4 Min de lectura | Si te apasiona el mundo de las dos ruedas y sueñas con conducir un modelo mítico, una opción económica es adquirir una moto clásica para restaurar. Te proponemos varios modelos perfectos para iniciarse en la restauración de motos que marcaron una época.

Quien tenga una moto antigua aparcada en su casa, aquella que usaba el abuelo y que lleva años sin ponerse en marcha, seguramente se haya sentido tentado a darle una segunda vida. Si no tienes la suerte de atesorar una joya de dos ruedas, pero te apasiona el mundo de las motos vintage, puedes probar a comprar una en el mercado de segunda mano y restaurarla. Así, además de disponer de una moto mítica, disfrutarás con todo el proceso de restauración y puesta a punto.

Si es la primera vez que haces este tipo de trabajos, o si sencillamente, no quieres gastar más de la cuenta, es importante que elijas bien tu dos ruedas. Procura que sea una pieza de fácil adquisición y económica, y que los repuestos no sean imposibles de conseguir. Aquí te damos algunas ideas de motos clásicas para restaurar.

Una vez restaurada, si quieres conducir tu dos ruedas de forma segura, MAPFRE te ofrece su Seguro para Motos Clásicas con una cobertura con asistencia en carretera especialmente pensada para motos de más de 25 años.

Benelli 250 2c

Benelli 250 2c de 1980

https://bit.ly/3rARW9M

La Benelli 250 2c fue una moto italiana que se vendió mucho en nuestro país en los años 70 y 80. Era de dos tiempos, bicilíndrica, con una potencia de 30 CV a 8.000 rpm y un peso de 138 kg, unas cifras nada desdeñables para la época. Destacaba por su buen comportamiento y por su diseño deportivo italiano.

Puedes encontrarla en el mercado de segunda mano por 400 euros, incluso menos. Encontrar repuestos es sencillo, hay numerosas webs dedicadas en exclusiva a la venta de piezas de segunda mano de esta versión, como Benelli Moto Club de España. Además, se fabricaron modelos gemelos, como Moto Guzzi, lo que hace que la búsqueda de piezas sea aún más sencilla.

Derbi Antorcha

Moto clásica Derbi Antorcha

https://bit.ly/39t3uFJ

Derbi Atocha, conocida también como Derbi Paleta, es una de las motos míticas que coparon las ventas en España hasta la década de los 80. Su apelativo, entonces peyorativo y hoy cariñoso, se debe a que fue ampliamente utilizada como medio de transporte por muchos obreros durante los años 60 y 70.

Es una opción perfecta para iniciarse en el mundo de la restauración ya que su mecánica es muy sencilla, puede adquirirse por un precio económico y las piezas son fáciles de encontrar.

Montesa Cota 247

Montesa Cota 247 de 1971

https://bit.ly/3cA0nOa

La Montesa Cota 247 es la primera de una saga de éxito. Una dos ruedas diseñada para trial que destacó por su diseño transgresor y que terminó convirtiéndose en un triunfo de ventas. Se lleva fabricando desde 1968 hasta la actualidad, primero de la mano de Montesa y posteriormente, de Montesa Honda (cuando Honda compró la firma catalana en 1986). Es, por tanto, la marca vigente más antigua.

Todas sus versiones han coincido en varios aspectos: su sillín-depósito de una sola pieza, su bastidor de simple cuna y sus amortiguadores de horquilla convencional traseros y delanteros.

Puedes encontrarla por 600 euros, aunque también la tienes más barata si eliges la versión de cilindrada más baja. Puedes adquirir piezas en el mercado de segunda mano y en páginas especializadas, como Clásicas Legendarias, empresa dedicada a la fabricación y venta de repuestos para las Montesas clásicas.

Vespino

Vespino LS fabricado por Moto Vespa en 1971

https://bit.ly/3ukmsGT

El Vespino es y será uno de los modelos españoles más míticos de la historia. Desde 1968 y durante tres décadas lideró las ventas y aún hoy sigue enamorando a muchos de los amantes de las dos ruedas. Tenía una silueta fácilmente reconocible, muy similar a la Vespa italiana, con su rueda alta y estrecha. Pero su corazón era completamente español: Un motor monocilíndrico de dos tiempos, potencia máxima de 2,2 CV a 4700 rpm y consumo homologado de 1,6 litros de mezcla por cada 100 km. Tenía admisión mediante una válvula rotativa en la que el mismo cigüeñal ejercía de leva.

Gracias a su popularidad, hoy en día es un modelo fácil de adquirir a buen precio, al igual que lo es encontrar piezas de repuesto en el mercado de segunda mano. Eso sí, debes tener claro que, si la Vespino que compres ya está dada de baja, te será prácticamente imposible matricularla.