3 Min de lectura | El portamatrículas de la moto no es un elemento accesorio. Si esa pieza se rompe o deteriora, hay que cambiarla, pero también hay motoristas que quieren hacer esta modificación para personalizar su vehículo. ¿Es legal hacerlo?

Un portamatrículas homologado es lo que la ley exige en todos los casos para circular por España. Los fabricantes montan en sus motos este tipo de piezas para que el vehículo no tenga ningún problema en revisiones o cuando tenga que pasar la ITV. La duda surge cuando se necesita o se quiere cambiar esta parte de la moto.

¿Cómo debe ser el porta matrículas?

Para no arriesgarse a multas o problemas con el porta matrículas lo más seguro es usar el oficial que haya diseñado el fabricante de tu moto para ese modelo. Los constructores tienen la obligación de vender sus vehículos con todos los elementos exigidos por ley.

El soporte de matrícula que necesitas debe ser el mismo que traía tu moto de forma original, si se ha deteriorado o roto, lo más fiable es remplazarlo por otros de igual condición y siempre homologado. Si ha sido en un siniestro o estacionado, es importante que tu seguro cubra esta situación demasiado habitual para que no te suponga un gasto extra.

Atendiendo a la normativa vigente, hay algunos detalles que deben cumplir todos los portamatriculas, todos los homologados lo hacen y también las piezas oficiales de cada casa.

  • El plástico es más seguro que el metal. Aunque la placa pueda ser de metal si va rodeada y protegida por marco de plástico, mejor para evitar que el borde cortante se convierta en un peligro potencial.
  • Cuando la moto no tiene guardabarros, el portamatrículas tiene que cumplir esta función.
  • La ubicación de esta pieza es clave, por lo que en ningún momento puede permitir que la matricula se mueva o la puedas cambiar de posición. Debe ser fijo y con la inclinación reglamentaria.
  • Debes incorporar sistema de iluminación y perceptivo catadióptrico.

¿Pueden usarse porta matrículas personalizados?

Motos vistas desde atrás una de ellas con dos mujeres sobre ella.

https://bit.ly/2MGhiUt

No se prohíben de forma concreta los porta matrículas personalizados, sin embargo, deben cumplir con las características mínimas que se exigen a esta pieza. Por otra parte, si montas un nuevo soporte en tu moto que no sea el original, tienes que notificarlo en la ITV en el momento del cambio,  debe ser revisado y si se aprueba el cambio, se hará constar en la ficha técnica del vehículo.

Cuando tengas que cambiar el portamatrículas porque se te haya roto o deteriorado, lo más sencillo es consultar en tu taller de confianza para que pueda suministrarte y montarte una nueva pieza que esté homologada y con la que no te arriesgues a ser multado. Recuerda que circular sin placa no está permitido y con ella en mal estado tampoco, lo mismo se aplica para el elemento  de soporte.

Aunque pienses que el soporte para la matrícula es un elemento sin importancia, lo cierto es que es un detalle crucial para la seguridad -propia y de los demás usuarios de la vía- y que tanto los inspectores en las ITV como los agentes en controles rutinarios suelen comprobar y revisar para que siempre esté en orden: tanto o más que la propia documentación de la moto.

Si finalmente optas por la personalización de tu soporte de matrícula, atención a la forma, el tamaño y la legibilidad que permite de la placa. No te arriesgues y antes de circular con ella, consulta en una estación de ITV para que pueda ser incluida en la ficha de tu moto, si cumple con lo exigido.