El cinturón de seguridad para embarazadas

Publicado por canalMOTOR, 11 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

El cinturón de seguridad para embarazadas

No tengas dudas, ni miedos: el cinturón de seguridad para embarazadas es obligatorio, además de recomendable y seguro, tanto para la gestante como para el feto. No hay excepciones y los ginecólogos abalan su uso como la mejor forma de protección.

Todos los estudios realizados sobre el uso del cinturón de seguridad para embarazadas concluyen en recomendar su uso siempre y en toda ocasión, ya que su eficacia en proteger y minimizar consecuencias en caso de accidente, tanto en la madre como en el feto, está sobradamente comprobado.

Todas las mujeres embarazadas que viajen en un coche, independientemente del lugar que ocupen en el mismo y de su más o menos avanzado estado de gestación, deben usar cinturón de seguridad. Para asegurar la eficacia del cinturón, en caso necesario, y evitar problemas, riesgos o daños por su uso, lo importante es colocar el cinturón, siempre y sin excusas, de forma correcta.

1. La banda superior del cinturón de seguridad, la pectoral, debe colocarse entre los senos, procurando que siempre se mantenga en esa posición, y baje por encima de la tripa. Nunca sobre ella.

2. La banda inferior de retención del cinturón de seguridad debe quedar siempre sobre las caderas, bajo la pelvis, nunca debe subir ni apoyar sobre la parte baja de la tripa.

Esta es la posición correcta en la que las mujeres embarazadas deben ponerse siempre el cinturón de seguridad. Es importante que las dos bandas se queden siempre en su lugar y que no se muevan durante el trayecto, ni se escurran sobre la zona del embarazo. Para ayudar a esta retención, haciéndola más segura y cómoda para la mujer, existen una serie de sistemas de retención que pueden usarse para mejorar la experiencia de llevar cinturón durante el embarazo.

Cojín para el cinturón de seguridad

Este complemento, siempre que sea garantizado y homologado, puede utilizarse junto al cinturón de seguridad del coche. Se trata de un fino cojín que se fija mediante un sencillo sistema de correas al asiendo de cualquier vehículo y que incorpora una tira que permite sujetar y fijar la banda inferior del cinturón de seguridad -banda pélvica- impidiendo que se mueva y asegurando una posición correcta durante todo el trayecto.

Chaleco para el cinturón de seguridad

Este accesorio ofrece una sujeción extra para ambas bandas del cinturón. La parte inferior es un cojín que funciona como en el anterior caso y la parte del chaleco incorpora en el hombro izquierdo, otro anclaje en el que se sujeta y asegura la banda pectoral del cinturón de seguridad. De esta forma el chaleco, garantiza a la mujer en todo momento la correcta colocación y ubicación del cinturón de seguridad.

 

 

Ninguno de estos dispositivos o complementos adiciconales -cojin y chaleco-  son obligatorios de usar, sólo el cinturón de seguridad para embarazadas lo es. Pero resultan recomendables y muy prácticos, especialmente si la mujer embarazada conduce de manera habitual y diaria, ya que le ayudará a estar segura y confiar en que en todo momento el cinturón no se moverá de su posición correcta, para ser efectivo en caso de necesidad y no correr riesgos, evitando que se distraiga durante la conducción o vaya pendiente del cinturón de seguridad.

Si estás embarazada, pero no conduces de manera habitual, sólo de forma muy esporádica o viajas como pasajera, tanto el cojín como el chaleco pueden ayudarte a ir más cómoda, despreocupada y segura, pero no son tan necesarios. Por supuesto, recuerda que entre tu cuerpo y el cinturón no puedes, ni debes, introducir ningún tipo de almohada ni protección; además de no ser necesario, este tipo de elementos puede hacer que el cinturón de seguridad pierda su eficacia o parte de ella, poniendo en peligro tanto tu vida como la del futuro bebé.

El cinturón de seguridad para embarazadas no es una opción, es una obligación. Las futuras madres pueden estar tranquilas, siempre que se coloquen perfectamente el cinturón de seguridad estarán protegiendo tanto su vida como la de sus hijos, minimizando riesgos y consecuencias en caso de accidente.

El Seguro de Coche MAPFRE participa siempre de una conducción segura y, en caso de necesidad, sus servicios y coberturas son decisivas para minimizar consecuencias negativas, especialmente en el caso de conductoras o pasajeras embarazadas donde la rapidez de actuación y asistencia puede ser clave.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos