5 Min de lectura | ¿Sabes cómo limpiar los inyectores de gasolina de tu coche para que tu motor no sufra? Te contamos los mejores métodos para hacerlo y mejorar así el funcionamiento del vehículo.

Los motores de gasolina cuentan con unas piezas denominadas inyectores que son esenciales para el funcionamiento del vehículo. Estos se encargan de suministrar el combustible a los cilindros según las necesidades del motor y en las cantidades adecuadas. Mantenerlos en buen estado es primordial, por ello te contamos cómo limpiar los inyectores de gasolina.

Qué son los inyectores de gasolina

Los inyectores de gasolina son unas piezas cuya función principal es hacer llegar la cantidad de combustible necesaria en cada momento a los cilindros del motor según sus exigencias. Se encuentran en constante funcionamiento y sometidos a presiones muy elevadas. Los inyectores son capaces de repartir el combustible a través de pulverizaciones, de manera homogénea y sin provocar goteo. Estos elementos están en contacto directo con el carburante por lo que debes tener especial cuidados y mantenerlos limpios de impurezas que puedan traspasar los filtros y llegar al motor provocando obstrucciones.

Cómo limpiar los inyectores de gasolina

Debido a que los inyectores están en continuo contacto con el combustible, es necesario realizar una limpieza adecuada de los mismos de manera periódica. Lo recomendable es que la realices cada 50.000 o 60.000 kilómetros, o que los revises cada uno o dos años si no has alcanzado el kilometraje especificado. A continuación te contamos distintas formas para poder limpiar los inyectores de gasolina y mantenerlos en óptimas condiciones. Debes tener en cuenta, que algunos de estos métodos necesitan de la intervención de un profesional, por lo que al precio de la limpieza hay que sumarle la mano de obra, lo que puede situar la acción en un precio superior a los 100 euros.

Limpieza por barrido

Mecánico realizando una limpieza de inyectores de gasolina por barrido

Es un método muy eficaz para limpiar los inyectores, las válvulas, el sensor de oxígeno, la válvula EGR, la cámara de combustión y todo el sistema de alimentación del coche. Consiste en conectar un sistema formado por tubos al motor de coche. Este hace que entre líquido limpiador en su interior a la vez que está en funcionamiento hasta que el fluido se agota.

Uso de aditivos

Es posible realizar la limpieza de los inyectores utilizando aditivos específicos para ello. Estos se añaden directamente al depósito de combustible para mezclarse con el carburante. Los compuestos con los que cuentan son capaces de acabar con las impurezas presentes en el tanque y desplazarse por el circuito de alimentación para mantenerlo limpio.  Es un método sencillo y económico (su precio se sitúa entre los 5 y 20 euros), pero puede ser poco efectivo para la limpieza directa de los inyectores, sobre todo si estos están muy sucios.

Limpieza por ultrasonidos

Es el método más eficaz para limpiar los inyectores y acabar con la suciedad acumulada. A pesar de ello, debes tener cuidado al emplearlo ya que puede llevar bastante tiempo. Para limpiar con este método, debes desmontar los inyectores y trabajar con ellos para conocer toda la información posible sobre los mismos. Es decir, es necesario analizar las piezas una por una para conocer cuál es su caudal, su patrón de pulverización, su estanqueidad y su resistencia.

Una vez identificado el problema en cada una de las piezas se utiliza una máquina de ultrasonidos que disuelve la suciedad acumulada en los inyectores para dejarlos como nuevos. Este procedimiento debe realizarse con máquinas específicas y tiene un tiempo de mano de obra bastante elevado, por lo que puede ser bastante caro.

¿Cómo saber si los inyectores están sucios?

La mejor opción es que realices un correcto mantenimiento, pero en ocasiones, a pesar de haber aportado todos los cuidados a tu coche, puede que los inyectores se encuentren sucios o averiados. Debes prestar atención a los siguientes síntomas para resolverlos antes de que puedan causar daños más graves en el motor.

  • Consumo elevado: el consumo de combustible se dispara cuando se circula al no producirse una distribución del carburante de una forma eficaz.
  • Dificultad para arrancar: cuando los inyectores están sucios es posible que al coche le cueste arrancar o no pueda hacerlo.
  • Fallo en el motor: la luz de gestión de botón se enciende en el cuadro de mandos indicando que uno o varios inyectores no funcionan.
  • Humo azul: debido a la suciedad, un inyector puede aplicar una cantidad de combustible mayor de la necesaria. El exceso no puede quemarse por lo que el coche emite un humo de color azulado.
  • Olor a gasolina: si dentro del habitáculo huele a combustible, puede deberse a que este no está siendo quemado de manera adecuada.
  • Pérdida de potencia: es una de las causas más evidentes de que los inyectores no funcionan como deberían.
  • Ruido: cuando los inyectores están en mal estado el motor hace un ruido parecido al que se produce al pisar un charco.
  • Tirones al circular: estos indican que los inyectores no están pulverizando el combustible como deberían y pueden provocar incluso que el coche se detenga.

Cómo cuidar los inyectores

Para evitar averías en el sistema de inyección y provocar daños más graves en el motor, es necesario realizar un correcto mantenimiento del vehículo. Lo más recomendable es que acudas a tu taller para revisar el coche de manera periódica.

No obstante y para evitar llegar a tener verdaderos problemas, puedes seguir una serie de recomendaciones muy útiles para mantener en perfecto estado tus inyectores durante más tiempo.

  • Cambia el filtro de combustible: debes hacerlo en el tiempo estipulado por el fabricante para evitar que las partículas de suciedad pasen al motor.
  • No circules en reserva: cuando el nivel de combustible es muy bajo es más probable que las impurezas acumuladas en el depósito circulen por el sistema de alimentación provocando atascos en los inyectores y en los conductos.
  • Usa combustible de calidad: este está libre de impurezas para garantizar la salud de tu motor.

Si has detectado algún problema en los inyectores y crees que estos pueden estar fallando, es mejor que acudas cuanto antes al taller más cercano para solucionarlo ya que seguir circulando en esas condiciones puede ocasionar daños muy graves en el motor. Si te pilla circulando por carretera, recuerda que el Seguro de coches MAPFRE tiene asistencia en viajes desde el km 0, en cualquier tipo de vía.

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.