Cuándo interesa un SUV 4×4

Inicio/Consejos Practicos/Consejos para ahorrar/Cuándo interesa un SUV 4×4

Cuándo interesa un SUV 4×4

Entre la selección de coches tipo SUV y crossover hay opciones de tracción simple 4×2 y de tracción total 4×4, más adecuados a carreteras en mal estado y pistas sin asfaltar.

No todos los compradores de vehículos tipo SUV necesitan o quieren la tracción total que, aunque tiene muchos beneficios, también tiene sus desventajas. Las marcas han adecuado su oferta para satisfacer a todos los clientes y la mayoría ofrece modelos de SUV con versiones de 4×2, normalmente de tracción delantera, y versiones 4×4 de tracción total, que puede ser automática o permanente.

Para conducir por carreteras en buen estado la mayor parte del tiempo, la tracción 4×2 es suficiente.

Virtudes de la tracción total de un SUV 4×4

La principal virtud de la tracción a las cuatro ruedas es, aunque parezca redundante, la mayor tracción que consigue el coche, lo que se aprecia más cuanto más deslizante sea la superficie. En la práctica, el poder de tracción permite conducir con más seguridad en nieve y hielo, o en pistas con tierra deslizante o mojada.

También cuando alguna rueda queda suspendida por avanzar en terreno irregular. El momento en el que más se nota el beneficio es en la arrancada desde parado y en las subidas pronunciadas, rampas de garaje, etc. En estas condiciones, si la superficie es deslizante, un coche de tracción simple puede patinar con facilidad. Sin embargo, la tracción total, que reparte la potencia entre los cuatro puntos de apoyo –las ruedas-, tiene más opciones de iniciar la marcha. En definitiva, una seguridad que queda reforzada además cuando se acompaña de un seguro de Coche MAPFRE.

Para hacer caminos y pistas de forma habitual, mejor 4×4, porque de vez en cuando se encuentra terreno blando o deslizante.

Desventajas de la tracción total

Un coche de tracción total tiene la desventaja de contar con un mayor número de piezas que uno de tracción simple. Además son piezas que el motor tiene que mover. Por lo tanto, el coche tiene mayor peso y su motor tiene copar con mayores esfuerzos. Ambas circunstancias influyen negativamente en el consumo de combustible.

Un SUV compacto como el Nissan Qashqai con motor diésel dCi 130 CV y tracción total tiene un peso de 1.610 kg y un consumo homologado de 4,9 L/100 km. El mismo coche con tracción 4×2 pesa 1.515 kg y anuncia 4,4 l/100 km. Son 95 kg más y medio litro más de consumo cada 100 km, lo que aumentará cuanto más ciudad y atascos se hagan por las constantes arrancadas.

La otra contrapartida es que la mayor complejidad mecánica de los SUV 4×4 significa un precio más elevado. En el ejemplo que hemos puesto del Qashqai la diferencia es de 2.500 euros. En algunos modelos se produce el perjuicio de que el mayor consumo de la versión 4×4 hace subir al coche de tramo de impuestos de matriculación, suponiendo un mayor precio no sólo del coche, sino también del equipamiento extra.

Los SUV 4×4 son indicados para…

Estas desventajas hacen que haya que pensarse mucho si conviene elegir tracción 4×4. La tracción total es aconsejable para los conductores que vayan a conducir una parte importante del año por carreteras con nieve, hielo o para rodar por pistas y caminos rurales de forma habitual y se puedan encontrar con terreno blando u obstáculos que superar.

Estos conductores tienen que saber que las ruedas son tan importantes como el sistema de tracción y se debería montar neumáticos todo tiempo M+S para asegurar la tracción. Para circular mucho por pistas difíciles y superar obstáculos importantes se hace necesario elegir un todoterreno con reductora con neumáticos mixtos.

Los conductores que circulen por carreteras nevadas o con hielo muy ocasionalmente y no salgan del asfalto prácticamente, deberían olvidarse de la tracción total, y beneficiarse del menor precio y menor consumo de los 4×2.

Si estás entre medias y, aunque la mayor parte del tiempo conduces por asfalto seco, a veces encuentras carreteras con parches de hielo o nieve durante el invierno, piensa que tal vez sea suficiente un SUV 4×2 con neumáticos de invierno que mejoran el agarre en carreteras frías, mojadas, sobre nieve y hielo, e incluso en caminos sin asfaltar.

1 abril, 2015|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar