Cambia el etiquetado de la gasolina, ¿sabes cómo?

Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/Cambia el etiquetado de la gasolina, ¿sabes cómo?

Cambia el etiquetado de la gasolina, ¿sabes cómo?

Con la entrada en vigor en todo el ámbito de la Unión Europea de la nueva normativa sobre el etiquetado de la gasolina y del diésel se produce un cambio sustancial de las opciones que conocíamos. Esta modificación tiene como objeto el mejorar la información y resolver las dudas frecuentes a los consumidores dada la gran variedad de combustibles existentes.

En realidad, esta iniciativa se esperaba sobre todo en relación con las denominaciones para nuevos combustibles (gas, gas natural, hidrógeno, etc) pero se ha extendido para unificar en todos los países miembros la misma identificación de combustibles en los surtidores.

Nueva normativa para la Unión Europea (UE)

A primeros de julio se celebró una jornada técnica de presentación del nuevo etiquetado en el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, denominado oficialmente estándar UNE-EN-16942 y publicado por la Asociación Española de Normalización (UNE), en la que se mostraron las nuevas etiquetas y dónde deben estar fijadas (en los surtidores de las estaciones de servicio y también en los vehículos de nueva producción).

La UNE-EN 16942 es un estándar de origen europeo, adaptado al catálogo español de normas, que da cumplimiento a la nueva legislación europea (Directiva 2014/94/UE). Esta norma detalla las 13 etiquetas distintas para cada tipo de carburante: desde los derivados del petróleo, hasta los biocombustibles, pasando por el gas natural, los gases licuados del petróleo (GLP), el hidrógeno y sus mezclas, entre otros.

Gráfica etiquetas combustible

Dónde se ponen las etiquetas

  • En la proximidad del tapón de llenado o de la tapa del depósito de los vehículos nuevos.
  • En los manuales de usuario de los vehículos nuevos, pudiendo aparecer también en los manuales electrónicos disponibles a través del centro multimedia del vehículo.
  • En los aparatos surtidores y en sus boquereles de todas las estaciones de servicio de acceso público.
  • En los concesionarios de vehículos.

Cuando vayas a una estación de servicio y abras el tapón de llenado de combustible de tu vehículo, un identificador de combustible común será visible tanto en el vehículo nuevo como en el aparato surtidor y en el boquerel (pistola de llenado del surtidor), brindando una guía sobre el combustible que es compatible con tu vehículo. Las etiquetas para vehículos solo se incorporarán a los coches nuevos que salgan de fábrica, nunca a los ya matriculados y que están circulando actualmente por nuestras carreteras.

Es importante aclarar que las denominaciones que actualmente utilizan los distribuidores de combustibles en sus estaciones de servicio no van a ser modificadas, sino complementadas con las nuevas etiquetas. Es decir que, cuando acudimos a una gasolinera a repostar con nuestro vehículo, vamos a seguir viendo las antiguas nomenclaturas (gasolina 95, gasolina 98 y diésel) en los surtidores, llevando debajo los correspondientes círculos (para gasolinas), cuadrados (para gasóleos) o rombos (para gas).

Etiquetados de la  de la gasolina

Las E5, E10 o E85 son las que identifican a la gasolina. La etiqueta en este caso es circular y con una ‘E’, que indica los biocomponentes específicos presentes en la gasolina . Es decir, la etiqueta E5 hace referencia a los vehículos que aceptan gasolina de 95 octanos con mezcla de 5% de etanol y 95% de gasolina. La etiqueta E10 está destinada a vehículos que aceptan 10% de etanol y 90% de gasolina, mientras que la E85 acepta el 85% de etanol y el 15% de gasolina.

No hay todavía gasolinas E85 en nuestro país (ni en otros muchos), y no se ha precisado que los coches que por su compresión y rendimiento usan la actual gasolina de 98 octanos, funcionarán mejor con la E5 que con la E10.

Las diferentes etiquetas de los combustibles

Etiquetado del diésel

     

    Las etiquetas cuadradas (más bien cuadrangulares, por sus esquinas redondeadas) B7, B10 o XTL son las que identifican el surtidor del gasóleo. La ‘B’ designa el porcentaje añadido de biodiesel presente en el gasóleo, por ejemplo, si pone B7 va destinado a los vehículos diésel que aceptan un gasóleo mezclado con un 7% de biodiésel, mientras que en el caso de la etiqueta B10, el 10% de la mezcla es biodiésel. Y la etiqueta XTL hace referencia al diésel sintético (también inexistente por ahora en nuestro país).

    De nuevo la paradoja de que cuando la mayoría de los gasóleos comercializados en España son de origen mineral fósil, se marquen estos gasóleos “biodieselizados” de mínima distribución (sólo ahora empieza a repartirse un poco el B7, o sea el gasóleo con un 7% de gasóleo de origen vegetal (normalmente a partir de semillas de girasol o maíz). Y ojo, que en muchos diésel antiguos, el B10 ya deja muchos residuos de combustión en las partes móviles del motor…

    Etiquetado para los gases

    Finalmente, los gases se identifican con la figura del rombo y con las siglas de su denominación en inglés, salvo con el hidrógeno, que mantiene su representación universal de H2 (por sus dos moléculas). Así, el gas licuado de petróleo (esencialmente butano y propano) lleva el rombo LPG (en vez de GLP), el en el caso del gas natural comprimido el rombo con CNG, y el del gas natural licuado, las letras LNG.

    31 diciembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.