo Renault Kangoo Maxi ZE 33

Fuente: Motor Mundial

Sus baterías están formadas por iones de litio de 33 kWh que se van recargando en fases de desaceleración, transformando la energía cinética en corriente eléctrica que a su vez recarga las pilas. La autonomía oficial en ciclo NEDC es de 270 km (200 km en verano), en lugar de los 170 km anteriores de la batería de 22 kWh.

El nivel de carga está perfectamente visible en la instrumentación, presidida por un velocímetro de tarado específico, flanqueado por un medidor de carga que nos muestra datos sobre el consumo de energía en un gran reloj y un potenciómetro que nos indica por colores la eficiencia de nuestro modo de conducción. A través de un ordenador de viaje se muestra la autonomía restante.

Consola del Renault Kangoo Maxi ZE 33

Fuente: Motor Mundial

El resultado de las pruebas de consumo nos ha llevado a obtener una autonomía real de algo más de 200 km, con mucho recorrido por carretera y poco por ciudad, en esta última con poco tráfico, por lo que, invirtiendo los recorridos, la autonomía se vería beneficiada por el simple hecho de una mayor recuperación en la frenada con el motor. Siendo así, en la mayoría de las veces es suficiente para rodar principalmente por vías urbanas e interurbanas.

Interior sencillo y funcional

Si hubiera que definir el interior del habitáculo del Kangoo ZE, los términos sencillez y funcionalidad serían los acertados. No obstante, es idéntico al de cualquier otra furgoneta Kangoo pensada para trabajar, con la excepción antes reseñada de la instrumentación.

Salpicadero del Renault Kangoo Maxi ZE 33

Fuente: Motor Mundial

A la vista destacan los muchos plásticos duros, correctamente rematados y la falta de revestimiento en las columnas traseras y el techo, que nos indican su procedencia y destino como vehículo comercial. No obstante, si nos fijamos en la palanca del cambio se ve muy grande, al ser derivada de versiones automáticas.

De acuerdo con la opinión de Motor Mundial tras realizar la prueba, la posición de conducción en el Kangoo ZE es correcta, permitiendo una excelente visibilidad en cualquier dirección. El asiento del conductor solo es regulable en profundidad y el respaldo es reclinable. La sujeción lateral es sensiblemente mejorable, porque en curvas de radio amplio y en rotondas te tienes que sujetar con fuerza con los pies (y el volante) para mantenerte recto.

El confort interior lo aumenta un considerable aislamiento acústico, que contribuye a que se sientan escasamente los ruidos aerodinámicos y los del rodamiento. Pero al conducir parte de la prueba con lluvia, se siente el ruido del agua en los bajos del coche, lo que no sucede en un vehículo con motor de combustión. Y por el contrario, en el eléctrico la falta de vibraciones se traduce en una suavidad de marcha única.

La banqueta trasera es de configuración 2/3-1/3, siendo abatible por partes y con los cinco asientos ocupados, aún queda un volumen de maletero considerable de 650 litros.

Maletero del Renault Kangoo Maxi ZE 33

Fuente: Motor Mundial

La climatización, como todos los aparatos eléctricos, utiliza resistencias eléctricas, que son unas grandes consumidoras de energía. Aunque ese consumo ya lo han solventado en el nuevo Renault Kangoo ZE utilizando una innovadora bomba de calor, lo cierto es que sufrir los efectos del frío y la lluvia representa no penalizar los consumos.

Buen rendimiento del motor en ciudad

El motor eléctrico entrega 60 CV y un par máximo de 225 Nm, lo que además de ser este último un buen valor para una furgoneta, en un motor eléctrico adquiere otra relevancia más al estar disponible en una fracción de segundo, permitiendo aceleraciones y recuperaciones limpias desde un régimen bajo de vueltas, siempre que no vayamos en modo ECO.

Para evitar problemas con los peatones, cuando la velocidad es inferior a 50 Km/h se activa un sonido que les avisa de la presencia del coche. La aceleración inicial es fluida, sin tirones, y la suavidad de marcha y la ausencia de vibraciones lo hacen muy cómodo para los profesionales que pasan muchas horas callejeando por la ciudad.

Pero esa fuerza decae a medida que ganamos velocidad. Por eso, para ir de 0 a 50 km/h, solo precisa 5,2 segundos. Pero para alcanzar el 0-100 km/h necesitamos 21,5 segundos. No hay que olvidar que en este modelo, por su planteamiento comercial y urbano, las prestaciones no son la mayor prioridad y lo que más se disfruta es el confort de su silencio y la suavidad de marcha.

Cuenta Kilómetros del Renault Kangoo Maxi ZE 33

Fuente: Motor Mundial

El cambio es automático y la posición de la palanca se visualiza en el cuadro de instrumentos, siendo la conducción muy diferente por ciudad que por carretera. Por la ciudad es un vehículo muy manejable. Sale correctamente de los semáforos y mueve el peso con relativa soltura.

Con un botón ECO situado debajo del freno de mano, se puede reducir la potencia, lo que en ciudad no se echa mucho de menos, por lo que llevándolo activado se puede llegar a ahorrar hasta un 10 por ciento de batería respecto al uso normal según el fabricante. Y así lo comprobó Motor Mundial llevándolo activado durante toda la prueba de consumo por los mercados municipales.

El sistema de recuperación de energía en las desaceleraciones es muy efectivo y, con cierta experiencia, es fácil parar en los semáforos sin ni siquiera tener que pisar el freno, con lo que se amplía la autonomía de uso. El aparcamiento fue sencillo gracias a la buena visibilidad general y a los sensores de parking traseros que equipa de serie, que avisan a través de un bip sonoro.

En carretera la cosa cambia sensiblemente

Los escasos 60 CV de potencia del motor funcionan correctamente hasta los 90 km/h, pero no responden tan bien cuando se sobrepasa esta velocidad o cuando te enfrentas a una leve pendiente en subida, donde le cuesta bastante ganar velocidad, entrando por supuesto en la zona roja de consumo instantáneo.

    Por autovía se siente esa reacción lenta en la recuperación. En llano avanza, algo remolón pero progresivo, pero fue muy complicado alcanzar los 120 km/h, invirtiendo para ello una buena cantidad de tiempo y sacrificando parte de la autonomía. Eso sí, el vehículo es muy estable, ya que la posición de las baterías de litio contribuye a generar un centro de gravedad más bajo.

    Por otra parte, el efecto “reserva”, si se espera a recargarlo cuando se enciende la pila de reserva, solo le quedan 26 Km de autonomía, por lo que conviene estar cerca de un puesto de recarga. A esto se añade un pitido cuando a la batería le quedan 11 km de autonomía, acompañado de una reducción de todas las funciones del vehículo para minimizar el consumo.

    Fuente: Motor Mundial

    Y para finalizar, hay que decir que hay dos modalidades para la compra de un Renault Kangoo ZE, alquilando (Flexi) o comprando la batería. El precio en Península y Baleares del nuevo Renault Kangoo Maxi ZE 33 alquilando la batería es de 28.120 €, IVA incluido. Comprando la batería su precio asciende a 35.625 €, IVA incluido.

    Como resumen de esta prueba, Motor Mundial destaca:

    A favor:

    Silencio y suavidad de marcha; rendimiento del motor en ciudad; la conducción en modo ECO y los cero emisiones de CO2.

    En contra:

    Su autonomía limitada; la falta de prestaciones a partir de 90 Km/h y el tiempo de recarga.

    19 marzo, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.