3 Min de lectura | Si tienes un coche que no utilizas pero no quieres deshacerte de él puedes darlo de baja temporal y recuperarlo unos años después. Te contamos el proceso y los motivos que puede haber para ello.

Es posible que tengas un vehículo en casa del que no te quieras deshacer, pero con el que ya no circulas. A pesar de que no lo muevas del garaje deberás seguir pagando los gastos derivados del rodaje, la ITV y el seguro de tu coche. En estos casos puedes optar por realizar una baja temporal de un coche y volver a darlo de alta un tiempo después.

¿Qué es una baja temporal?

Es un trámite por el que el titular del vehículo debe comunicar al Registro de la Dirección General de Tráfico que quiere retirar dicho coche de la circulación. En las bajas, existen dos tipos la baja temporal y la baja definitiva.

Tener dado de alta un vehículo que no se utiliza es caro, porque debe tener en regla todos los papeles obligatorios y pagar los impuestos correspondientes de circulación al ayuntamiento. Quizá el tiempo en el que tu coche se encuentre en esta situación sea limitado y no quieras deshacerte de él. Por tanto podrás tramitar una baja temporal de un vehículo aludiendo alguno de los siguientes motivos:

  • Por motivos personales.
  • El vehículo ha sido vendido en una compraventa: en este caso la deberá solicitar la persona que lo ha adquirido.
  • Robo del vehículo: deberá ser comunicado a la DGT por la Policía.

A la hora de dar de baja temporal tu coche, deberás cumplir una serie de requisitos. Tendrás que estar seguro de que el coche está dado de alta y que no tiene una reserva de dominio o un precinto. En estos casos no podrás darlo de baja temporal hasta que los canceles.

Una vez que la baja temporal se haya tramitado no podrás circular con el coche ya que la Dirección General de Tráfico se quedará con la documentación de tu vehículo. Además deberás pagar unas tasas para que la baja se haga efectiva.

¿Cómo se da de baja temporal un coche?

Citroën 2CV en azul aparcado en la puerta de una casa

Para realizar los trámites pertinentes necesitarás seguir una serie de pasos. En primer lugar deberás pedir cita previa en Tráfico.  Hasta el momento en el que te den la cita deberás recopilar la documentación necesaria para la realización del trámite. La documentación que deberás aportar será:

  • DNI o NIE.
  • Impreso oficial de baja temporal de la DGT.
  • Permiso de circulación.
  • Tarjeta de la ITV.

Para hacer la baja temporal efectiva deberás abonar las tasas correspondientes en Tráfico cuyo precio es de 8,50 euros. En el caso de que la baja vaya a ser tramitada por robo, no deberás abonar esta tasa (la Policía se encarga del trámite).

Cómo dar de alta un coche de baja temporal

Si has decidido que quieres volver a utilizar tu coche, deberás darlo de nuevo de alta. No existe ningún plazo máximo de permanencia en estado de baja temporal. Para poder volver a darlo de alta, es necesario que acudas de nuevo a Tráfico pidiendo cita previa.

A continuación deberás rellenar la solicitud de alta del vehículo y abonar las tasas correspondientes, cuyo precio es el mismo que el de las tasas por darlo de baja temporalmente. También deberás presentar la documentación de que se encuentra con la ITV superada favorablemente. Si esta ha caducado, para poder solicitarla de nuevo y ante la prohibición de circulación con el vehículo, deberás transportar el vehículo hasta un centro de la ITV en una grúa.

Una vez presentada toda la documentación pertinente (deberás presentar el DNI), en Tráfico darán de alta el vehículo y te devolverán el permiso de circulación. Recuerda, que antes de circular de nuevo con tu coche es necesario que contrates el Seguro de Coche MAPFRE y pagues los impuestos correspondientes.