4 Min de lectura | ¿Qué pasa si no estás de acuerdo con el servicio prestado por el taller oficial o tu coche tiene alguna avería mecánica? Te contamos los pasos que debes dar para reclamar a la marca.

Como en otros ámbitos de la vida, la fabricación de coches no está exenta de tener fallos o desperfectos que terminen por ocasionar al usuario un gran quebradero de cabeza en un determinado momento. Tras comprar un coche, encontrar una avería en el motor u otro fallo mecánico no es plato de buen gusto. En tal caso, te tocará a ti pagarlo. A no ser que decidas reclamar a la marca. Te contamos cómo hacerlo.

Mi coche nuevo tiene una avería en el motor, ¿cómo lo reclamo?

Cualquier coche que compremos nuevo puede sufrir una avería en el momento menos esperado. De ello tenemos que ser conscientes antes de adquirirlo, aunque para hacer frente a estas averías, la Ley obliga a las marcas a garantizar durante, al menos, dos años cualquier problema mecánico o fallo en todos los sistemas del coche.

Como es obvio, las piezas que se van desgastando, como por ejemplo los neumáticos, la batería, el embrague o las pastillas de freno, no entran dentro de esta garantía. Una vez terminado ese plazo, todos los desperfectos que aparezcan corren a cargo del usuario del coche.

Si se produce una avería en tu coche, puede que la causa de la misma sea una negligencia por tu parte o, simplemente, sea consecuencia del desgaste. Pero también puede deberse a un fallo de fábrica, que no siempre se manifiesta en los primeros días tras la compra.

Si el coche aún está dentro del periodo de garantía y has cumplido con todas las revisiones pertinentes en el servicio oficial, no tendrás ningún problema. La marca se hará cargo de su reparación. Pero, ¿qué ocurre cuando ya no hay garantía?

Hombre subiendo un coche averiado en una grúa

https://bit.ly/38MNyPf

 

Paso 1: pedir una hoja de depósito del coche

Para llevar a cabo todas las acciones relativas a la reclamación, lo primero que debes hacer es solicitar una hoja de depósito en la que conste la fecha en la que dejaste el vehículo en el servicio oficial y la causa.

Los plazos a la hora de emprender determinadas acciones son importantes, por lo que necesitas un documento que deje constancia de cuándo has comunicado la avería a la marca.

Paso 2: solicitar colaboración al taller oficial

Si sueles acudir al mismo servicio oficial y te conocen, puedes intentar pedirles ayuda para que colaboren contigo pidiendo a la marca que sufrague parte o incluso la totalidad de la reparación. Si no colaboran, lo mejor es ponerse en contacto directamente con el servicio de atención al cliente de la marca.

Paso 3: contratar los servicios de un perito

Antes de acudir al servicio de atención al cliente de la marca debes contratar los servicios de un perito colegiado para que determine que la avería se ha producido por defecto de fabricación y sin intervención del propietario o conductor.

Este documento te servirá para presentarlo a la compañía para que quede constancia y, posteriormente, si la marca hace caso omiso, para el juicio.

Paso 4: contactar con el servicio de atención al cliente de la marca

Tanto si sufres una incidencia considerable, como si te ofrecen un presupuesto desfavorable, no te arreglan la avería o no te dan un servicio totalmente satisfactorio, puedes recurrir al servicio de atención al cliente sin ningún problema.

Las marcas suelen tener una atención comercial con aquellos clientes que pueden demostrar que han seguido el mantenimiento indicado por el fabricante y que todos los servicios importantes se han hecho en un taller oficial. Por esta razón, es recomendable guardar y archivar siempre todas las facturas de mantenimiento, servicio y reparaciones de la historia del vehículo, por si hubiera que presentarlas en caso de reclamación.

Debes contarles lo que ha ocurrido y facilitarles toda la documentación pertinente, incluida la información del perito. No obstante, pasados los dos años obligatorios de garantía, si no se ha pactado una extensión de la misma, la compañía no tiene la obligación de responderte.

Paso 5: reclamar por vía judicial

Si sigues sin recibir una respuesta, solo te queda reclamar por vía judicial. Para ello, dispones de un plazo de hasta seis meses a partir del momento en el que comunicaste la avería a la marca. En este caso, es importante disponer de la hoja de depósito en la que conste la fecha.

A veces es suficiente con plantear esta situación para que la marca intente llegar a un acuerdo con el cliente antes de llegar a un juicio.

Debes tener en cuenta que para que esta opción llegue a buen puerto, es primordial haber seguido el mantenimiento indicado por el fabricante, pues de lo contrario la compañía tendrá una vía por la que eludir responsabilidades.

Además, debes tener en tu poder el documento redactado por el perito colegiado en el que determine que la causa de la avería es un defecto de fabricación y no una negligencia tuya o la consecuencia del desgaste natural.

Recuerda que, para otros daños, como por ejemplo la rotura de las lunas, no dudes en contratar el Seguro de Coche MAPFRE. ¡Infórmate sin ningún compromiso de la póliza que más se ajusta a tus necesidades!