Prueba: BMW 218d Active tourer, el utilitario según BMW

Publicado por Gerardo Jiménez, 13 Nov 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

BMW 218d

Hemos podido probar el nuevo BMW Serie 2 Active Tourer, un vehículo compacto que adentra a la marca alemana en dos nuevos terrenos para ella: los monovolúmenes y los coches de tracción delantera.

LO QUE DEBES SABER...
  • Active Tourer: Primer monovolumen y primer vehículo de tracción delantera de BMW.
  • 218d: La única variante diésel tiene 150 CV y cuesta 30.300 €.
  • Comportamiento: Frente a sus rivales es más dinámico y con buen confort.
  • Interior: Espacioso y maletero muy aprovechable.

El nuevo BMW Serie 2 Active Tourer es un vehículo compacto, que entra en el segmento C, con una longitud total de 4,34 metros. En directo esta longitud de carrocería no se aprecia tanto y parece un poco más corto. Más que un compacto con el techo alto es un monovolumen al uso, con la cabina y el puesto de conducción un poco elevados. Es del estilo del Golf Sportsvan o el Mercedes Clase B (comparativa BMW 2 Active Tourer, Mercedes B), es decir vehículos muy prácticos y funcionales, pero con muy buena ingeniería y acabados, resultando en precios un poco elevados. Si el BMW Serie 1 es el modelo compacto de estilo dinámico de BMW, este nuevo Serie 2 Active Tourer es la alternativa funcional.

 

El interior de cinco plazas tiene el espacio correcto, con suficiente espacio detrás para las piernas de pasajeros adultos. Los ocupantes más gruesos notarán una banqueta ligeramente pequeña en las plazas delanteras. El maletero está muy bien, con mucho espacio, con 468 litros de cifra anunciada y con argollas, redes portaobjetos en los laterales y un suelo que puede colocarse en varias posiciones, para aprovechar el amplio hueco de debajo como un espacio separado o para sumarlo y ganar los más de 400 litros de capacidad disponibles.

 

 

 

Hemos conducido el modelo BMW 218d, con el motor 2.0 diésel de 150 CV. Este motor da muchas prestaciones, una conducción muy dinámica y sus consumos son muy accesibles. Tiene cambio de seis velocidades de serie o automático en opción. No obstante, puede ser incluso demasiado para una conducción tranquila. Los clientes sin intención de rodar rápido que quieran un diésel podrían esperar a la llegada de motores menos potentes y ahorrarse algo de dinero. Este modelo cuesta sin opciones 30.300 €, lo que le sitúa en el lado más exclusivo entre los compactos. Calculamos que con la variante de este motor con 116 CV, que usan otros modelos BMW, el precio se quedará en menos de 28.000 €.

 

 

El comportamiento es intachable, con una absorción de irregularidades muy buena con las llantas de 17 pulgadas que llevaba nuestra unidad y la suspensión estándar, pero con una agilidad muy alta y buen agarre del tren delantero en las curvas. La dirección es muy rápida, tal vez mucho. En línea recta no hay ningún problema, pero a la hora de negociar una curva un poco rápida el coche gira mucho con poco movimiento de volante y es necesario un tiempo de adaptación.

 

 

El nuevo BMW Serie 2 Active Tourer es un coche indicado para quien necesite dos cosas: por un lado un coche práctico y no muy grande, por el otro, sólo le satisfaga un coche de marca premium aceptando un precio alto de adquisición. Hay muchas opciones en el mercado que dan una practicidad parecida por menos precio, como el Ford C-Max, por poner una. A cambio, el BMW ofrece una alta calidad percibida y de funcionamiento, y un comportamiento muy confortable y a la vez dinámico.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios