Cómo pulir los faros del coche

Publicado por Gerardo Jiménez, 03 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo pulir los faros del coche

Con el paso del tiempo los faros pierden su transparencia inicial y comienzan a oscurecerse por la acción del sol y los elementos. Te informamos de cómo puedes devolver la transparencia.

LO QUE DEBES SABER...
  • Faros deteriorados: La acción del sol estropea el plástico transparente con el tiempo.
  • Pulir los faros: Se puede devolver la transparencia puliendo los faros.
  • Pasta especial: Hay kits de limpieza de faros con pasta de pulir especial.
  • Cuidado: Protege la pintura alrededor del faro para no dañarla.

La acción del sol, unido también a la lluvia, la suciedad y otros agentes son los causantes de que el acristalamiento de los faros pierda la transparencia y quede turbio o amarillento. Esta situación produce una reducción de la potencia del haz de luz de los faros, reduciendo con ello la seguridad en la conducción nocturna. También ofrece una imagen de coche viejo y mal cuidado.

 

Desde hace ya unas décadas, el acristalamiento del faro no es de vidrio en sí por motivos de seguridad. Los coches modernos usan en realidad un material plástico, que en caso de accidente es más seguro, es más ligero y protege mejor al faro del viento y de los impactos de los insectos o chinas, pero es menos resistente que el cristal frente a la acción del sol. Si tienes un coche en el que los faros han perdido su transparencia inicial y están amarillentos, puedes devolverle el aspecto inicial puliéndolos. En pocos minutos parecerá que el coche es nuevo.

 

 

Hay kits de para pulir faros de muchas clases, algunos muy completos que pueden superar los 30 euros.

 

Para pulir los faros necesitarás una máquina pulidora o una taladradora con discos de pulir y una pasta especial para pulimentar. También se puede pulir a mano, pero se tardará más. En tiendas especializadas de accesorios podrás encontrar kits de limpieza de faros con la pasta y las lijas para pulir, con precios entre los 20 y 30 euros.

 

Los resultados suelen ser muy buenos y sin necesidad de cambiar los faros por unos nuevos.

 

El método es sencillo: aplicar un poco de pasta y pulir la superficie del faro. En cuanto a la cantidad de pasta y la cantidad de pulido, dependerá de lo deteriorado que esté el faro y de la maña que se tenga a la hora de pulir. Lo mejor es empezar poco a poco desde una esquina e ir viendo el resultado.

 

Como advertencia, hay que proteger la pintura alrededor del faro, ya que la pasta de pulir puede dañarla, así como la acción de una máquina de pulir.

 

Una forma más sencilla, pero más cara, es llevar el coche a un taller especializado en pulir faros y carrocerías. Los hay y es fácil encontrarlos a través de Internet.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios