3 Min de lectura | El carnet de coche es un documento imprescindible que todo el mundo debería tener porque nunca se sabe cuándo se puede necesitar. Aunque las pruebas para obtenerlo resultan muy sencillas para muchas personas, siempre es importante tener presente algunos consejos para aprobar el examen de conducir.

El examen práctico de conducir suele ser la prueba más temida por los alumnos a la hora de obtener el permiso de coche tipo B. Sin embargo, tanto este como el teórico están sujetos a diferentes factores que conviene tener bajo control. Para presentarse a los ejercicios con la máxima seguridad e incrementar las posibilidades de éxito, nunca está de más tener en cuenta algunos consejos.

¿Cómo aprobar el examen teórico de conducir?

Para aprobar el examen teórico del carnet de conducir es necesario superar una prueba de 30 preguntas tipo test en un periodo de tiempo de 30 minutos. El máximo de fallos permitidos son 3, lo que significa que el examen está suspenso si se cometen 4 errores.

No desestimar la parte teórica

En algunos casos, se tiende a menospreciar la preparación del examen teórico del carnet de conducir, lo que suele ser una causa de fracaso. Dado que la teoría es la base de la conducción, es preciso dedicar el tiempo necesario a estudiar el código. Aunque algunas preguntas se pueden responder utilizando el sentido común, existen muchos detalles que solo se conocen si se ha estudiado lo suficiente.

Hacer test y más test

Practicar con test iguales o similares a los que se tendrán que hacer el día del examen es la mejor forma de prepararse. Además de aprenderse la teoría, es importante conocer las particularidades sobre cómo se formulan las preguntas y las respuestas tipo test.

Acudir a clases presenciales

Pese a que la parte teórica del examen de conducir se puede preparar de forma autónoma sin necesidad de acudir a una autoescuela, es preferible asistir a clases presenciales. De esta forma, es posible entender bien el contenido a través de las explicaciones de los profesores y resolver todas las dudas que surjan en el momento.

Leer bien las preguntas

Aunque los nervios suelen ser los grandes protagonistas el día del examen, es importante estar relajado y concentrado. Para no cometer ningún fallo por despiste se deben leer con detenimiento todas las preguntas y las respuestas para elegir la opción correcta.

¿Cómo aprobar el examen práctico de conducir?

Para que todo vaya sobre ruedas, el examen práctico de conducir se debe considerar como una clase más con el profesor de autoescuela. Además de mantener la calma, es conveniente aplicar los siguientes consejos:

Familiarizarse con el coche

El día del examen práctico de conducir es fundamental tener controlados todos los elementos del coche que se podrían utilizar: luces, claxon, chaleco reflectante, triángulos de señalización, etc. Además, si las prácticas se han realizado con el mismo vehículo, constituye un plus de tranquilidad y seguridad durante la prueba.

Prepararse antes de iniciar el examen práctico

Al subirse al coche para iniciar la marcha, es necesario realizar las comprobaciones básicas para conducir de forma correcta. En este sentido es imprescindible regular el asiento, ponerse el cinturón de seguridad, ajustar los retrovisores y, sobre todo, quitar el freno de mano antes de pisar el acelerador.

Estar pendiente del entorno durante la conducción

Durante el examen práctico de conducir es fundamental poner los 5 sentidos en la vía. Para conseguir el aprobado se debe mirar continuamente por los espejos para controlar los movimientos del resto de coches, peatones, motoristas y ciclistas. Además, hay que prestar atención a todas las señales de tráfico, realizar las maniobras con cautela e intentar conducir con la máxima confianza posible.

Antes de aprobar el examen de conducir no es posible circular con un coche, ya que se trata de una práctica totalmente prohibida y sancionable. No obstante, entre las coberturas de algunos Seguros de Coche MAPFRE se incluye la responsabilidad civil del hijo menor de edad conduciendo sin permiso, excepto la sanción por multas.