3 Min de lectura | Existe un tipo de coches que se pueden conducir sin carnet, aunque es necesario cumplir una serie de requisitos. También conocidos como microcoches o cuadriciclos ligeros, constituyen una alternativa de movilidad muy interesante para muchas personas. Conoce más sobre estos modelos.

Muchos usuarios que cumplen con los requisitos para conducir un coche sin carnet optan por este tipo de vehículos para los desplazamientos diarios en entornos urbanos. Gracias a su reducido tamaño es posible moverse con una mayor agilidad y, además, su precio de adquisición es considerablemente inferior en comparación con otros modelos convencionales.

¿Cómo son los coches sin carnet?

En el reglamento de circulación, este tipo de coches se engloban dentro de la categoría de cuadriciclos ligeros. Se caracterizan por presentar las siguientes particularidades:

  • Incluyen motores de baja potencia que no les permiten superar una velocidad máxima de 45 km/h.
  • Estos propulsores tienen una cilindrada igual o inferior a 50 cc si son de explosión o igual o inferior a 4 kW cuando se trata de otro tipo de motores.
  • Su masa en vacío se mantiene por debajo de 350 kg. En este peso no se incluye la masa de las baterías en el caso de los vehículos eléctricos.

Al igual que en el caso de los demás vehículos a motor convencionales, los microcoches también están obligados a pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos). La primera revisión se debe realizar una vez transcurridos tres años desde la primera matriculación y posteriormente, cada dos años.

¿Qué es necesario para conducir un coche sin carnet?

Aunque comúnmente reciben el nombre de coches sin carnet, lo cierto es que esta denominación no es cierta por completo. Dadas sus particularidades, se puede circular con uno de estos vehículos sin carnet B, pero es necesario contar con el permiso tipo AM. Así, los requisitos que se deben cumplir son los siguientes:

  • Haber cumplido, como mínimo, 15 años.
  • Superar un test psicotécnico en un centro autorizado de reconocimiento médico.
  • Aprobar un test teórico de 20 preguntas.
  • Pasar una prueba práctica en un circuito cerrado que consiste en realizar diferentes maniobras por un carril de conos.

Es importante tener en cuenta que, si ya se dispone de los permisos A1, A2, A o B, se puede circular con un microche, ya que estos tipos de carnet incluyen de forma automática la modalidad AM.

¿Por dónde se puede conducir con un coche sin carnet?

Antes de adquirir uno de estos cuadriciclos ligeros es muy importante saber que no se puede circular con ellos por cualquier tipo de vía. Su tamaño y potencia reducidos, así como la imposibilidad de superar los 45 km/h, son particularidades que convierten a estos modelos en un riesgo si se circula por determinadas carreteras.

De este modo, está prohibida la presencia de coches sin carnet por autopistas y autovías. A la hora de moverse por carreteras convencionales, se debe hacer por el arcén o por el lateral derecho ocupando el menor espacio posible de la calzada. Cuando se circula por ciudad, no se establece ninguna restricción, ya que en estos entornos no constituyen un riesgo de accidentes demasiado alto.

¿Se necesita un seguro para conducir un coche sin carnet?

Aunque se trate de un microcoche que se puede conducir sin carnet tipo B, es posible causar daños a otros vehículos o personas mientras se va circulando por la vía pública. Por ello, los cuadriciclos ligeros deben contar con un seguro de coche que incluya, al menos, la responsabilidad civil básica obligatoria.

Tal como establece la DGT (Dirección General de Tráfico), todos los propietarios de un vehículo a motor tienen la obligación de suscribir un seguro que cubra las lesiones y los daños materiales provocados a terceros. No obstante, al igual que en otros supuestos, esta garantía no aplica cuando el conductor haya originado el perjuicio de forma intencionada o se den otra serie de circunstancias.