3 Min de lectura | Los coches dados de baja de forma temporal, o también llamados coches zombies, se han convertido en una de las mayores preocupaciones de la DGT (Dirección General de Tráfico) en los últimos años. Te contamos por qué y cómo afecta la nueva normativa en estos vehículos.

Todos los años se registran en España alrededor de 700.000 coches dados de baja, tanto de forma temporal como definitiva. Sin embargo, desde hace algún tiempo, las bajas de manera provisional se han incrementado notablemente, llegando a convertirse en una preocupación para la DGT.

¿Qué son los coches zombies?

Cuando un vehículo no se va a utilizar durante un tiempo determinado, es posible solicitar la baja temporal del mismo. En esta situación no se puede circular con el coche hasta que no se tramite el alta de nuevo, así como tampoco estacionarlo en la vía pública.

En muchas ocasiones, sobre todo en los últimos años, estos vehículos se convierten en zombies cuando después de un tiempo su paradero llega a ser desconocido. Los principales motivos suelen ser que se utilizan para circular, aunque no tengan permiso para ello, o que se vendan en el mercado negro. Por lo tanto, la DGT ha puesto el foco sobre este tipo de trámites con una nueva normativa.

¿Por qué se han incrementado los coches dados de baja de forma temporal?

Por norma general, el incremento de las bajas temporales se debe a la búsqueda de un ahorro de costes en materia de impuestos y seguro de coche. Aunque el descenso del nivel económico suele ser el principal motivo, también ocurre que los propietarios opten por esta opción cuando el vehículo ha sido sustraído o se ha tramitado una compra – venta.

En otros casos, el mercado negro se encuentra detrás de un alto porcentaje de los coches zombies que existen en España. Además de la posibilidad de continuar circulando sin permiso, también es posible que muchos vehículos hayan sido vendidos por piezas o exportados para su venta ilegal en otros países mientras se encuentran inhabilitados temporalmente.

¿Cómo dar de baja un coche de forma temporal?

El proceso para dar de baja un coche de forma temporal es muy sencillo. Tan solo es necesario cumplimentar la solicitud en impreso oficial que facilita la DGT y abonar una tasa de 8,59 euros. El trámite se puede realizar por Internet o presencialmente en cualquier Jefatura u Oficina de Tráfico.

Este tipo de baja se puede revertir o pasar a baja definitiva en el momento que se desee. En este último caso, es preciso aportar la fotocopia del DNI del titular, el justificante de baja temporal o un informe que refleje el estado administrativo del vehículo y la ficha técnica del mismo.

Medidas de la DGT frente a los coches zombies

Como consecuencia del incremento de los coches zombies y del uso fraudulento de las bajas temporales, el Gobierno ha modificado el Reglamento General de Vehículos. La nueva normativa establece una limitación temporal de un año desde que se realiza la petición de la baja provisional.

Una vez transcurrido este plazo, si el titular del vehículo no solicita una renovación, la DGT vuelve a dar de alta el coche de manera automática y el propietario debe asumir los gastos correspondientes. La prórroga de la baja se debe tramitar con una antelación máxima de dos meses previos al final de la fecha establecida.

El objetivo de esta medida es evitar el uso abusivo que se da a las bajas temporales en ciertos supuestos, sobre todo en el momento de llevar el vehículo a un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT) para su desguace. Además, de este modo se consigue una mejora en el conocimiento de la información del Registro de Vehículos.