Inicio/Consejos Practicos/Consejos de mantenimiento/¿Se puede pasar un coche de manual a automático?

¿Se puede pasar un coche de manual a automático?

3 minutos | ¿Alguna vez te has planteado si es posible pasar el coche de manual a automático? Y de ser así, ¿sería una modificación sencilla? ¿podría dar problemas en el futuro?
Resolvemos tus dudas.

A diferencia de otros países, en España lo más habitual es usar coches de transmisión manual. De hecho, a la hora de sacarse el carné de conducir, las clases prácticas se llevan a cabo en este tipo de coches. Nos obstante, los cambios automáticos están ganando cada vez más adeptos. Si tú eres uno de ellos, pero tu vehículo no dispone de este avance, quizá te hayas preguntado si es posible pasar el coche de manual a automático. Te lo contamos.

¿Se puede pasar un coche de manual a automático?

El principio, sí es posible pasar el coche de manual a automático, siempre y cuando al usuario no le importe el derroche de dinero que conlleva el cambio.

Esto se debe a varias razones. Para empezar, los motores o los frenos en uno y otro caso son incompatibles. Además, la modificación sería tan compleja que lo más probable es que diera fallos.

En caso de querer seguir adelante con la modificación, habría que:

  • Comprar una nueva caja de cambios con volante y convertidor.
  • Si el vehículo dispusiera de computadora central, también habría que cambiarla.
  • Además, se tendría que quitar el tercer pedal como si se tratara de un coche automático nuevo.
  • Si el coche es de tracción trasera, se debería reemplazar el piñón y la corona del eje trasero, ya que la relación mecánica del coche manual es diferente del automático.

En definitiva, es una opción que desaconsejan los expertos por el enorme coste que conlleva y la alta probabilidad de problemas futuros.

¿Se puede modificar a semiautomático?

Lo que sí se puede hacer es poner una transmisión semiautomática.

La transmisión semiautomática, también conocida como manual automatizada, suele usarse habitualmente en coches de competición, aunque también en algunos vehículos convencionales. Este tipo de transmisión permite elegir entre hacer los cambios de forma manual -pero sin usar el pedal de embrague- o dejar a la caja de cambios que lo haga de forma automática. Para ello, utiliza un sistema electrónico de doble embrague y doble conjunto de selectores de cambios.

Este sistema consta de una bomba neumática que hace la presión del embrague cuando se pulsa un botón situado en la palanca de cambios.

Modificar la caja de cambios a una semiautomática es una buena opción para aquellos conductores que tengan una discapacidad que les impida utilizar el pedal del embrague, ya que elimina la necesidad de usar la pierna izquierda cada vez que se quiera cambiar de marcha.

Lo bueno es que las modificaciones son mínimas y que se puede conducir de forma manual desconectando el aparato, o automática.

Transmisión manual o automática, ¿cuál es mejor?

Si te planteas cambiar la transmisión de tu vehículo, antes de someter el coche a cualquier operación es importante que sepas las ventajas de cada opción:

Cambio manual

La caja de cambios manual permite al conductor tomar las riendas del comportamiento de su coche. En cuanto se haya familiarizado con el tacto del embrague, podrá decidir cuándo cambiar de marcha, cómo aprovechar el freno motor, a qué revoluciones circular, etc. Además, ofrece una mayor precisión en el uso del pedal izquierdo, lo que permite anticipar los cambios en la vía, maniobrar a punta de gas o en pendiente. Gestos que solo se pueden conseguir con el cambio manual y la experiencia del conductor.

Para los aficionados al motor, el cambio manual aporta ese plus místico de unión entre el ser humano y el vehículo, imposible de conseguir con el automático.

Sin embargo, este tipo de transmisión obliga al conductor a estar siempre pendiente de la reacción del motor y es más susceptible de sufrir averías, sobre todo por el uso incorrecto de la misma. También es cierto que, por lo general, la reparación de una caja manual es más económica que una automática, pero las visitas por el taller serán más frecuentes.

Caja de cambios automática

Si lo que se busca es comodidad al volante, esta es, sin duda, la mejor opción. La ausencia de la palanca de cambios y del pedal del embrague hace que el conductor solo tenga que concentrarse en acelerar, frenar y mover el volante.

Por otra parte, las transmisiones automáticas están más relacionadas con las tecnologías de ayuda a la conducción, sobre todo las encaminadas a la conducción autónoma, como por ejemplo los controles de velocidad inteligentes.

La pega es que, como decíamos antes, su reparación es más costosa, y su mantenimiento también. Además, consumen más que las manuales y ofrecen menos sensaciones en la conducción.

 

22 octubre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.