4 Min de lectura | Los coches adaptados para sillas de ruedas otorgan mayor autonomía a sus usuarios. Te contamos qué incluyen, cómo hacer las modificaciones y cuáles son los modelos más vendidos.

Los coches adaptados para sillas de ruedas son una solución para las personas con discapacidad, ya que les permite ser más autónomos. Casi todas las marcas disponen de elementos de adaptación para muchos de sus modelos, por lo que es fácil encontrar la variante que más se ajuste en cada caso. De todo ello vamos a hablar a continuación.

¿Qué es un coche adaptado?

Un coche adaptado es un vehículo al uso al que se le han añadido o eliminado ciertos componentes con el fin de cubrir las necesidades de las personas que tienen algún tipo de discapacidad o movilidad reducida.

Las adaptaciones pueden ser muy variadas, ya que dependen del tipo y grado de la discapacidad, o de si la persona que necesita esos cambios es el que va a conducir el coche o va a ir de pasajero.

Hay dos formas de conseguir un vehículo adaptado: recurriendo al catálogo de vehículos que vienen adaptados de serie por algunos fabricantes; o bien, llevando el coche a uno de los muchos talleres especializados que existen para que realicen los cambios oportunos, siempre mediante un informe médico.

¿Qué tener en cuenta a la hora de adaptar un vehículo?

Lo primero es analizar qué tipo de necesidad queremos cubrir. En este caso se trataría de una adaptación para personas que necesiten silla de ruedas.

Después, habrá que evaluar qué sitio va a ocupar la persona con discapacidad: si va a conducir el coche, va a ir de copiloto, en los asientos traseros, o viajará en ese vehículo de forma esporádica. En este último caso, habrá que hacer una adaptación que permita combinar su uso esté o no el ocupante con movilidad reducida.

Además, no todos los vehículos ofrecen las mismas posibilidades de adaptación, por lo que es conveniente asesorarse bien previamente.

¿Qué incorpora un coche adaptado para silla de ruedas?

Los coches adaptados para silla de ruedas suelen incluir habitualmente las siguientes modificaciones, según las necesidades de la persona:

  • Sustitución de los pedales del freno, acelerador y embrague por otros mecanismos que se puedan controlar desde el volante o mediante palancas.
  • Cajeado o eliminación de los asientos, en función de las necesidades de la persona con discapacidad que no puede desprenderse de su silla.
  • Instalación de un anclaje en el suelo del vehículo para fijar la silla.
  • Adaptación del acceso al vehículo, que puede ser mediante rampas, plataformas elevadoras o asientos giratorios.

¿Cómo adaptar un coche para silla de ruedas?

Mujer en silla de ruedas bajando de un coche adaptado

https://bit.ly/3lxROWs

 

Para adaptar el vehículo hay que llevarlo a un taller homologado, que se encargará de hacer las modificaciones oportunas en base a lo que se indique en el informe médico del usuario. El precio variará en función de los automatismos y modificaciones que se hagan en el vehículo. No obstante, las Comunidades Autónomas suelen ofrecer ayudas que sufragan parte de los gastos de la adaptación, por lo que aconsejamos informarse de ello previamente.

Por último, una vez realizadas todas las modificaciones, hay que pasar la ITV, donde se certificará que dichos cambios cumplen con el informe médico del usuario y con la legislación vigente. Si en este punto surge algún problema, con el Seguro de Defensa Jurídica de MAPFRE dispondrás de un servicio de orientación para resolver cualquier tipo de duda.

Ayudas en la compra de coches adaptados

Hay que tener en cuenta que existen determinados beneficios para las personas con discapacidad que desean comprar un coche adaptado:

  • IVA superreducido: en lugar de abonar el 21 por ciento que se aplica a los vehículos nuevos, las personas con movilidad reducida que compren un coche nuevo, de segunda mano o de Km 0 solo deben pagar el 4 por ciento, independientemente de que vaya a ser el conductor. Eso sí, habrá que esperar cuatro años antes de vender o transferir el coche que se benefició de esta ayuda; o antes de comprar otro.
  • Exención en el impuesto de matriculación para aquellas personas con una discapacidad igual o superior al 33 por ciento.
  • Exención en el impuesto de circulación, también para aquellos que tengan una discapacidad igual o superior al 33 por ciento. Para beneficiarse de esta ventaja, deben notificar su situación en el ayuntamiento en el que residan.

Los mejores coches adaptados para sillas de ruedas

Como decíamos antes, hay fabricantes que cuentan con un catálogo de vehículos susceptibles de adaptaciones. Algunos de los más vendidos son los siguientes:

  • Citroën Berlingo
  • Dacia Dokker
  • Fiat Dobló
  • Fiat Ducato
  • Fiat Talento
  • Ford Grand C-Max
  • Ford Kuga
  • Ford Mondeo
  • Ford S-Max
  • Ford Tourneo
  • Mercedes-Benz Citan
  • Mercedes-Benz Clase V
  • Opel Combo
  • Peugeot Partner
  • Peugeot Rifter
  • Renault Kangoo
  • Renault Traffic
  • Toyota Proace
  • Volkswagen Caddy