2 Min de lectura | Los neumáticos recauchutados son neumáticos con una segunda vida, gracias a un proceso complejo que puede aplicarse tanto a turismos como a vehículos pesados. ¿Quieres saber cómo? Te lo contamos todo.

Los neumáticos recauchutados son aquellos usados que son reacondicionados para volver a utilizarse. Se someten a este proceso cuando la banda de rodadura se encuentra gastada, pero la carcasa está en buenas condiciones.

Es entonces cuando se realizan una serie de controles de calidad destinados a comprobar que no existen daños en la carcasa. Si es así, comienza el procedimiento. Este consiste en eliminar el dibujo por completo mediante un proceso llamado raspado.

A continuación, y una vez que la rueda ha quedado completamente lisa, se procede a colocar una banda de rodadura nueva a través de la vulcanización. Este fija la nueva banda en la rueda para poder darle una segunda vida y que pueda ser instalada de nuevo en un vehículo.

Ventajas y desventajas de los neumáticos recauchutados

Este tipo de neumáticos tienen una serie de ventajas y desventajas que debes de conocer antes de instalarlos en tú vehículo.
Varios neumáticos apilados contra una pared

Ventajas de los neumáticos recauchutados

  • Son más beneficiosos para el medio ambiente: permiten un ahorro del 50 por ciento en materias primas y energías. Lo que conlleva reducciones de CO2 a la atmósfera.
  • Son más baratos: al tratarse de materiales reciclados, su adquisición resulta más barata, por lo que muchas personas se decantan por esta opción para ver reducido el precio de comprar unos neumáticos nuevos.
  • El procedimiento de recauchutado puede hacerse dos o tres veces, por lo que se alarga la vida útil de cada neumático.

Desventajas de usar neumáticos recauchutados

  • No todas las ruedas sirven: además de cumplir una serie de características de calidad, las carcasas deben ser especiales ya que no todos los modelos pueden utilizarse para este proceso. Por lo general, las ruedas que incorporan nuestros vehículos no poseen estas características.
  • El proceso ha debido realizarse de manera correcta: si no es así pueden perder equilibrio, precisión y adherencia, lo que puede provocar problemas en la carretera.
  • Duran menos kilómetros que unos nuevos.
  • Soporta menos carga y velocidad que uno nuevo.
  • Requiere más mantenimiento: los cambios bruscos de temperatura pueden provocar daños en él.

Mayoritariamente estas ruedas con una segunda vida se utilizan para vehículos pesados porque, el ahorro de materiales frente a la fabricación de un neumático nuevo es mayor, cuanto mayor sea la rueda. En el caso de coches es mejor que nos decantemos por la instalación de neumáticos nuevos ya que evitaremos problemas y aseguraremos la adherencia y fiabilidad de los mismos cuando circulemos por carretera. Antes de ponerte en marcha con tu vehículo revisa bien el estado de las ruedas y acude a tu taller si estas no presentan un buen aspecto. Los neumáticos son un elemento imprescindible como la contratación de un Seguro de Coche MAPFRE, descubre todas sus ventajas.