3 Min de lectura | El cárter es una pieza esencial en los motores de gasolina. Gracias a este elemento se consigue que la lubricación del vehículo sea adecuada y se mantenga en buenas condiciones durante más tiempo.

El cárter se encuentra situado en el motor de algunos vehículos y es una pieza esencial para mantener la lubricación de este. Cuenta con varias partes que son esenciales a la hora de conseguir que el vehículo funcione correctamente. No es solo un elemento de protección, sino que también ayuda a aportar una mayor rigidez al bloque del motor.

¿Qué es el cárter y qué funciones tiene?

El cárter es una pieza metálica con forma de caja o bañera y está fabricada por aleaciones ligeras de aluminio o de chapa de acero. Se sitúa bajo el motor de cuatro tiempos en los vehículos de gasolina, debajo de las bielas y el cigüeñal.

Esta pieza metálica sirve para cerrar el bloque en la parte inferior y alojar en su interior, de manera estanca, el aceite que sirve como lubricante. Esto permite que el líquido se mantenga siempre constante y lubrique todas las piezas, siendo un elemento refrigerador del aceite en cada recorrido.

Capó de un coche abierto mostrando un motor

https://cutt.ly/QWzfQ8i

 

El lubricante se sitúa en el cárter y este es succionado por la bomba de aceite hacia las partes móviles del motor (en su interior) que friccionan entre sí cuando este está en funcionamiento. El cárter también recoge el aceite que escurre del motor, de esta forma el circuito no pierde lubricación y la bomba puede volver a absorberlo para comenzar el ciclo de nuevo.

Qué partes tiene un cárter

Un cárter cuenta con una serie de partes que le ayudan a realizar su función dentro del motor y que permiten que este se encuentre en las mejores condiciones. Para garantizar que los niveles de lubricante son los adecuados, es conveniente revisar el cárter del coche y realizar un buen mantenimiento del automóvil. Si tienes dudas, recuerda que tu seguro de coche MAPFRE te ofrece además de una amplia variedad de talleres concertados, las mejores coberturas que se adaptan a ti y a tu vehículo.

Cubre cárter

Se coloca sobre el cárter con el objetivo de protegerlo de los golpes que pueden causar los elementos externos cuando circulamos por la carretera. Esta pieza de gran tamaño puede estar fabricada tanto en plástico, como en fibra o metal y se sitúa en la parte inferior de este cerrando la parte baja del coche en su delantera.

Cárter superior

También se le conoce como cárter del cigüeñal. Se trata de una pieza rígida que va atornillada al motor. Su función es la de absorber las vibraciones y las fuerzas producidas por el movimiento originado en el motor del vehículo.

Cárter inferior

También se le denomina cárter de aceite, tiene forma de bañera y se une con tornillos y una junta de sellado al cárter superior. En esta pieza se almacena el lubricante y dispone de un tapón situado en la base para facilitar la evacuación del aceite.

Juntas de sellado y tornillos

El cárter con forma de bañera se fija en el interior del bloque del motor a través de tornillos. Estos deben encontrarse bien apretados en todo momento y manteniendo el par indicado por el fabricante, de esta forma se evitarán holguras que provoquen fugas o que la fuerza sea más elevada de la recomendable.

Las juntas del cárter sirven para garantizar la estanqueidad de la pieza en su unión con el motor. Están fabricadas con productos sintéticos o corchos, aunque algunos vehículos realizan esta función mediante juntas denominadas líquidas o masillas.