4 Min de lectura | Los semáforos son señales de tráfico cuyo objetivo es regular la circulación para incrementar la fluidez y la seguridad en la vía. Su funcionamiento se basa en la alternancia de diferentes colores y se clasifican según estén enfocados a vehículos o a peatones.

Los semáforos juegan un papel fundamental en aquellas zonas donde la densidad de tráfico rodado y de viandantes es alta. En estos casos, estos sistemas de luces son más efectivos que otro tipo de señales. Dado que es obligatorio cumplir con las indicaciones, es importante recordar lo que significa cada modalidad y los distintos colores.

Semáforos peatonales
semáforo en verde para los peatones

Esta tipología es fácilmente identificable, ya que muestra un muñeco en color verde o rojo. El primer supuesto hace referencia a la posibilidad de paso de los peatones y si es intermitente, simboliza que el tiempo de los transeúntes para cruzar está a punto de finalizar porque el semáforo cambiará de tonalidad de forma inmediata. Por su parte, el segundo tono, el rojo, representa la preferencia de los coches, por lo tanto, los peatones no pueden cruzar.

Semáforos para vehículos con luz roja
semáforo luz roja para vehículos

Cuando la luz roja de los semáforos convencionales para coches está fija significa que tienen prohibido el paso y deben detenerse. Cuando es intermitente o aparecen dos círculos iluminándose de forma alternativa se traduce en el impedimento temporal del tráfico ante un paso a nivel, una entrada a un puente móvil, una salida de camiones de bomberos o la cercanía a una aeronave.

Saltarse un semáforo en rojo supone una falta grave y conlleva una sanción económica de 200 euros y la pérdida de cuatro puntos del carnet. Hoy en día hay muchos semáforos con cámara

colocados en lugares especialmente inseguros, zonas peligrosas o de intensidad circulatoria especialmente alta. El objetivo es evitar que los coches se salten las normas y prevenir accidentes.

Semáforos para vehículos con luz amarilla
semáforo con luz naranja

Si el círculo de este color no está intermitente, los vehículos se deben parar del mismo modo que si el semáforo está en rojo, salvo que la detención no se pueda realizar con total seguridad. En el supuesto de que esté parpadeando, los coches de la vía pueden continuar circulando, pero extremando las precauciones.

Semáforos para vehículos con luz verde
semáforo flecha verde para vehículos

En el caso de que la luz sea verde no intermitente, simboliza que está permitido el paso del tráfico rodado. Si se trata de una flecha de este color sobre un fondo negro, significa que los vehículos pueden circular en el sentido que indica la misma.

Semáforos cuadrados para vehículos
semáforo cuadrado

Los semáforos cuadrados también se conocen como de carril, ya que únicamente afectan a los vehículos que se desplazan por dicha zona. Pueden presentar los siguientes formatos:

  • Luz roja en forma de equis: significa que los coches no pueden ocupar el carril y deben abandonarlo.
  • Luz verde en forma de flecha hacia abajo: permite circular por el espacio donde el semáforo está ubicado.
  • Luz blanca o amarilla en forma de flecha hacia un lado: simboliza que los vehículos deben moverse en condiciones de seguridad hacia la zona que indica la señal.

Semáforos para bicicletas
semáforo para bicicletas

Al igual que en los semáforos para peatones, en esta tipología aparecen dos bicicletas que se iluminan de color rojo o verde en función de si la preferencia de paso corresponde a estos medios de transporte o no. Si vas a circular en bicicleta es esencial que sepas cómo utilizar las luces tanto de noche como de día.

Semáforos para autobuses y tranvías
Semáforos para autobuses y tranvías

En estos casos, aparece una línea de color blanco en forma horizontal, vertical o inclinada sobre un fondo negro:

  • Franja horizontal: significa que está prohibido el paso.
  • Franja vertical: en este supuesto está permitida la circulación.
  • Franja inclinada hacia la izquierda o derecha: posibilita el paso hacia un lado u otro. Si es intermitente, los vehículos deben pararse.

Debe tenerse en cuenta que las indicaciones de los semáforos son de obligado cumplimiento. Si no se respetan estas señales puede derivar en una situación de riesgo en la vía pública. No obstante, para las ocasiones en que se produzca algún malentendido, los Seguros de Coche MAPFRE incluyen una cobertura de defensa en multas de tráfico con el asesoramiento jurídico necesario.

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.