3 Min de lectura | En autopista se gasta menos combustible que en ciudad, ya sea en trayectos cortos o largos. Esto se debe a la forma de conducir y para ser mucho más eficiente te ofrecemos algunos trucos para consumir menos en autopista.

Tener tu coche en perfecto estado, así como realizar un completo mantenimiento cada cierto tiempo, son los puntos básicos para ahorrar combustible, tanto en ciudad como en autopista. Además, nos ayudará a alargar la vida útil de nuestro coche.

Debes tener en cuenta que si llevamos unos filtros en mal estado, un aceite con demasiada densidad o las bujías sucias, se puede llegar a incrementar el consumo de combustible hasta en un 10%. Si tu coche tiene filtro de combustible lo recomendable es cambiarlo cada dos revisiones, a los 30.000 kilómetros aproximadamente. Lo mismo deberemos hacer con el filtro de aire.

Entre los mejores trucos para consumir menos en autopista, encontramos utilizar siempre la marcha más larga posible, aunque es relativo. Esto dependerá de muchos otros factores, como por ejemplo el modelo del coche, la inclinación de la carretera, la carga del vehículo, etc. Para matizar esta afirmación, es necesario apuntar que hay que llevar el coche en la marcha que nos permita pisar menos el acelerador.

Si por ejemplo tenemos un motor de gasolina sin turbo, tendrá menos fuerza a bajas revoluciones y será contraproducente tratar de cambiar a 2.500 rpm porque el coche se ahogará si no aceleramos más y por tanto al acelerar más, al final consumimos más. En el caso de un coche gasolina con turbo, es diferente. Gracias al turbocompresor, el coche responderá mejor a bajas revoluciones porque funciona aproximadamente entre las 1.500 y 3.000 rpm dándonos más potencia y mejor respuesta. Si tenemos un coche con motor turbodiésel podremos cambiar de forma eficiente entre las 1.500 y las 2.200 rpm, que es donde suelen obtener su par máximo.  

Otro truco consiste en aprovechar la inercia de la carretera, es decir, podemos aprovechar las cuestas abajo para levantar el pie del acelerador sin necesidad de modificar nuestra velocidad.  

Cofre de techo

Quita los accesorios extra como los cofres de techo cuando no los necesites

También es recomendable abrir las ventanillas del coche sólo durante unos minutos para mantener la temperatura del coche y un ambiente agradable y ventilado, aunque durante la mayor parte del tiempo tendremos que cerrarlas para continuar con la aerodinámica del coche y evitar consumir más combustible.

Del mismo modo, en verano cuando queramos encender el aire acondicionado, la temperatura ideal que deberemos seleccionar será de 22ºC aproximadamente. Para ayudarte a ahorrar combustible puedes activar el aire a intervalos.

La carga que llevemos también influirá en el mayor o menor consumo de carburante. En este caso una carga extra hará que el coche consuma más. Y no te olvides tampoco de la bola de enganche, los cofres de techo o los portabicicletas que contribuyen a un gasto mayor tanto por peso como por aerodinámica. Así, cuando no los necesites, debes quitarlos.

Con estos trucos para consumir menos en autopista, tu bolsillo te lo agradecerá y deberás tenerlos en cuenta, sobre todo, si vas a emprender un trayecto largo estas vacaciones. Para que nada te estropee esos merecidos días de descanso, no olvides contratar tu Seguro de Viaje MAPFRE para solventar cualquier imprevisto con el que te puedas encontrar. ¡Infórmate del que más se ajusta a la experiencia que vas a vivir!

LO QUE DEBES SABER…
  • Fundamental: lo que más nos hace ahorrar combustible es un mantenimiento correcto del coche.
  • Cuidado: circular con marchas largas no siempre reduce el consumo de nuestro coche.