3 Min de lectura | ¿Piensas que los neumáticos de invierno son solo para la nieve? ¡Para nada! Te contamos para qué se utilizan y qué tipos existen en el mercado y así puedas elegir los que más te convengan.

Unos buenos neumáticos son esenciales a la hora de conducir de manera segura. Estos hacen que el agarre del vehículo a la carretera sea el adecuado ya que es la superficie que se mantiene en contacto constante con el asfalto. Cuando las condiciones meteorológicas son adversas, los neumáticos deben responder adecuadamente para evitar accidentes y una de las situaciones más peligrosas a la hora de conducir es el frío, la nieve y el hielo. Para solventar este problema existen los neumáticos de invierno. Te contamos qué son, qué tipos existen y qué ventajas tienen.

Qué son los neumáticos de invierno

Los neumáticos de inviernos están pensados para poder circular por carretera de forma segura cuando las condiciones climáticas sean desfavorables. Estos neumáticos se fabrican con una clase de goma y un dibujo específico para que puedan ser utilizados en zonas en las que hay mucha lluvia, nieve, hielo y bajas temperaturas. Lo recomendable es utilizarlos en lugares en los que las temperaturas en invierno sean inferiores a los 7 grados.

La banda de rodadura de los neumáticos de invierno cuenta con un dibujo en el que las ranuras y surcos son más numerosos que en los convencionales. De esta forma se puede evacuar más fácilmente el agua y la nieve haciendo que mejore la tracción del vehículo. La profundidad de este dibujo siempre debe ser superior a los 3 milímetros.  Su goma es especial y están pensados para soportar las bajas temperaturas, de manera que la goma no se endurezca demasiado con estas.

Para reconocer que se trata de neumáticos de invierno deberás fijarte en que cuenten con la marca M+S (Mud&Snow) junto con el pictograma en el que se representa una con un copo de nieve sobre ella.

¿Se pueden usar todo el año?

Este tipo de neumáticos no son recomendables para todas las épocas del año. Tan solo serán eficaces cuando las temperaturas son bajas, ya que en los meses de más calor y cuando se circula por superficies secas son mucho menos eficientes que los tradicionales.  En el caso de usarlos en verano debemos tener en cuenta que existen una serie de inconvenientes como puede ser el aumento de la distancia de frenado, tanto en suelo seco como húmedo, que siempre será mayor en el de invierno.

Ventajas de los neumáticos de invierno

  • Son muy cómodos de conducir cuando las condiciones son adversas.
  • Las ruedas se colocan en los dos ejes lo que facilita la conducción.
  • Con ellas se mantienen los sistemas de seguridad activa del vehículo.
  • Tienen gran eficiencia en tracción y frenada.

Tipos de neumáticos de invierno

A continuación, te mostramos qué tipos de neumáticos de invierno puedes encontrar en el mercado para que puedas instalar aquellos que más se adapten a tus necesidades.

Neumáticos direccionales

Tienen un buen comportamiento en vías mojadas, aseguran una buena motricidad y su frenado es el adecuado en condiciones de nieve y barro. Son una buena opción en zonas en las que nieva mucho.

Neumáticos asimétricos

Cuentan con un dibujo diferente en cada uno de los lados del neumático. El dibujo en el flanco exterior es más grande para garantizar una mayor estabilidad en las curvas y haciendo que el coche adquiera una mayor tracción lateral evitando el deslizamiento.

El flanco interior se encarga de evacuar el agua, cuenta con tacos más pequeños y cortos que la exterior, además de un número más elevado de pliegues para conseguir eliminar el agua con gran efectividad y favorecer la tracción.

Si sueles conducir en zonas donde la climatología es adversa la mejor opción es contar con unos neumáticos de invierno, además del Seguro de Coche MAPFRE para incrementar tu seguridad al volante. Te ofrece asistencia en carretera desde el kilómetro 0, además de otras muchas coberturas.

 

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.