Cómo limitar una moto

Publicado por CanalMOTOR, 28 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo limitar una moto

La nueva normativa exige que las motos de más de 500cc sólo podrán ser manejadas por los conductores que estén en posesión de un carné tipo A, o lo que es lo mismo, por aquellos que tengan al menos 20 años de edad y 2 de antigüedad con el carné A2. Pero ¿qué ocurre si no cumplimos estos requisitos aún y nuestra dos ruedas supera ese límite de centímetros cúbicos? No hay que desesperarse, porque hay una sencilla solución: hoy explicamos cómo limitar una moto para disfrutarla hasta poder sacarnos el carné A.

Saber cómo limitar una moto nos puede interesar si aún no reunimos los requisitos para sacarnos el carné de conducir adecuado para nuestra moto de más de 500cc, es decir, el tipo A. Con un carné A2 solo se nos permite manejar motos de hasta esa capacidad, por lo que será muy útil tener claro cómo limitar una moto para poder circular con la nuestra.

Pero ¿qué es exactamente limitar una moto?

La limitación se trata, en términos técnicos, de instalar una serie de componentes que disminuyen la potencia hasta llegar a la máxima que nos requiere nuestro tipo de carné de moto.

Es algo tan simple como impedir el desarrollo de la potencia de la moto poniendo un tope al acelerador, limitando así el caballaje que pueda alcanzar en el uso. Es, por tanto, una acción que se realiza sobre los mandos y no sobre el motor, por lo que éste no sufre ni disminuye su vida útil. De esta manera, una moto de mayor capacidad puede ser limitada a menos de 500cc, precisamente para que un conductor que disponga del carné A2 pueda manejarla, sin tener que dejarla dos años sin uso hasta que cumpla la normativa vigente. Y una vez tenga el carné A, el que permite conducir toda moto o triciclo de cualquier cilindrada, bastará con quitarle el limitador para que la moto vuelva a su potencia original.

¿Y cómo se limita una moto?

Si estamos comprando una moto, lo más aconsejable es solicitar la limitación de la moto al concesionario; además, al ser nueva, es más que probable que no tenga ningún coste, ya que muchos concesionarios suelen incluir esta opción a modo de oferta.

Sin embargo, si éste no es el caso, y tenemos que pagar al concesionario, seguiríamos contando con la ventaja de que sería una limitación homologada, de un taller profesional, preparada para pasar la ITV sin problemas, y siempre garantizando la mayor seguridad. En este caso, la limitación nos saldría por unos 500 euros.

También existe la posibilidad de que compremos el kit necesario nosotros mismos, y lo llevemos al taller, para que sean ellos los que lo instalen; lo más seguro es llamar al fabricante de la moto y que desde allí nos digan si disponen de limitadores válidos para nuestro vehículo en específico, para lo que necesitaremos tener a mano nuestro modelo concreto y, por si acaso, el número de bastidor, para que no haya espacio de dudas. Si el fabricante no comercializa limitadores, quizá nos puedan prestar información acerca de alguna empresa colaboradora que sí produzca de manera homologable estos kits.

Esto es especialmente relevante, porque, para ambas acciones (tanto hacernos con el limitador como instalarlo en el taller), deberemos asegurarnos de que los fabricantes del kit y el taller están habilitados para hacer este servicio, tal y como la ITV exige, o de lo contrario, nuestro vehículo no pasará la inspección.

Al ir a hacernos con un limitador, debemos antes saber qué tipos hay:

- Kit para admisión.

- Kit para carburador.

- Chip en la caja de inyección.

Los especialistas del motor podrán aconsejarnos, según el tipo que mejor nos convenga.  Es imprescindible siempre contar con el consejo de profesionales a la hora de acometer una acción de importancia como ésta, así como tener siempre en mente que circular con un permiso no válido para nuestra moto puede suponernos un problema grave con la autoridad. Para contar con la mayor tranquilidad, los Seguros de Moto MAPFRE nos darán todas las opciones y coberturas para poder ir sobre nuestra dos ruedas sin preocuparnos de nada más.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos