3 Min de lectura | ¿Qué es el intercooler de un coche? Es una pieza clave dentro de la mecánica del motor por su función refrigerante. Saberlo te ayudará a conocer un poco más la mecánica de los vehículos y entender su funcionamiento.

Los gases que salen del turbo tienen una temperatura superior a los 90 grados: este sobrecalentamiento es excesivo, totalmente ineficiente y resta potencia al motor. Hay que rebajar su temperatura y para eso está el intercooler. Te explicamos qué es y cómo funciona.

Qué es el intercooler

El intercooler es un elemento esencial para el sistema de refrigeración de un coche ya que el aire caliente que se genera hace que la potencia del motor se reduzca considerablemente. Por este motivo, mantenerlo en condiciones y a una temperatura óptima es esencial para lograr el mejor rendimiento posible.

Podemos decir, por tanto, que el intercooler de un coche es un intermediario entre el turbo y la admisión del motor de un coche. Gracias a él se puede enfriar el flujo de aire proveniente del turbocompresor y redirigirlo hasta el colector de admisión de manera que la temperatura de este sea la adecuada.

Gracias al intercooler, la temperatura del aire que procede del compresor se ve reducida aproximadamente 60 grados, algo que hace que la potencia del coche se incremente entre un 10 y un 15 por ciento. Si notas una bajada drástica de potencia en tu vehículo, una de las causas podría ser que alguna de las piezas del intercooler esté dañada.

Por lo general, este tipo de dispositivos funcionan con aire, aunque existen algunos modelos de coche que también incorporan un circuito de agua que humedece la parte exterior para que, al evaporarse el agua, se consiga una bajada de temperatura superior.

Dónde se sitúa

El intercooler es una pieza bastante grande dentro de cualquier vehículo, pero además de eso, debido a su función siempre debe colocarse en un lugar en el que pueda percibir el aire de frente. Por lo tanto, lo más común es que se coloque en la parte delantera del coche y en la zona central. En el caso de que esta pieza sea más pequeña o las dimensiones del vehículo no permitan la instalación en la parte indicada, el intercooler también puede situarse en los pases de rueda frontales.

Cómo funciona el intercooler

Como ya hemos señalado es esencial en el sistema de refrigeración por lo que debe funcionar cuando el coche se encuentra en marca. Al pisar el acelerador se ponen en movimiento las aspas del turbo de manera que el aire que existe en el exterior se aspira a través del filtro.

Este aire pasa por el intercooler que enfría el aire que se envía al turbo. Si en el exterior hace frío, esta tarea será mucho más sencilla. El aire se envía a través de una tubería al intercooler desde el exterior haciendo que la temperatura disminuya considerablemente. En el caso de los motores sobrealimentados, el intercooler y su función nevera son totalmente imprescindibles para disfrutar del mejor rendimiento y la mayor potencia en el vehículo.

Ahora que ya sabes qué es el intercooler, conoces una pieza más del engranaje del motor de un vehículo y puedes entender con mayor claridad y precisión el funcionamiento de tu coche, tanto como sus posibles averías o fallos. A pesar de ellos, los imprevistos en la mecánica son comunes y cuando se producen, la prioridad es contar con la respuesta rápida y eficiente como la que te ofrece el servicio de asistencia de tu Seguro de Coche MAPFRE.