3 Min de lectura | El propietario puede dar de baja su vehículo de forma temporal o definitiva. Pero para ello, son necesarios unos trámites y documentación específica, que te exponemos a continuación.

No solo existe la posibilidad de dar de baja un vehículo definitivamente, también se puede optar por una baja temporal si no se pretende deshacerse del vehículo. El motivo principal por el que un titular suele dar de baja temporalmente un vehículo es el robo o sustracción del vehículo, traslado temporal al extranjero o por no poder hacer frente a los gastos de una avería o mantenimiento.

Baja temporal o permanente del coche

Baja temporal

Se puede dar de baja temporal un coche, siempre y cuando el vehículo no quede aparcado en la vía pública, ni esté circulando. Sólo podrá hacerse si queda estacionado en un garaje público o privado, hasta regularizar de nuevo su situación cuando se desee volver a dar de alta.

Además, mientras está dado de baja temporalmente, no se devengarán Impuestos de Circulación (IVTM) para ese automóvil, ni será necesario tener contratada una póliza de seguros o tener en regla la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

El titular podrá gestionar fácilmente el trámite presentando la documentación del vehículo en la Jefatura Provincial de Tráfico

Baja permanente

 

La baja definitiva puede hacerse llamando directamente a un desguace autorizado como Centro Autorizado de Tratamiento (CAT). El proceso suele ser gratuito e incluye la retirada del vehículo con grúa, por lo que no existirán limitaciones al no tener actualizada la ITV o por carecer del seguro obligatorio en el momento de su baja.  Por otro lado, el CAT terminará las gestiones y no hará falta acudir a la Jefatura de Tráfico a entregar la documentación.

Si se recicla el vehículo en un desguace CAT de acuerdo a la ley, se hace entrega al propietario, tras dos o tres días laborables, del Certificado de Destrucción, el cual podrá facilitar a las oficinas municipales y a su compañía aseguradora para dar de baja tanto el impuesto de circulación como el seguro.

En el caso de ya haber pagado el Impuesto de Circulación o ITV por un año completo, el titular podrá solicitar la devolución del impuesto municipal pagado en exceso. 

Requisitos para dar de baja un coche

Para todos estos trámites por regla general se requiere:

  • Fotocopia del DNI en vigor del titular por ambas caras
  • Ficha técnica del vehículo
  • Permiso de circulación.

Se ha de tener en cuenta también que si el vehículo tiene menos de 10 años desde la fecha de su primera matriculación. Además, la empresa encargada podrá realizar una tasación del coche de acuerdo a sus características y abonar al titular la cantidad acordada.

Es obligatorio reciclar un vehículo en un CAT para conseguir la baja definitiva. Abandonar un vehículo en la vía pública, aparte de dañar el medio ambiente, conllevaría una multa de entre 600 y 30.051 euros. Si los residuos del vehículo han provocado daños ambientales, esta cifra puede aumentar hasta los 600.000 euros. Para buscar el CAT más cercano ponte en contacto con la Asociación Española de Desguaces y Reciclado del Automóvil (tel. 91 593 12 66, email: aedra@aedra.org).

Y si planeas tener un nuevo coche, recuerda con el Seguro de Coche MAPFRE contarás con las mejores garantías para estar protegido desde el kilómetro cero.