Inicio/Consejos Practicos/Seguridad vial/Las zonas de frenado de emergencia: instrucciones de uso

Las zonas de frenado de emergencia: instrucciones de uso

5 minutos | Cuando los frenos fallan deberás mantener la calma y prepararte para disminuir la velocidad del coche. La mejor opción para detener el vehículo es entrar en una zona de freneado de emergencia.

Ante un posible fallo de los frenos de tu vehículo, este cuenta con sistemas de emergencias que asisten al conductor en la frenada. En el caso de que estos no funcionen en las carreteras podrás encontrar zonas de frenado de emergencia habilitadas para este fin.

Qué son las zonas de frenado de emergencia

Las zonas de frenado de emergencia son aquellas que se sitúan junto a la carretera, generalmente en el carril derecho, y que sirven para ayudar a frenar a un vehículo cuando este sufre algún tipo de problema en los frenos. Este sistema está pensado tanto para coches como para camiones y normalmente se sitúa en carreteras de montaña o en autovías y autopistas con una gran pendiente.

La finalidad de los elementos que conforman la zona de frenado es detener al vehículo bajando su velocidad. En España tienen una longitud de 100 metros y unos 4 o 5 metros de ancho, espacio suficiente para poder hacer frenar a un camión. El tiempo de frenado dependerá del tamaño del vehículo y de la velocidad a la que circule.

Tipos de zonas de frenado

Por lo general, las zonas de frenado habilitadas en las carreteras cuentan con varios diseños que funcionan de distintas formas para poder lograr su objetivo final, detener el coche o el camión:

  • Superficie de detención: está construida en forma de rampa descendiente situada en el lado derecho de la carretera. Sobre ella se ha colocado gravilla que tiene como misión funcionar como resistencia a la rodadura del vehículo y así lograr que este se detenga. La longitud de frenado que necesita cada coche o camión dependerá del tamaño de este, de la velocidad a la que circule, de la inclinación de la vía y del tipo de gravilla utilizado y la resistencia que esta ofrezca.
  • Zona de detención por gravedad: en este caso es una vía de gran longitud situada paralelamente a la carretera y que se construye como una pendiente ascendente. Debe ser muy larga y el control del vehículo por parte del conductor puede presentar dificultadas. Al detenerse y no funcionar correctamente los frenos, es posible que el vehículo descienda la rampa.
  • Zona de detención de arena apilada: Se coloca una colina de arena suelta contra la que el vehículo frena. El frenazo es brusco y las condiciones climatológicas pueden afectar a las propiedades de la arena.
  • Superficie mecánica de detención: es el más sofisticado de todos y consiste en un sistema de redes de acero inoxidable que se extienden de manera transversal sobre una rampa asfaltada. Pueden colocarse en planos ascendentes o descendentes y necesitan menos espacio de frenada. Una de las zonas de frenado está calefactada para evitar que se congele y se generen placas de hielo.

Sistemas de frenado de emergencia

El sistema de frenado ABS (Antilock Braking System): es obligatorio desde el año 2003 para todos los vehículos fabricados a partir de esta fecha. Con él el conductor logra tener más control sobre el vehículo. El sistema se activa solo cuando existe una situación de frenada de emergencia.

Para que lo haga deberás pulsar el freno a fondo y el embrague a la vez. No debes soltar el pedal del freno hasta que este se detenga, cuando notes una vibración en el pedal, será porque el ABS se ha activado.

En el caso de vehículos que no cuentan con un sistema de este tipo deberás mantener una presión constante sobre el freno y levantar el pie cuando notes que las ruedas se bloquean. En este punto deberás frenar con suavidad y cuando hayas logrado el control del vehículo deberás hacerlo con firmeza. Deberás repetir la misma maniobra tantas veces como necesites sin llegar al fondo del freno. Este movimiento de freno debe ser combinado con el del embrague.

Si mantienes el pie sobre el freno de forma constante las ruedas se bloquearán y perderás el control del vehículo. Ante esta situación levanta el pedal del freno para aliviar la presión.

En este caso, se debe mantener una presión constante sobre el freno, levantando el pie al notar que las ruedas se bloquean. Debemos volver a frenar con suavidad y firmeza al recuperar el control del vehículo, repitiendo esta maniobra tantas veces como sea necesario y sin llegar al fondo. También debemos pisar el embrague en el momento de pisar el pedal del freno.

Cómo actuar si los frenos fallan

En el caso de que te encuentres en una situación en la que los frenos no funcionan debes mantener la calma y centrar tus esfuerzos en detener el coche. Si no consigues frenar, pulsa varias veces el freno por si se ha bloqueado. Si esto no funciona deberás frenar con el motor de tu coche.

señal de zona de frenado de emergencia

Para frenar con el motor tan solo tendrás que ir reduciendo de manera paulatina las marchas del vehículo hasta que este pierda velocidad y se detenga. En este caso deberás colocarte siempre en el carril derecho de la vía para no provocar ningún accidente y salir en la primera salida que encuentres.

Lo ideal, antes este tipo de situaciones es frenar en una zona de frenado de emergencia. Para entrar en ella debes hacerlo sujetando firmemente el volante hasta que el coche se detenga. En el caso de los camiones, además de lo anterior, deberás tratar de enderezar la trayectoria del vehículo para tratar de evitar que el remolque vire hacia un lado y se produzca el denominado efecto tijera.
Para volver a salir de la zona de frenado de emergencia tan solo necesitarás la ayuda de una grúa que llevará tu vehículo al taller más cercano para que revisen los frenos y puedas seguir circulando con seguridad. Recuerda que el Seguro de Coche MAPFRE incluye la asistencia en carretera ante cualquier incidente que puedas sufrir.

Algo que nunca puedes hacer es levantar de manera brusca el freno de mano, si lo haces perderás por completo el control del coche. Si lo utilizas deberás hacerlo poco a poco para ir reduciendo la velocidad. Por otro lado tampoco detengas el motor del coche en esta situación de emergencia ya que si te encuentras en una pendiente solo lograrás empeorar la situación y tener un grave accidente.

 

2 noviembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.