Límites de alcoholemia en Europa

Publicado por canalMOTOR, 18 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Límites de alcoholemia en Europa

Si te gusta visitar otros países viajando en tu propio coche o en uno alquilado, es imprescindible informarse antes de las normas de circulación vigentes en cada destino. Hoy repasamos los límites de alcoholemia en Europa.

Cuando se habla de alcohol y conducción hay que ser bastante estricto al respecto: ni una gota de alcohol al volante. Sin embargo, es posible que en determinadas ocasiones apetezca tomarse una cerveza o una copa de vino, sobre todo cuando se está de vacaciones visitando un destino nuevo.

Si sueles realizar tus viajes fuera del territorio nacional en coche, es fundamental estar al tanto de todo lo que especifica la normativa de tráfico de cada país, para no cometer infracciones no deseadas y poder disfrutar de la experiencia sin ningún sobresalto. En este sentido hay que conocer cuál es la velocidad máxima, cómo funcionan los radares, si hay que pagar algún peaje para circular por determinadas vías, uso de carriles, etc. Hoy nos centramos en los límites de alcoholemia en Europa.

En España la tasa de alcohol permitida es de 0,5 g/l en sangre o 0,25 mg/l en aire espirado, aunque en el caso de profesionales y conductores noveles, este límite se reduce a 0,3 g/l en sangre o 0,15 mg/l en aire espirado. Esta norma no es extensible al resto de Europa sino que cada país fija sus tasas máximas de alcohol, llegando incluso a poder establecer tolerancia cero con el alcohol a la hora de conducir. 

Tasas permitidas en cada país

Partiendo de la base de que el alcohol es incompatible con la conducción, a continuación te detallamos los diferentes límites de alcoholemia en Europa:

   - En algunos países como Rumanía, Eslovaquia, Hungría, República Checa o Croacia, la tasa máxima permitida es 0,0 g/l en sangre.

   - Si viajamos a Países Bajos, Suiza, Eslovenia, Portugal, Luxemburgo, Liechtenstein, Italia, Grecia, Alemania, Francia, Finlandia, Bélgica, Austria, Dinamarca o Chipre, nos encontraremos con el mismo límite de alcohol que en España (0,5 g/l en sangre).

   - Por su parte, Suecia, Polonia y Noruega son países mucho más restrictivos en cuanto a la combinación entre alcohol y coche estableciendo una tasa máxima de 0,2 g/l en sangre.

   - En el otro extremo encontramos a Reino Unido, Malta e Irlanda que fijan una tasa de alcohol de 0,8 g/l en sangre.

Como ves, España se encuentra dentro de la media en cuanto a la tasa máxima de alcohol aceptada, ya que gran parte de los países europeos tienen establecido el mismo límite. Por un lado encontramos zonas que son mucho más permisivas en este sentido y, sin embargo, en otras es preferible dejar el coche aparcado si se tiene pensado consumir algo de alcohol.

Infracción por conducir ebrio

En España, si se superan las tasas que hemos comentado antes, el conductor será sancionado por conducir bajo los efectos del alcohol con una multa que oscila entre 500 euros y la retirada de 4 puntos en el carnet de conducir, cuando el resultado de la prueba de alcoholemia se sitúe entre 0,25 y 0,50 mg/l en aire espirado. En el caso de que el conductor sea reincidente, la cuantía asciende a 1.000 euros y 4 puntos.

Cuando el alcoholímetro marca entre 0,51 y 0,60 mg/l, la sanción que se establece es de 1.000 euros y la pérdida de 6 puntos en el permiso de circulación. Si se superan los 0,60 mg/l en aire espirado, se considera delito y el conductor se puede enfrentar a prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, junto con la retirada del carnet de conducir entre uno y 4 años.

Si una persona se niega a someterse al test de alcoholemia también se considera delito y puede conllevar una pena de cárcel durante un periodo de entre 6 meses y un año, más la privación del derecho a conducir entre uno y 4 años.

Conociendo los diferentes límites de alcoholemia en Europa no te la juegues y recuerda que si bebes, no conduzcas. No permitas que una bebida de estas características eche por tierra el disfrute de tus vacaciones, tanto por el peligro que supone, como por las consecuencias económicas que acarrea. Además, no olvides viajar acompañado de tu Seguro de Coche MAPFRE que te ofrece asistencia en viaje en caso de accidente, avería o robo desde el kilómetro cero, en desplazamientos tanto dentro como fuera del territorio nacional.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios