4 Min de lectura | Volvo acaba de presentar al mercado su nuevo C40 Recharge que es el segundo coche totalmente eléctrico de la marca (el primero fue el CX40 Recharge) dentro de su estrategia de electrificación.

El nuevo SUV coupé compacto Volvo C40 sólo estará disponible con propulsión eléctrica.

Cumple así con el objetivo de Volvo de tener en 2025 al menos el 50% de su volumen de ventas a nivel mundial de vehículos 100% eléctricos, mientras que el 50% restante lo sea en coches híbridos o híbridos enchufables.

Este nuevo Volvo C40 Recharge presenta una estampa algo más baja y estilizada que el XC40 del que deriva y se ha construido sobre su plataforma “CMA” con una imagen que anticipa la visibilidad de los Volvos eléctricos incluyendo ya la avanzada tecnología de pixeles en sus grupos ópticos.

En cuanto a sus dimensiones, con los correspondientes retoques por su carrocería coupé, mantiene las dimensiones del XC40 a nivel general (salvo altura), perdiendo sólo 4 cm de esta para la cabeza de los ocupantes traseros según la marca:

 

Volvo C40 RECHARGELongitud mAnchura mAltura mBatalla mMaletero litros
 4,431,861,582,702452

 

Importantes cambios respecto al XC40 Recharge

Volvo C40 Recharge vista lateral del vehiculo

Fuente: revista Motor Mundial

En realidad, el nuevo C40 Recharge expresa un aire que nos resulta muy familiar ya que recuerda mucho a su origen en el XC40 Recharge que se lanzó hace un año, ya que además utiliza la misma plataforma “CMA”, pero con un diseño totalmente nuevo de la zaga en la línea de los ya conocidos coupés de Volvo.

Ya desde el pilar “A” se observa que la línea del techo descendente va siendo mucho más acusada, culminando en la luneta trasera y en el portón que es ya extremadamente tumbado (cuenta con el cristal trasero más tumbado del diseño de Volvo). A esto hay que añadir sus nuevos pilotos traseros que son mucho más agresivos dentro del patrón de diseño de los coupés y pseudo coupés de la marca.

Volvo C40 Recharge en carretera

Fuente: revista Motor Mundial

El frontal también presenta interesantes novedades de diseño, en particular en los grupos ópticos con su nueva tecnología led por pixeles que permite una conducción constante con luz ya que evitan deslumbrar a otros conductores iluminando correctamente la carretera y que además realizan una secuencia de bienvenida junto a las ópticas traseras al desbloquear el coche.

Un interior muy tecnológico con equipamientos técnicos

Cuenta con los asientos sobre elevados clásicos de Volvo que parecen gustar mucho a los usuarios de la marca y con la posibilidad de combinar una muy amplia gama de colores y opciones de decoración únicas para este nuevo modelo, eso sí, sin posibilidad de cuero por primera vez en Volvo, pero con una calidad de acabados y materiales realmente excelente.

Ordenador a bordo del Volvo C40 Recharge

Fuente: revista Motor Mundial

Su dotación en conectividad es muy elevada. Incluye uno de los sistemas de info-entretenimiento mejores del mercado (realizado con Google), con posibilidad de integrar múltiples aplicaciones y servicios (Maps, Assistant, Play store, etc..) y con datos ilimitados que permiten realizar las actualizaciones del software de forma inalámbrica sin que sea necesario acudir a los talleres para ello.

Volvo con este nuevo C40 Recharge cambia también su esquema habitual de varios niveles de equipamiento por una nueva estrategia en la que casi todo el equipamiento es de serie desde el inicio y ofertando para sumar un único paquete opcional, por lo que estéticamente casi todas las unidades serán prácticamente iguales.

Esta dotación inicial es muy completa, si bien cabe destacar elementos como los siguientes:

  • asientos delanteros eléctricos y calefactables,
  • conectividad para dispositivos móviles,
  • cuadro de instrumentos digital,
  • faros Full LED,
  • Google Assistant,
  • navegador,
  • sistema multimedia con panel táctil de nueve pulgadas,
  • techo solar,
  • un completo equipo de seguridad y asistentes a la conducción.

Dos motores para propulsar el conjunto

Los ingenieros de Volvo han diseñado una propulsión que cuenta con dos motores eléctricos, uno para cada eje, de manera que así se obtiene una tracción 4×4.

Ambos se alimentan mediante una batería de 78 kW/h que se recarga en 40 minutos (80% de recarga con carga rápida, ya que puede admitir cargas de hasta 150 kW de potencia) y que aporta una autonomía en el entorno de los 420 km (WLTP), aunque la marca comunica que esta autonomía se irá mejorando con el tiempo mediante actualizaciones inalámbricas (tecnología OTA, “over-the-air”).

El dato más llamativo es sin duda la potencia que consiguen ambos motores para el conjunto, aproximándose a los 408 CV que constituye una cifra realmente elevada y valiosa.

El nuevo Volvo C40 Recharge desembarcará en el mercado español en el próximo verano.

Cuando así sea, consulta las condiciones de los Seguros para coches Eléctricos e Híbridos MAPFRE.

Periodista especializado

Motor Mundial