3 Min de lectura | ¿El revestimiento del techo de tu coche se ha desprendido? ¿Sabes que puedes repararlo sin necesidad de sustituirlo? Te contamos cómo pegar el techo de tu coche paso a paso para que puedas devolverle su funcionalidad.

Con el paso del tiempo, el revestimiento interior del techo puede desprenderse. Esto hace que el habitáculo luzca descuidado y que el vehículo pierda tanto aislamiento térmico como sonoro. Es posible volver a pegar el techo del coche para conseguir que este vuelva a cumplir su función. Te contamos cómo hacerlo.

Techo del coche dañado

Si el revestimiento interior del techo de tu coche se ha desprendido, puedes repararlo. Por lo general, estos se fabrican en tela y pueden volver a colocarse en su lugar para poder seguir realizando su función. Estos son los materiales que necesitas y los pasos a seguir para pegar el techo del coche.

Hombre con guantes en el interior de un coche

Materiales

  • Guantes de vinilo o nitrilo.
  • Máscara para vapores.
  • Guantes de neopreno.
  • Cola de contacto.
  • Lámpara de infrarrojos o secador.
  • Caballete acolchado.
  • Cepillo de cerdas textiles o plásticas.

Paso a paso

En primer lugar, deberás ponerte los elementos de protección para poder comenzar con el pegado del techo desprendido. Una vez hecho esto, lo primero que debes hacer es desmontar la pieza dañada para poder volver a pegarla de nuevo.

  • Deberás retirar todos los elementos que se encuentran sujetos al techo, las juntas de estanqueidad y los guarnecidos. Cuando todos los elementos estén fuera, podrás retirar el revestimiento. Si encuentras dificultad para hacerlo puedes fundir el adhesivo usando una lámpara de infrarrojos o un secador. De esta forma será más sencillo desprenderlo.
  • La tela debe extraerse con el máximo cuidado posible para evitar que se doble y provocar la aparición de arrugas que luego serán muy complicadas de eliminar. Es posible que en este proceso te encuentres clavos o tornillos, quítalos con cuidado y guárdalos para no perderlos.
  • Retira la gomaespuma con una esponja especial o con una lija. Tras ello deberás eliminar los restos del antiguo adhesivo usando un cepillo con cerdas textiles o plásticas. Retira las trazas de adhesivo, puedes usar un compresor de aire para soplar de manera más eficiente.
  • Limpia la superficie interior de la tela usando un desengrasante para eliminar cualquier resto de suciedad o pegamento antiguo.
  • Una vez limpio usa cola de contacto específica para este fin. Deberás aplicarla sobre las dos superficies que necesitas pegar, es decir, sobre la cara interior del revestimiento y sobre el techo del coche. Esta aplicación debe realizarse con cuidado, repartiéndose de manera uniforme. Es recomendable comenzar por la parte delantera, para finalizar por la mitad trasera.
  • Deja que la cola de contacto se seque durante unos 5 o 10 minutos antes de comenzar a pegar la tela en el techo. Trascurrido este tiempo puedes iniciar la acción con mucha precaución, aplicando algo de presión para evitar que se formen bolsas de aire o arrugas y sin estirarla. Si te resulta más sencillo puedes usar un rodillo cilíndrico para ejercer esta presión.
  • Una vez acabada la operación, comprueba que no existen imperfecciones y deja que el adhesivo se seque siguiendo las instrucciones del fabricante. Este tipo de colas de contacto suelen ser de secado rápido, por lo que será suficiente con esperar unas 24 horas.

Tras ello, coloca de nuevo todos los elementos del coche que vayan alojados sobre el techo en su posición original. Con ello mantendrás tu vehículo como nuevo mucho más tiempo y el revestimiento interior cumplirá con su función de aislamiento térmico y acústico. Para mimar al máximo tu vehículo y mantenerlo a punto, nada mejor que contar con las coberturas que te ofrece el Seguro de Coche MAPFRE.

CALCULA TU PRECIO

 

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.