2 Min de lectura | Si estás pensando en tintar los cristales de tu coche, te convendrá conocer algunas normas relativas a este tema. Hoy te contamos todo sobre los cristales tintados y si son legales en la ITV.

Hablamos de lunas tintadas, pero realmente deberíamos referirnos a ellas como lunas laminadas, ya que los cristales tintados ya vienen de serie. Cuando queremos tintar un cristal lo que se hace es aplicar una capa acrílica por un lado y una capa adhesiva y un protector por el otro.

Entre los motivos para oscurecer los cristales del coche podemos destacar que la lámina solar aporta una protección adicional contra los rayos del sol. Esto es un punto positivo a la hora de cuidar el interior del coche, reducir deslumbramientos o cansancio ocular. También previene que el cristal se haga mil pedazos y se esparzan por el interior del coche en caso de impacto.

En este último caso, si el impacto ha sido muy grave es fundamental que un seguro de coche MAPFRE te respalde y te garantice el pago de las indemnizaciones por asistencia sanitaria como consecuencia del accidente, entre otras coberturas.

Debes tener en cuenta que ninguna lámina que quieras poner en los cristales puede ser totalmente opaca porque no están legalizadas. ¿Quieres conocer qué otros aspectos de los cristales tintados no son legales en la ITV?

https://bit.ly/2LEgrDT

¿Un coche con cristales tintados puede pasar la ITV?

Según la ley actual, está estrictamente prohibido tintar las lunas delanteras del coche, es decir, tanto el parabrisas como el cristal del conductor y del copiloto, así como en 180º alrededor del campo de visión del piloto. El no cumplimiento de esta normativa puede suponer multas desde 36 a 150 euros.
Además cuando vayas a pasar la ITV debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Certificado de homologación: es un documento que debe ir siempre con la ficha técnica del vehículo y que es expedido por el fabricante de las láminas y rellenado por el taller que las haya instalado.
  • Todos los cristales deben estar correctamente sellados a través de pegatinas, pistolas de arena o leyendas en la propia lámina. Si esta especificación no se cumple, la ITV no será favorable y además, puede suponer una multa.

En la actualidad ya no es necesario pasar una inspección extraordinaria para que la ITV homologue la instalación de los cristales tintados, ni es necesario que se refleje en la ficha técnica del vehículo ni tampoco un certificado especial del taller en cuestión.

Ahora que conoces los puntos más importantes sobre los cristales tintados y sobre todo si son legales en la ITV, si te surge alguna duda específica sobre las láminas que vas a colocar, lo más recomendable es consultarlo con un centro de ITV.