4 Min de lectura | Entre los múltiples tipos de cajas de cambio automáticas está la variante denominada CVT de variable continua, que es un sistema que se inventó en los años 50 y que ha sufrido todo tipo de adaptaciones para poder ajustarse a los actuales tiempos de movilidad y a las necesidades de conducción del momento.

Fue el fabricante DAF en 1958 el que creó la que se denominó transmisión “Variomatic”, se trataba de una caja de cambios automática de variador continuo y fue el inicio, tras muchas adaptaciones tecnológicas, de la que hoy ha llegado a denominarse e-CVT.

La caja de cambios CVT (siglas de “Continuosly Variable Transmission”) es una transmisión automática que no utiliza ningún tipo de engranaje para su funcionamiento, sino que lo hace a través de poleas unidas entre ellas mediante una cadena o una correa, por lo que no conlleva un número limitado de relaciones (velocidades) a engranar, y es capaz de mantener el par motor y la potencia siempre en su rango óptimo.

La original transmisión “Variomatic” que se montó en primer lugar sobre el DAF 600, funcionaba con dos poleas cónicas unidas mediante una cadena, de manera que, al aumentar la velocidad del coche, la polea que se mueve por el motor crecía de tamaño y la conectada a la rueda más pequeña, propiciando así el aumento de potencia necesario en mayores solicitudes de prestación.

Palanca de cambios de Transmisión CVT

Fuente: revista Motor Mundial

Este diseño inicial no requería para su funcionamiento ningún tipo de mecanismo eléctrico o electrónico, lo que fue un gran salto de simplicidad y aportaba una interesante fiabilidad mecánica, dado que el simplísimo diseño de las poleas que hemos comentado permitía que el sistema se ajustara de forma automática a cada necesidad de potencia y a la velocidad estimada por el conductor en cada momento.

Por todo ello, este diseño inicial perduró durante décadas hasta los años 90 en los que la evolución de las trasmisiones explotó fuertemente en el mercado generando muchos y eficientes sistemas de gestión, evolucionando posteriormente hacia los modelos híbridos japoneses que empezaban a llegar con fuerza al mercado.

¿Como funciona la transmisión CVT?

Poco a poco los sistemas de transmisión CVT han ido ganado complejidad y crecido en sofisticación, partiendo de un sistema convencional con poleas de diámetro variable, como hemos comentado, permitiendo infinitas relaciones de cambio.

Dicho diámetro se controla con un circuito hidráulico, y la potencia se trasmite al motor de forma convencional mediante un embrague o un convertidor de par.

La marcha atrás, por su parte, se engrana mediante un inversor, lo que hace que algunos sistemas puedan incluir un cambio manual secuencial que gestiona un número limitado y prefijado de relaciones según las posiciones fijas de las poleas de diámetro variable.

La nueva y actual transmisión e-CVT

Transmisión e-CVT de Toyota

Fuente: revista Motor Mundial

El cambio CVT evoluciona de manera rápida hacia la movilidad eléctrica del sector, siendo una primera muestra el cambio denominado e-CVT protagonizado por Toyota y que consta de un par de pequeños motores eléctricos que se conectan a una caja que incluye “engranajes planetarios”.

La diferencia más importante respecto al sistema CVT mecánico es que se sustituye el cometido de la cadena o correa por la operatividad de dichos motores eléctricos, que a su vez actúan también como generadores. Las poleas se han cambiado por el “sistema planetario” que a su vez expande múltiples combinaciones de cambio y relación.

Por supuesto, el sistema e-CVT incorpora una centralita de control cuya misión es sincronizar y adaptar toda la operatividad de respuesta motor y de la transmisión a las necesidades y requerimientos del vehículo.

 

Palanca de cambios

Fuente: revista Motor Mundial

Las ventajas del cambio e-CVT

Los beneficios que aporta la última generación de la transmisión CVT en su variante eléctrica e-CVT, respecto a una transmisión automática convencional, son los siguientes:

  • Aceleración continua y sin tirones.
  • Mayor comodidad.
  • Menor consumo.
  • Menos componentes.
  • Par motor y potencia siempre en rango óptimo.
  • Reducción de las emisiones.

Sin embrago, la nueva transmisión eléctrica e-CVT presenta también algunas limitaciones:

  • A veces el ruedo es superior por el hecho de buscar siempre el rango más óptimo de revoluciones y par motor.
  • La caja de cambios debe estar muy bien configurada en su concepción y ajuste, para poder aprovechar el par motor y la potencia.
  • A veces las cajas CVT son algo perezosas ante subidas enérgicas y aceleraciones repentinas. Se toman su tiempo.

Para estar bien preparado en caso de que suceda cualquier imprevisto, debes tener en cuenta que el Seguro de Coche MAPFRE cubre al vehículo y a sus ocupantes en caso de accidente, avería o robo desde el kilómetro 0.

Motor Mundial
Periodista Especializado en Automoción en Motor Mundial

El equipo de redacción de Motor Mundial se suma al canal como experto en el sector de la automoción. Gracias a su larga trayectoria y años de experiencia, sus contenidos sobre modelos de coche y moto, además de las pruebas en carretera y todas las novedades en el mundo del motor superan las expectativas en cuanto a veracidad y profundidad del lector más exigente.