3 Min de lectura | La palabra FIVA hace referencia al Fichero Informativo de Vehículos Asegurados que gestiona el Consorcio de Compensación de Seguros. Se trata de una base de datos a la que puede acceder cualquier persona para consultar si un vehículo tiene el seguro obligatorio en vigor.

A la hora de comprobar el seguro de un coche es posible acudir al archivo informático FIVA, que significa Fichero Informativo de Vehículos Asegurados. Esta base de datos de carácter público se gestiona por el Consorcio de Compensación de Seguros y recoge los datos de todos los vehículos que están asegurados.

¿Para qué se utiliza FIVA?

El fichero FIVA resulta muy práctico cuando se quiere averiguar si el coche del responsable en un accidente de tráfico cuenta con el seguro obligatorio y cuál es su compañía. Gracias a esta base de datos se puede conocer esta información rápidamente, tan solo identificándose como perjudicado en un siniestro.

Además, este registro también permite a las autoridades comprobar que cualquier vehículo a motor tiene suscrito, como mínimo, un seguro a terceros básico. Este control es posible gracias a la cesión de datos entre el Consorcio de Compensación de Seguros y la Dirección General de Tráfico (DGT).

¿Qué datos recoge el Fichero Informativo de Vehículos Asegurados?

Todas las compañías aseguradoras están obligadas a enviar la información de las pólizas que se contratan a FIVA. La información registrada en este fichero tiene presunción de veracidad, salvo prueba en contrario, y hace referencia a los siguientes aspectos:

  • Matrícula del vehículo.
  • 4 primeras letras de la marca y el modelo.
  • Fecha de inicio y finalización de la póliza.
  • Tipo de seguro contratado.

¿Cada cuánto tiempo se actualiza FIVA?

El Fichero Informativo de Vehículos Asegurados se actualiza a diario para que tanto los particulares como las autoridades puedan consultar de forma inmediata los datos del seguro de cualquier vehículo. No obstante, desde que se contrata una póliza hasta que la información aparece en FIVA suelen transcurrir entre 2 y 4 días.

Para evitar problemas durante los desplazamientos en este intervalo de tiempo en que el vehículo no aparece todavía en el fichero, es recomendable llevar consigo toda la documentación de la póliza. De este modo, es posible acreditar que se cuenta con la cobertura obligatoria.

¿Cómo se accede a FIVA?

Normalmente, la petición de información a FIVA se suele realizar por parte de las aseguradoras. Sin embargo, los implicados en un accidente de tráfico que hayan sufrido daños en su persona o en su vehículo también pueden solicitar la información que recoge este fichero público. Para ello, es necesario seguir los siguientes pasos:

  1. Completar el formulario de solicitud que facilita el Consorcio de Compensación de Seguros desde su web. En este documento se deben especificar los datos personales del solicitante, la matrícula del vehículo responsable, la fecha del incidente y los daños provocados en el siniestro.
  2. Es preciso disponer de una copia del parte de daños o de la declaración amistosa, en su caso.
  3. Si el usuario no realiza esta gestión por sí mismo, también se debe acreditar el justificante de representación.
  4. Toda la documentación se debe presentar a través de alguna de las siguientes vías:
    • De forma personal en las oficinas del Consorcio de Compensación de Seguros en Madrid.
    • A través de la dirección de correo electrónico ccsprod@consorseguros.es
    • Por fax en el número 91 339 55 14.

La solicitud de información al Fichero Informativo de Vehículos Asegurados de forma electrónica solo se permite a:

  • Las entidades aseguradoras que cumplan los estándares mínimos de fiabilidad de los datos suministrados.
  • Los centros sanitarios y servicios de emergencias médicas que suscriban convenios con el Consorcio de Compensación de Seguros.
  • Las entidades aseguradoras para la asistencia a los lesionados en un accidente de tráfico.