4 Min de lectura | Los estafadores buscan aumentar el valor de los vehículos usando multitud de trucos. Te contamos qué puede acarrearles bajar los kilómetros de un coche, cómo puedes identificarlo y qué acciones puedes emprender.

Si vas a comprar un coche o a venderlo, sabrás que cuanto menos kilómetros tenga este mayor será su valor, por lo tanto, hacer que el kilometraje sea más bajo puede resultar muy tentador. Existen métodos para llevar a cabo esta acción que hará que el vendedor obtenga un precio de tasación mucho mayor, pero si tras la venta se comprueba que el cuentakilómetros ha sido trucado, este se puede enfrentar a penas bastante cuantiosas.

El mercado de segunda mano de coches tiene unas reglas establecidas para garantizar la protección del consumidor, de manera que el vendedor deberá aportarle toda aquella información necesaria para realizar la misma. Dentro de esta información sobre el vehículo se deben incluir el kilometraje y la primera matriculación del automóvil.

Cómo saber si has sido estafado

Si vas a comprar un coche de segunda mano y quieres evitar problemas, lo mejor es que compruebes una serie de características y la documentación del mismo para no ser estafado. Realizar estas acciones es sencillos. Deberás fijarte en una serie de puntos para saber si los kilómetros del coche están trucados.
Pareja revisando un coche blanco

Comprobar libro de mantenimiento

Si el coche es muy nuevo y aún no ha pasado la primera ITV, puedes recurrir a una serie de trucos. El libro de mantenimiento es el que registra todas las revisiones del vehículo realizadas por la marca. En él figuran los kilómetros con los que se ha realizado cada una y se encuentra sellado por la marca. Si el vendedor no te lo proporciona, podrá hacerlo el concesionario con el número de bastidor. En este caso, deberás acudir siempre con el propietario para poder obtener estos datos.

Elementos desgastados

Una buena comprobación es fijarse en los elementos desgastados del vehículo como pueden ser las ruedas o los componentes interiores del mismo. Comprobarlo nos puede hacer llegar a la conclusión de que el uso que se le ha dado al coche es mucho mayor del que se indica en su cuentakilómetros.

Comprobar la documentación

La tarjeta de la ITV refleja todas las revisiones del vehículo y los kilómetros en los que se ha realizado cada una de ellas. Comprueba que los kilómetros que constan en la última son inferiores a los que se muestran en el cuentakilómetros. Aunque en este punto, es posible que intenten engañarte proporcionándote una tarjeta expedida recientemente debido al extravío de la anterior.

Solicitar un informe a la DGT

El método más sencillo y fiable para conocer los kilómetros que tiene un vehículo y si estas siendo víctima de una estafa es acudir a la Dirección General de Tráfico para solicitar un informe sobre el coche. Este es un documento oficial que te proporcionará todos los datos registrados del coche, es decir, si tiene cargas legales o cuál es su primera fecha de matriculación.

Si alguno de estos elementos no te cuadra, es posible que estés siendo víctima de una estafa. Ante ello, la mejor opción es no realizar la operación y seguir buscando otro vehículo que encaje con tus preferencias y necesidades.

¿Qué puede hacer el comprador si descubre que el cuentakilómetros está modificado?

Si el comprador comprueba que el vehículo tiene más kilómetros que los que le han indicado podrá interponer, en el plazo de tres años, una denuncia cuyo destinatario será la persona que le haya vendido el automóvil o acogerse a una serie de mecanismos.

  • Denunciar al vendedor por estafa: si el cliente considera que el vendedor era consciente del delito y lo ha realizado para enriquecerse debe recurrir a la denuncia. En este caso, solo se podrá denunciar si la cantidad defraudada es superior a los 400 euros.
  • Denunciar ante la Oficina de Consumo: esta emitirá un expediente sancionador ya que el vendedor está incumpliendo la normativa de protección al consumidor. Llegados a este punto, se puede solicitar la rescisión del contrato y una indemnización. Si el cliente se decanta por esta vía no podrá establecer una denuncia penal por estafa.
  • Rescindir el contrato: puede solicitar la anulación del contrato de compraventa y pedir la devolución del dinero o una rebaja del precio del mismo. Por otro lado, podrá además solicitar una indemnización por daños y perjuicios.

Las penas para los estafadores

La indemnización por daños y perjuicios, si es que el cliente tiene la razón, será establecida por el órgano pertinente. En el caso del delito de estafa, al estar tipificado en el Código Penal, tendrá una serie de sanciones establecidas.

Cuando se ha recurrido a la vía judicial y se ha estimado que el vendedor ha realizado conscientemente la bajada del número de kilómetros de vehículo con el objetivo de enriquecerse, se considera estafa. Como ya hemos señalado esta debe ser superior a los 400 euros.

Si se cumplen estos requisitos, la persona que ha intentado lucrarse con la operación de compraventa podrá ser sentenciada a una pena de cárcel de entre seis meses y tres años. En el caso de que esta sea inferior a un año, se puede conmutar por una multa. La multa siempre será fijada por un juez ya que deberá evaluar la situación económica del acusado. Además de las sanciones establecidas, el comprador podrá solicitar el pago de una indemnización por daños y perjuicios que también será fijada por el juez.