2 Min de lectura | Son muchas las dudas que nos asaltan cuando vamos a comprar o vender un coche. ¿Qué elementos esenciales debe incluir un contrato de compraventa para estar protegidos y realizar una transacción segura? Te contamos algunos puntos imprescindibles que no deberías pasar por alto antes de firmar un contrato de estas características. 

No importa si el vehículo que tenemos pensado adquirir es nuevo o usado: lo verdaderamente reseñable es distinguir entre las partes, ya que en el caso de firmar con un particular debemos realizar un contrato civil, mientras que para una compraventa con un empresario, éste debe responder a un modelo mercantil. Pero, en cualquier caso, es fundamental formalizar la compra-venta sobre el papel para ahorrarse sorpresas y problemas en el futuro y tener un documento acreditativo en caso de que surja cualquier eventualidad

El contrato de compraventa de coches: una prueba de pertenencia

Además de estos puntos, es básico que comprendas la importancia que tiene un contrato de estas características para llevar a buen puerto esta transacción: el contrato de compraventa permite a las partes tener un documento que describa la operación, el consentimiento de ambos y los derechos y obligaciones que contraen respecto a posibles cargas o defectos que presente el vehículo.

Para ello hay una norma de oro: nunca vendas un vehículo sin quedarte con el original del contrato firmado por ambos. Considera que en caso de una multa, pago de impuestos o gastos extras será el contrato el documento que acredite la fecha y hora en la que éstos empezaron a recaer en el comprador. De la misma manera, servirá para demostrar que algunas cargas anteriores a la firma corresponden al vendedor y no al revés.

Qué elementos debe contener un contrato de compraventa de coches

Además de considerar estos aspectos, el contrato de compraventa debe incluir, lo más detalladamente posible, algunos puntos, tales como el estado actual del vehículo, desperfectos ocultos si los hubiera, forma de pago, sistema para el cambio de titularidad, cargas…
prepareFrame(«recomendador_2», 17, document.location.href, sessionStorage.getItem(‘role’));

    Recuerda que para vender o comprar un coche no sólo se necesita un contrato, sino que también debes realizar una serie de gestiones en la Jefatura de Tráfico, como presentar el impuesto de circulación del año en curso o el cambio de titularidad.

    En el caso del comprador, también es muy importante que se compruebe el seguro del coche. Recuerda que tu protección a volante es lo primero y por ello, te interesará contar con un Seguro de Coche MAPFRE que se adapte a tus necesidades específicas como conductor, y con las mejores coberturas y garantías.