2 Min de lectura | Todos los coches están obligados a realizar la Inspección Técnica de Vehículos de forma periódica. Este trámite implica cumplir con una serie de requisitos, entre los que se encuentran necesariamente la presentación de cierta documentación para pasar la ITV, que detallamos a continuación.

Todos los propietarios de vehículos en España están obligados a realizar una revisión oficial cada cierto tiempo en función de la antigüedad. Para obtener un resultado favorable no solo es preciso que el coche se encuentre en buen estado, sino que también se debe presentar de forma obligatoria cierta documentación para pasar la ITV.

Estos papeles se utilizan para comprobar la propiedad del vehículo y la matriculación del mismo. Además, también sirven para verificar que todos los documentos relativos al coche cumplen con la legalidad vigente.

Ficha técnica o tarjeta de ITV

Este documento imprescindible para pasar la inspección es expedido por las estaciones de ITV y recoge el número de identificación del vehículo que está formado por 32 dígitos. Asimismo, se especifican todos los datos del coche, como marca y modelo, número de bastidor, potencia, cilindrada, número de plazas, matrícula, peso, etc.

Es necesario presentar la ficha técnica en formato original, ya que en la misma se sellan todas las inspecciones técnicas que pasa el coche. De esta forma se acredita que el vehículo está homologado para circular por las carreteras españolas.

Permiso de circulación del coche

Según la Dirección General de Tráfico, el permiso de circulación y la tarjeta de ITV constituyen la documentación necesaria de cualquier vehículo para poder moverse por las vías públicas. Este permiso es un libro de 4 páginas que especifica quién es el titular del coche y cuáles son las características del mismo.

Al igual que en el caso anterior, es necesario presentar este documento en original. No obstante, en algunos supuestos, se acepta la acreditación de una fotocopia compulsada.

DNI del conductor

Dentro de la documentación para pasar la ITV, debe tenerse en cuenta que en algunas provincias es obligatorio presentar el DNI del conductor. Asimismo, si esta persona es diferente del titular del coche, también es recomendable llevar una fotocopia del documento de identificación del mismo.

Seguro obligatorio del coche

En la actualidad, no es necesario presentar la póliza en el momento de acudir a una estación de ITV. El personal que realice la inspección puede comprobar de forma telemática si el seguro obligatorio del coche se encuentra vigente a través del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA).

Aunque se trata de una base de datos de carácter público gestionada por el Consorcio de Compensación de Seguros, para evitar problemas, es aconsejable disponer del recibo del seguro. De este modo, si hay algún problema en la verificación, se puede justificar que se está al corriente en el pago de la prima.

Después de comprobar toda la documentación, en la Inspección Técnica de Vehículos se realiza un examen completo de los elementos más importantes del coche. Entre ellos, se encuentran la carrocería, el chasis, el acondicionamiento interior, las luces, las emisiones contaminantes, los frenos, la dirección, los neumáticos, el motor, la transmisión, etc.