SEAT 600: la pequeña casa rodante del sufrido Juan Español

Inicio/Coches/Noticias coches/SEAT 600: la pequeña casa rodante del sufrido Juan Español

SEAT 600: la pequeña casa rodante del sufrido Juan Español

El SEAT 600 es un icono de las carreteras españolas de los años 60. Te contamos por qué se hizo tan popular y su evolución a lo largo de la historia.

El SEAT 600 fue el primer coche de muchos españoles. Su fabricación y su precio supusieron una nueva forma de entender el mundo para las familias en nuestro país, que veían este pequeño coche como un objeto de deseo por el que muchas personas decidían gastarse sus ahorros. Disponer de un coche en los principios de los 60 suponía todo un avance de modernidad y libertad de desplazamiento para los ciudadanos Españoles.

La historia del SEAT 600

Es uno de los modelos más queridos de los que han recorrido alguna vez las carreteras españolas. Quizá este sentimiento se deba a que para muchos españoles el SEAT 600 fue su primer coche, o el primer coche de sus padres.

Lo cierto, es que en el imaginario colectivo de un pasado en blanco y negro, las vacaciones se hacían en el 600 sin importar que no contasen con  los sistemas de seguridad actuales o con la tecnología de la que hoy hacen gala los principales fabricantes.

En el año 1957, el SEAT 600 llegaba para quedarse y para convertirse en un auténtico mito de las cuatro ruedas. Su presentación se produjo en el año 1955 en el Salón del Automóvil de Ginebra. Su creador Carlo Abarth, de la firma italiana Fiat, no pensaba en aquel momento que este pequeño vehículo se convertiría tan pronto en un coche tan popular y querido.

El coche fue fabricado por la marca italiana Fiat y los primeros 600 que se comercializaron en España procedían directamente de sus factorías, pero pronto la marca cedió a SEAT los derechos de producción de este modelo. A partir de aquí se popularizó y pasó a convertirse en el coche más deseado por los españoles.

En este país somos mucho de poner nombres ingeniosos a los coches, ya que muchos de ellos, como el del caso que nos ocupa, se convirtieron en un miembro más de la familia. El SEAT 600 era conocido popularmente como Seiscientos, Seilla, Seíta, Pelotilla u Ombligo (porque todo el mundo tenía uno). Su forma redondeada y compacta lo hacía ideal para moverse por la ciudad.

Era un coche manejable, a pesar de que su peso se situaba en los 600 kilos y los materiales con los que estaba construido eran robustos. A todo ello había que sumarle el precio. Cualquier españolito de a pie podía hacerse con este objeto de deseo y modernidad por unas 66.000 pesetas.

Una de sus principales características era su apertura de puertas que, a diferencia de los modelos actuales, se abrían de adelante hacia atrás. Esta fue una de las principales señas de identidad de los primeros modelos en comercializarse. Su éxito fue tal que existía una lista de espera para conseguir uno, y los plazos de entrega pasaron de los seis meses en 1957, a los dos años en 1960.

El primer 600

El primero de los SEAT 600 que se fabricó en España, concretamente en Barcelona, salió a la venta el 27 de junio de 1957 y estuvo activo hasta febrero de 1985 cuando se dio de baja definitiva en la ciudad de Valencia. Este SEAT 600 se matriculó el 5 de diciembre de 1957 y hoy podemos conocer que su matrícula era M-184018. Aunque el primer SEAT 600 matriculado no sería este, sino otro que circulaba por las calles de Barcelona en junio de 1957, y que lucía con orgullo la matrícula B-141141.

A partir del año 57, la producción y venta de este vehículo no haría más que aumentar en nuestro país. Se llegaron a comercializar 799.419 unidades hasta el año 1973, momento en el que dejó de fabricarse definitivamente debido a la competencia de otro tipo de utilitarios que comenzaron a sustituirle paulatinamente.

En el año 2007 aun quedaban más de 10.000 SEAT 600 en circulación debido a la constancia y preservación de sus dueños como vehículos clásicos. Según las estadísticas que se manejaban en el año 1971, uno de cada cuatro coches que circulaban por las carreteras españolas era un SEAT 600.

El SEAT 600 icono nacional dentro y fuera de nuestras fronteras

El SEAT 600 comenzó a popularizarse muy pronto fuera de España y en el año 1965 se exportaron a Colombia 150 unidades. Otros países decidieron fabricar su propio modelo de este coche, del British 600. Se fabricaron 600 unidades que contaban con un volante a la derecha para adaptarse a las carreteras británicas.

También fue el vehículo más vendido en Finlandia, entre el año 1970 y 1973, llegando a superar en ventas al Beatle de Volkswagen. En total, de las fábricas españolas salieron cerca de 80.000 SEAT 600, lo que supuso un 10% de toda la producción.

