Reparar un neumático con parche vulcanizado

Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/Reparar un neumático con parche vulcanizado

Reparar un neumático con parche vulcanizado

¿Has oído hablar de los parches vulcanizados? Te contamos en qué casos se pueden usar, cómo funcionan y qué ventajas tienen respecto a otros métodos.

En algunos casos, si el neumático sufre un pinchazo, no es necesario adquirir uno nuevo. Según cómo sea el percance sufrido, se puede reparar de diversas formas, que van desde métodos temporales hasta otros homologados para circular con normalidad, como los parches vulcanizados.

El neumático es la única pieza del vehículo que mantiene contacto por adherencia y fricción con el pavimento, contribuyendo a mejorar el comportamiento de los sistemas de frenado, amortiguación, dirección y transmisión. Es por ello que un neumático en buen estado es crucial para circular con confort y seguridad.

Sin embargo, precisamente por ese contacto directo con el pavimento, puede sufrir diversos daños, que en algunos casos son reparables, pero en otros no. Si el neumático sufre una rotura, una deformación, o aparecen bolsas de aire entre la goma y la lona, no queda otra que comprar uno nuevo, ya que no son daños que no se pueden reparar.

En el caso de que sufra un pinchazo, si la perforación se encuentra sobre la nomenclatura, su diámetro supera los quince milímetros, o el código de velocidad del mismo es superior a H, tampoco se aconseja su reparación.

Para los demás casos, se pueden utilizar diversos métodos que evitarán tener que adquirir un neumático nuevo. Pueden ser soluciones temporales que ayuden a solventar el problema por un breve periodo de tiempo, como los kits de espuma antipinchazos o las tiras de caucho; u otros más efectivos, duraderos y que estén homologados para circular con seguridad, como los parches vulcanizados.

¿Qué son los parches vulcanizados?

Vista parcial de un hombre junto a un coche

https://bit.ly/2mrUriD

Cuando se produce un pinchazo leve o un corte superficial que no compromete la seguridad de la rueda y, por lo tanto, del vehículo, se puede hacer uso de un parche vulcanizado, un método de gran durabilidad y más económico que el cambio completo de ruedas.

En el mercado, se pueden encontrar paches que se endurecen mediante diferentes procesos:

Parches en frío o autovulcanizables

En este caso, el proceso de aplicación no requiere de un aporte térmico, ya que el parche se adhiere a la superficie del neumático gracias a su composición química.

Se trata del método más utilizado en la actualidad por su facilidad a la hora de colocarlo y porque, al no necesitar calor, es poco agresivo con el caucho.

Parches en caliente o vulcanizados

En este caso, sí se necesita un aporte térmico para su aplicación, además de una presión constante para unir las moléculas del reparador y el neumático. Estos parches se suelen usar para reparaciones de gran envergadura o cuando el daño se encuentra en los laterales del neumático.

Su proceso es más complejo, pero el resultado es superior, ya que queda integrado completamente en el neumático.

¿Cómo poner un parche vulcanizado?

Existen diversas formas de colocar un parche vulcanizado o autovulcanizable, pero en líneas generales, el proceso es el siguiente:

  1. En primer lugar, se lija la zona que va a ocupar el parche, es decir: la cara interna del neumático, cubriendo una superficie de unos 10 o 15 centímetros alrededor del pinchazo.
  2. Con ayuda de fresadoras y discos abrasivos, se abre y bisela el borde del pinchazo por la parte exterior del neumático.
  3. Con un cepillo de cerdas metálicas, se eliminan los restos de caucho, y se procede a limpiar y desengrasas toda la superficie a tratar.
  4. Se aplica una solución acelerante para recubrir la zona raspada del interior y la superficie biselada del exterior.
  5. A continuación, se pone el parche en la cara interna del neumático cubriendo toda la superficie lijada y tratando de que quede lo más centrado posible respecto del pinchazo.
  6. Con ayuda de un rodillo metálico se ejerce presión sobre el parche para eliminar las bolsas de aire que se hayan podido crear.
  7. Sobre la zona biselada de la cara externa, se aplica un compuesto de goma vulcanizante y, con ayuda del rodillo de presión, se va moldeando para igualarlo con la superficie.
  8. Si se trata de un parche vulcanizado en caliente, llega el momento de poner el neumático en el equipo de vulcanizado y colocar la plancha de calor sobre el parche de forma homogénea, para que ejerza la misma presión por toda la superficie.
  9. Una vez vulcanizado el parche, y tras haber esperado a que se enfríe, se aplica adhesivo sellador por el perímetro del parche.
  10. Por último, se lija la superficie y se rehace el dibujo de la parte externa del neumático.

En este vídeo se verá más claro:

Como ves, ante un pinchazo o un daño en el neumático, no siempre hay que cambiarlo por uno nuevo. No obstante, para conseguir resultados profesionales y duraderos, lo más indicado es efectuar la reparación en un taller cualificado que cumpla con estándares de seguridad.

3 noviembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar