2 Min de lectura | Going Green, líder nacional en soluciones de movilidad eléctrica, anunció hace unos años el comienzo de una nueva etapa en lo que a movilidad sostenible en nuestro país se refiere: fabricar motos eléctricas en una planta española.

Going Green ha sido una de las pioneras del sector en suelo ibérico. Esta marca, nacida del impulso de directivos del sector energético, especializada en movilidad sostenible y durante algún  distribuidora de vehículos se lanzó desde 2012 a la fabricación de sus propios modelos.

La fabricación de motos eléctricas en sus instalaciones de Barcelona, sin duda, representó un antes y un después en términos de movilidad eléctrica al tratarse de las primeras motos eléctricas diseñadas, desarrolladas y producidas íntegramente en nuestro país. Además de contar casi en su totalidad con proveedores locales, incluidos elementos tan importantes como las baterías, chasis, frenos, amortiguadores o electrónica.
prepareFrame(«recomendador_2», 17, document.location.href, sessionStorage.getItem(‘role’));

    Así, la gama prevista se basa en diseños funcionales y novedosos, especialmente ideados para recorridos por ciudad y con tecnología de última generación.

    Moto eléctrica Core 

    Con la llegada de la fábrica de motos eléctricas Going Green apareció, entre otras, la moto eléctrica Core. Un modelo que alcanza los 65km/h de límite electrónico y que cuenta con una batería extraíble para que la autonomía no se convierta en un problema, ya que puede sustituirse por otra en cualquier momento sin necesidad de para a recargar.

    Hay que señalar que este modelo “made in Spain” destaca por sus completas prestaciones: chasis diseñado para proporcionar un manejo fácil, comunicación 3G para diagnósticos en remoto o navegador de 7 pulgadas.

    Going Green ha sido una compañía muy activa en la promoción de medios de transporte alternativos y ha participado en importantes proyectos de movilidad urbana, entre los que destacan uno de tan exitoso como el de Gijón. Pero la fabricación de un prototipo propio es elevó a un nuevo nivel.

    Sin embargo, aunque la tecnología sobre las dos ruedas cada vez es más sofisticada, sigue siendo necesario protegerse ante los imprevistos en la carretera. Por eso, si quieres disfrutar al máximo tanto de tu moto eléctrica como de un modelo convencional, lo ideal es protegerse con las garantías más completas que te ofrecen los Seguros de Moto MAPFRE.