Inicio/Consejos Practicos/Seguridad vial/En qué países se conduce por la derecha

En qué países se conduce por la derecha

4 minutos | Además de Reino Unido o Japón, hay cerca de setenta países en los que se conduce con el volante a la derecha. En total, una tercera parte de la población mundial circula por el lado opuesto al nuestro. ¿Quieres saber qué países son?

Reino Unido no es el único país en el que se conduce con el volante a la derecha, es decir, a la izquierda de la vía. Cerca de setenta países en todo el mundo lo hacen, lo que representa una tercera parte de la población mundial. Además, según un estudio de la Universidad de Frankfurt, cerca de la cuarta parte de los caminos de todo el planeta están hechos para ser transitados por la izquierda.

Si bien la mayoría de las regiones en las que el conductor conduce a la derecha son colonias del Imperio británico, lo cierto es que hay otras que sin pertenecer a Reino Unido han adoptado esta forma de conducir por su proximidad a las colonias británicas.

¿Qué implica conducir con el volante a la derecha?

La principal característica de conducir con el volante a la derecha es que se transita por la parte izquierda de la vía, lo que implica que los coches que circulan en sentido contrario se ven por la derecha.

Además, los giros a la derecha atraviesan el tránsito de coches del sentido contrario; las rotondas se recorren en el sentido de las agujas del reloj; y los peatones que cruzan la vía deben mirar primero a la derecha y después a la izquierda.

Esto último es algo a lo que cuesta habituarse cuando se visita uno de estos países, por lo que en muchos de ellos se ponen mensajes en la calzada recordando este punto.

https://bit.ly/36Vjmxc

Listado completo: países que conducen con el volante a la derecha

Más allá del Reino Unido, el grueso de países en los que se conduce por la izquierda se concentra en Asia, África y América central. La explicación se encuentra en que muchas de estas regiones fueron antiguas colonias del Imperio británico que decidieron adoptar esta forma de conducir tras independizarse.

Destacamos los lugares en los que se conduce por la derecha:

  • África: en Botsuana, Lesoto, Kenia, Malaui, Mauricio, Mozambique, Namibia, Santa Elena, Ascensión y Tristán de Acuña.
  • América del Norte: en Bermudas
  • América C. y Caribe: en Anguila, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Dominica, Granada, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Jamaica, Monserrat, san Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Trinidad y Tobago.
  • América del Sur: en Guyana, Islas Malvinas, Surinam.
  • Asia: en Bangladés, Brunei, Brután, Hong Kong, India, Indonesia, Japón, Macao, Malasia, Maldivas, Nepal, Pakistán, Singapur, Sri Lanka, Tailandia, Territorio británico del Océano Índico y Timor Oriental.
  • Europa: en Acrotiri y Dhekelia, Chipre, Bailiazgo de Guernsey, Irlanda, Isla de Man, Bailiazgo de Jersey, Malta y Reino Unido.
  • Oceanía: en Australia, Fiyi, Islas Salomón, Islas Pitcairn, Kiribati, Nauru, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Samoa y Tonga

El mapa global no puede ser más revelador: en rojo se señalan los países en los que se transita por el lado derecho de la calle y en azul, aquellos en los que se conduce por la izquierda.

¿Por qué los ingleses conducen por la izquierda?

Mapa que indica los países en los que se conduce por el lado derecho de la calle (rojo) y por el lado izquierdo (azul)

https://bit.ly/34Rh6pe

Para algunos, esta forma de conducir se remonta a la época del Imperio romano. De hecho, hace algunas décadas un grupo de arqueólogos descubrió un camino romano con unos surcos que revelaban que el tránsito se realizaba por la izquierda.

Otros fundamentan el origen de esta práctica en la Edad Media, en una época en la que los caballeros tenían por costumbre celebrar torneos a caballo armados con sus lanzas. Como la mayoría eran diestros, se situaban a la derecha de sus enemigos para tener mayor libertad de movimiento con sus lanzas.

Una costumbre que perduró hasta el descubrimiento del nuevo mundo y el consiguiente desarrollo del comercio y el transporte. En los primeros carros, los cocheros sujetaban con la mano derecha el látigo con el que fustigaban a sus caballos, mientras que con la izquierda asían las riendas del vehículo.

Si hacían esto en el lado derecho de la calzada podrían, por error, dar con el látigo a los viandantes, por lo que se decidió que el tránsito por la izquierda era la mejor forma de circulación.

Y así fue, hasta que la Revolución francesa trajo consigo la imposición de conducir por la derecha, una norma que adoptaron casi la totalidad de los países europeos, excepto Inglaterra, la nación que Napoleón no pudo conquistar.

Así pues, quizá por rebeldía o por mera practicidad, Reino Unido siguió transitando por la izquierda. Una tradición que, más adelante, instauró en sus colonias. Por ejemplo, a Japón, donde ingenieros británicos proyectaron sus vías férreas para que fueran conducidas por la izquierda, lo que llevó a que se hiciera lo mismo en las carreteras.

Si, hoy en día, Reino Unido quisiera adoptar la forma común y conducir por la derecha, dicho cambio tendría un coste de 264 millones de libras esterlinas, según cálculos realizados por el gobierno británico en 1969 (hoy equivaldrían a 4.000 millones de libras esterlinas). Sin embargo, los avances en infraestructuras desde entonces han sido muchos, lo que podrían reducir esa cifra considerablemente.

4 febrero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.