4 Min de lectura | Sabemos que cualquier modificación que llevemos a cabo en nuestro coche debe pasar por la aprobación de la normativa vigente, o de lo contrario, podrán ponernos alguna pega a la hora de pasar la inspección técnica. Uno de estos cambios es la bola del remolque.

Instalar un enganche al vehículo se considera una reforma, por lo que tendremos que incorporarlo de manera acorde a los trámites necesarios y aportar los documentos correspondientes para acreditar que lo hemos hecho de manera legal y homologada.

Antes que nada, tendremos que anticipar el tipo de carga que vayamos a remolcar, ya que dependiendo del peso de la misma, necesitaremos una bola u otra. Esta bola será el enganche entre nuestro coche y el remolque, y tendrá que ser de un mayor o menor vigor y resistencia, según lo que vayamos a enganchar a ella.

Cómo homologar un enganche de remolque

Lo primero que debemos saber es qué necesitamos para homologar un enganche de remolque en nuestro país y evitar problemas para poder circular. Antes de realizar la instalación, es importante conocer cuál es el procedimiento y qué documentación necesitas para ello:

  • Certificado de homologación del enganche: lo facilita el fabricante del mismo y se puede encontrar de manera gratuita en la web del mismo.
  • Certificado para enganche de remolque: este certificado debe facilitártelo el taller en el que realices la instalación del mismo. Debes comprobar que este establecimiento está autorizado, ya que solo de esta forma será válido.
  • Informe de conformidad: este lo debe emitir la marca del vehículo o en su defecto, el fabricante del enganche o una oficina técnica que se encuentre autorizada. Este informe tendrá un importe adicional que se sitúa en los 36 euros, aproximadamente.
  • Instrucciones de montaje del fabricante del enganche.

Deberás tener todos estos documentos listos para realizar la instalación ya que una vez realizada dispondrás de 10 días para poder pasar la ITV e incluir la reforma realizada en tu vehículo. Con una inspección favorable el enganche quedará homologado y podrás circular con él sin ningún tipo de problema.

Tipos de enganche de remolque

Ahora que ya sabes los trámites que debes seguir para poder homologar un enganche de remolque en nuestro país, te mostramos cuáles son los principales tipos que puedes instalar en tu coche y sus características.

Enganche de remolque rígido

Un enganche de remolque rígido es aquel cuya bola y gancho no se pueden quitar de vehículo. Este se encuentra soldado o atornillado al coche y no se permite desmontarlos. Este tipo de enganches son útiles cuando el conductor necesita usar remolques de una forma muy frecuente.

Enganche de remolque desmontable

El enganche de remolque desmontable permite poder retirarlo cuando no lo estemos utilizando. El enganche y la bola pueden desmontarse y guardarse en el maletero. Otros modelos pueden plegarse en la parte baja facilitando fácilmente la tarea para el conductor. Es una buena opción cuando usas el remolque habitualmente, pero no a diario.

Enganche de remolque giratorio

El enganche de remolque giratorio será la solución para aquellas personas que usen el remolque de una manera esporádica. Este se encuentra instalado en la parte baja del parachoques del coche, de manera que puede desplegarse en segundos cuando sea necesario. El principal inconveniente de estos es que no todos los modelos de coche lo admiten por lo que deberás usar el que sea específico para tu coche, algo que puede incluir sobrecostes.

Precio de instalar un enganche de remolque

El precio de la instalación de un enganche de remolque dependerá del tipo elegido y el coste establecido por el taller en cuanto a mano de obra. A ello hay que sumarle, como ya hemos señalado el informe de conformidad obligatorio para ser homologado. Debes tener en cuenta que el coste final dependerá de:

  • El sistema que instales: el precio puede ser inferior a los 100 euros si te decantas por los enganches rígidos, de unos 250 a 450 en los sistemas desmontables y el precio puede ascender hasta los 500 euros si se trata de un enganche giratorio.
  • La mano de obra: dependiendo del tipo de sistema electrónico el tiempo de instalación puede variar. Lo normal es que esté montado en un plazo de entre dos y cinco horas aproximadamente, lo que puede suponer un coste de entre 140 y 350 euros. A este precio, se le debe sumar la activación del enganche si este requiere la conexión a la centralita del vehículo. Esto ocurre cuando los coches incorporan ayuda electrónica para el aparcamiento o sistemas de estabilidad electrónica (ESP), dependiendo del tipo de remolque y fabricante puede suponer un engrose de entre 70 y 120 euros más en la factura del taller.
  • Si incluye kit electrónico: este es el encargado de proporcionar energía al remolque para las luces, estos tienen un precio que oscila entre los 20 y los 200 euros, dependiendo la opción que elijas.

Como ves las diferencias de precio entre unos sistemas y otros puede ser bastante elevada, por lo que deberás elegir siempre el enganche de remolque que más se ajuste a tus necesidades. Por otro lado, ten en cuenta que para poder circular con él deberá estar homologado y tendrás que presentar toda la documentación necesaria para ello.