4 Min de lectura | En los últimos tiempos se ha puesto de moda dos modalidades de compra temporal, como son el leasing y el renting. Estos métodos son muy parecidos, aunque conviene saber alguna diferencia entre ambos.

Empecemos por definir de forma en qué consiste cada una de estas operaciones:

Definición de Renting y Leasing

Renting: es un alquiler de un vehículo a largo plazo, que suele tener un contrato que va desde 3 a 5 años de forma standard, y mediante el que se puede disfrutar de todas las ventajas de tener un coche propio, pero eliminando las grandes ataduras y costes que normalmente se tienen por la propiedad. La empresa de renting se hace cargo del mantenimiento y revisiones, del propio seguro, los impuestos y otros servicios. Tú solo te encargas de conducirlo y repostar. Puedes ampliar más información sobre este sistema en el siguiente artículo.

Leasing: es también un alquiler de un vehículo a largo plazo, pero que incluye la opción de compra al finalizar el contrato, de manera que el usuario paga una cuota de entrada y una cuota mensual fija antes de que pueda pasar a ser propietario del vehículo y asumir todos los gastos que esto conlleva.

renting o leasinv

Fuente: Revista Motor Mundial

Diferencias

Las diferencias son bastante claras, y las podemos detallar como sigue:

  • La gran diferencia es el objeto del contrato, ya que mientras que la empresa renting suministra el vehículo de su propiedad y se hace cargo de todos los costes de gestión (mantenimiento, impuestos, tributos, averías, seguro, asistencia, etc.), el leasing es un tipo de contrato que se regula por la ley y los riesgos y beneficios que se derivan de la propiedad, siendo el usuario el que asume todos los riesgos, derechos y obligaciones del vehículo tal y como haría con un vehículo de su propiedad.
  • Otra diferencia fundamental es que para la formalización de un contrato de renting basta con el consentimiento mutuo de ambas partes, mientras que en el leasing, el contrato debe ser siempre formalizado a través de una entidad financiera de crédito.
  • Otra importante diferencia es precisamente que, mientras que el renting se puede contratar sin problema por una particular (cualquier persona física o jurídica, incluidos los conductores privados), en el caso del leasing es imprescindible que el vehículo esté sujeto a la actividad profesional o empresarial del usuario, por lo que un leasing solo se puede formalizar por autónomos y empresas.
diferencias

Fuente: Revista Motor Mundial

  • La diferencia más importante es que al finalizar el contrato de renting, el usuario puede renovarlo o cambiar de vehículo directamente, mientras que en el leasing se incluye obligatoriamente un derecho de compra de este, siendo el usuario quien debe aceptar o declinar dicha compra.
  • También son importantes las diferencias en cuanto a fiscalidad, ya que la desgravación de impuestos funciona de forma distinta en ambas fórmulas. Al ser el renting un arrendamiento, las cuotas mensuales que se pagan se consideran un gasto, mientras que el leasing, a efectos fiscales es un sistema de financiación y, en consecuencia, se incluye en el activo inmovilizado y en el pasivo de la empresa (o en las cuentas de los autónomos).
carteles de renting o leasing

Fuente: Revista Motor Mundial

¿Qué conviene más?

Vistas las diferencias, una pregunta lógica es cuál de las operaciones conviene más en cada caso.

  • Ante los constantes cambios de la normativa medioambiental (etiqueta CERO y ECO, etc..), si no se quiere asumir riesgos, será siempre mejor el renting que es cancelable o recontratable en cualquier momento, cosa que también es aplicable a la necesidad de cambio de vehículo para adaptarse a los nuevos avances en tecnología y seguridad.
  • Muy probablemente si se quiere amortizar el vehículo en un plazo largo (10 o más años), será más lógico el leasing.
  • Por supuesto, si se trata de hacer la operación como conductor particular, en todo caso habría que optar por renting, ya que el leasing es solo apto para autónomos o empresas como venimos comentando.
dudas sobre el renting o el leasing

Fuente: Revista Motor Mundial

  • Si el tiempo disponible para hacer las gestiones relacionadas con el vehículo es limitado, nuestra recomendación es el renting ya que es esta empresa la que se encarga de todas las gestiones.
  • Si se desea tener un vehículo en propiedad como factor decisivo, entonces habrá que considerar el leasing, pero, eso sí, asumiendo todos los costes derivados del vehículo.
  • Si se dispone de poco capital o se quiere gastar poco, no hay duda de que la operación a elegir es el renting ya que incluye todos los gastos de mantenimiento y seguro.

Tanto si eliges el renting como el leasing es importante contratar un buen seguro de coche con amplias coberturas y garantías como los Seguros de Coche MAPFRE. Con ellos podrás elegir los beneficios que mejor se ajustan a ti y contratar las coberturas que necesitas para que tu coche esté siempre protegido.

CALCULA TU PRECIO

 

Motor Mundial
Periodista Especializado en Automoción en Motor Mundial

El equipo de redacción de Motor Mundial se suma al canal como experto en el sector de la automoción. Gracias a su larga trayectoria y años de experiencia, sus contenidos sobre modelos de coche y moto, además de las pruebas en carretera y todas las novedades en el mundo del motor superan las expectativas en cuanto a veracidad y profundidad del lector más exigente.