El éxito de este modelo fue tal que se convirtió en un icono. El Diario Pueblo, en el año 1967, le condecoró como Figura Nacional. El emblemático SEAT 600 recibía de manos del entonces Ministro de Información, Manuel Fraga, el calificativo de: «pequeña casa rodante del sufrido Juan Español«.

El fin de un icono

En el año 1973 dejaron de fabricarse para siempre los SEAT 600 debido a que coches como el Renault 5 comenzaron a pisar fuerte. Este modelo era más atractivo visualmente y contaba con mejores medidas de seguridad en carretera.

También otros modelos del marco como el SEAT 127, hicieron que el 600 ya no fuese tan popular como antes, a pesar de que en su historia contó con modificaciones y distintos modelos. Debido a la obligatoriedad de instalación de sistemas de retención como el cinturón de seguridad delantero (el trasero aun tardaría varios años en llegar) y a la dificultad de instalarlo en este modelo, el 600 se quedó obsoleto y pasó a ser un modelo histórico.

Modelos de SEAT 600

Del SEAT 600 se fabricaron distintos modelos para poder adaptarse a las necesidades de sus clientes, pero manteniendo el diseño que le hizo único desde su nacimiento.

SEAT 600 (1957–1963)

Contaba con un motor de gasolina NO 86 de cuatro cilindros colocados en línea que había que arrancar tras sacar el aire de sus conductos mediante una palanca situada en el túnel de la calefacción. Su motor de 633 centímetros cúbicos le proporcionaba una potencia de 21,5 Caballos que podía llegar a alcanzar una velocidad máxima de 95 kilómetros por hora.

Contaba con suspensión delantera independiente y amortiguadores telescópicos, su tracción era trasera y contaba con frenos de tambor en las cuatro ruedas. El depósito del SEAT 600 era de 37 litros, lo que le permitía una autonomía de 400 kilómetros y unos consumos de 8 litros a los 100 kilómetros. Aunque su espacio era reducido contaba con 4 plazas para que pudiese viajar en él toda la familia.

SEAT 600 D (1963–1970)

El siguiente modelo conservaba el mismo motor de cuatro cilindros de gasolina del original. Entre sus novedades, el modelo D, contaba con la llave de arranque en el centro del salpicadero y la capacidad de su motor había aumentado hasta los 767 centímetros cúbicos.

Gracias a sus 25 caballos podía lograr velocidades máximas de 108 kilómetros por hora. Contaba con suspensión delantera, tracción trasera y se conservaban las cuatro plazas. El depósito de este modelo era un poco más pequeño, 30 litros, pero su consumo era inferior al del modelo original, ya que era de 7 litros a los 100 kilómetros.

    Este modelo no presenta grandes innovaciones con respecto a su predecesor. Sus principales diferencias eran los detalles de acabado interior, la apertura de puertas hacia delante, las mejoras en la iluminación gracias a la incorporación de fallos más grandes, y modificaciones en el embellecedor frontal.

    SEAT 600 L (1972–1973)

    Contaba con un motor de gasolina 86 de cuatro cilindros en línea de 767 centímetros cúbicos de 29 caballos con los que podía lograr una velocidad máxima de 115 kilómetros por hora. Conservaba el depósito de 30 litros, pero su eficiencia era inferior a la de los modelos D y E, el SEAT 600 L tenía un consumo de 8 litros a los 100 kilómetros.

    Mantenía la tracción y la transmisión de todos los modelos anteriores, al igual que los frenos de tambor con los que contaba el 600 original. Su espacio interior se dividía en 4 plazas a las que se accedía mediante puertas de apertura hacia delante.

    Otras versiones del SEAT 600

    Debido a la popularidad de este utilitario, desde la marca decidieron fabricar distintas variaciones del modelo original para poder encajar en distintos públicos y escenarios:

    • SEAT 600 Descapotable: sí, el 600 contaba con su propia versión descapotable. Su techo de apertura manual era de lona.
    • SEAT 800: es la versión de 4 puertas del 600 y tan solo se fabricó en España.
    • SEAT 600 Comercial: estaba pensado para que los transportistas viajasen con sus mercancías. Este modelo no contaba con cristales, ni asientos traseros para poder colocar en él las mercancías.
    • SEAT 600 Playera: pensada para los hoteles de playa, tenía un acabado muy similar al de una de las furgonetas más populares de Citroën, la Mehari.
    • SEAT 600 Savio: es un modelo único, solo existe uno en todo el mundo, es considerado como un prototipo.
    • SEAT 600 Múltiple: presentado en Barcelona y basado en el modelo Multipla de Fiat. Se trata de una furgoneta de 6 plazas.
    SEAT 600: la pequeña casa rodante del sufrido Juan Español
    1 (20%) 1 vote
    19 abril, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    SEAT 600: la pequeña casa rodante del sufrido Juan Español
    1 (20%) 1 vote
    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar