5 Min de lectura | Peugeot sigue sumando modelos eléctricos a su gama de vehículos comerciales y ahora lo hace de la mano de su furgoneta compacta con la Peugeot e-Rifter.

Con esta Peugeot e-Rifter se completa en parte la gama de furgonetas de “0” emisiones de la marca, junto con la recién lanzada e-Partner y las ya conocidas e-Expert y e-Traveler, ofreciendo mucho espacio, diseño y sostenibilidad tanto para el día a día como para las escapadas en familia e incluso para cargarla con equipo deportivo sin problemas de capacidad.

Llegará al mercado a partir del segundo semestre de 2021 y se ofrecerá en 4 acabados iguales a los de sus hermanas térmicas (“Active Pack”, “Allure”, “Allure Pack” y “GT”).

Cuando llegue, consulta las condiciones de los Seguros para coches Eléctricos e Híbridos MAPFRE y protege a este vehículo con un seguro a su altura.

En cuanto a sus dimensiones, son prácticamente iguales a la gama de propulsión tradicional, con diferentes valores en función de las dos carrocerías disponibles:

Peugeot e-RifterLongitud AnchuraAlturaBatalla Maletero (litros)
Standard4,4031,8481,8202,785775-3.500
Long4,7531,8481,8792,9751.050-4.000

 

Modularidad muy bien diseñada

Peugeot e-Rifter azul

Fuente: revista Motor Mundial

En ambas carrocerías (Standard y Long) se puede acceder a 5 o 7 plazas, con asientos individuales en la segunda fila y en la tercera en el acabado más elevado, pudiéndose plegar sus respaldos de forma separada en todo caso.

En el caso de acceder a una configuración de 7 plazas, los asientos de la última fila son extraíbles para así poder incrementar la capacidad de carga si así se requiere.

Además, el asiento del copiloto es totalmente escamoteable para facilitar así la carga y transporte de objetos largos.

En el habitáculo se han diseñado infinidad de huecos portaobjetos que aportan hasta 186 litros de capacidad en función de la versión, que se posicionan en los paneles de las puertas, en la bandeja de techo o bajo la consola central.

Llama la atención el diseño de la nueva guantera refrigerada que ha supuesto que el airbag del acompañante se haya montado en el techo.

Interior del Peugeot e-Rifter

Fuente: revista Motor Mundial

Con un diámetro de giro de 10,8 m entre aceras y una altura que nunca llega a los 1,90 m en ninguna de las opciones de carrocería, la e-Rifter puede acceder a la mayoría de los aparcamientos subterráneos de las ciudades, capacidad que es importante para una movilidad adecuada en las mismas.

Propulsor eficiente con buenas prestaciones

Al igual que la mayoría de los comerciales eléctricos del Grupo PSA (Ahora “Stellantis”), la Peugeot e-Rifter se ha desarrollado sobre la plataforma del grupo EMP2, y lo hace con la adaptación de un motor eléctrico de 136 CV (100 kW) y 260 Nm de par motor máximo, que se alimenta con una batería de iones de litio de una capacidad de 50 kW/h con sus 18 módulos, que se ubica en el fondo plano del habitáculo.

Esta configuración aporta una autonomía homologada en el ciclo WLTP de 280 km (carrocería corta), disponiendo de un cargador monofásico de 7,4 kW (carga completa en 7 horas en una toma convencional), aunque como opción se puede dotar de otro de 11 kW (trifásico a 400V, con 5 horas de tiempo para una carga completa), siempre con corriente alterna.

Por supuesto se puede también recargar con cargadores de 100kW para obtener el 80% de la carga total en unos 30 minutos.

El mando para gestión de la caja de cambios “e-Toggle” está ubicado en la consola central para poder elegir entre los modos de conducciónECO” (la mayor autonomía con 60 kW y 190 Nm de par), “Normal” (ideal para el uso diario con 80 kW y 210 Nm) y “Power” (el más prestacional que aporta 100 kW y 260 Nm). También cuenta con dos modos de frenadamoderada” o “aumentada” para obtener la mayor capacidad de regeneración de energía en este último caso.

En cuanto a prestaciones se han homologado 130 km/h de velocidad punta, con una aceleración desde parado hasta los 100 km/h en 11,2 segundos y recuperaciones de 80 a 120 km/h en 8,9 segundos.

Conectividad y seguridad bien concebidas

cargador Peugeot e-Rifter

Fuente: revista Motor Mundial

La nueva Peugeot e-Rifter contiene la misma estrategia que presenta la Rifter en su última generación a la que pertenece, en lo referido a una buena tecnología con gran enfoque hacia la conectividad y la seguridad.

Incluye desde la presentación más básica de serie el “Safety Pack” que integra diversos sistemas de ayuda a la conducción como son el aviso por cambio involuntario de carril, frenada automática de emergencia, lector de señales de tráfico, entre otras cosas.

El acabado “Allure” añade el “Pack Safety Plus” con asistente de luces de carretera, detector de fatiga y control de crucero adaptativo.

Por su parte el acabado “Allure Pack” monta una pantalla de 10” para su instrumentación digital “Peugeot i-Cockpit”, además del display táctil de 8” que incluye “Mirror Screen” compatible con Android Auto, Mirror Link y Apple CarPlay. También a partir de este acabado se puede acceder a la luneta trasera practicable para acceder a la carga del maletero sin necesidad de abrir el portón.

Por supuesto la instrumentación ofrece toda la información necesaria sobre los niveles de consumo eléctrico, el nivel de la batería y la climatización al detalle.

El acabado máximo de la gama es el “GT” que acentúa aspectos deportivos en su exterior con unas llantas diferenciadas de 17”, equipando entre otras cosas el arranque sin llave, climatizador automático bi-zona, y los asientos traseros individuales en la segunda fila.

Precio

El nuevo Peugeot e-Rifter está ya a la venta con un precio que parte de 29.250€, beneficiándose del plan MOVES III y sus 7.000€ de descuento.

Se trata de un buen posicionamiento de precio, teniendo en cuenta que la variante térmica más barata parte de un precio algo menor de 20.000€, considerando los interesantes contenidos de serie con que cuenta además de la refinada tecnología eléctrica que contiene.

Periodista especializado

Motor Mundial