2 Min de lectura | Los cinturones de seguridad llevan unos pretensores que, en caso de accidente, se activan para retener al pasajero. ¿Conoces su mecanismo? Así funcionan los pretensores del cinturón de seguridad…

En el caso de un frenado fuerte, habrás notado como el cinturón de seguridad se tensa impidiéndote cualquier movimiento. Todos los coches actuales incluyen un mecanismo en los cinturones de seguridad para que esto sea posible: es un pretensor que mejora la eficacia del cinturón en caso de accidente. De esta forma, con los pretensores del cinturón de seguridad, se reduce el llamado «efecto bobina», que provoca que el cinturón no sujete el cuerpo como debe contra el asiento.

Además de conocer cómo funcionan los pretensores del cinturón de seguridad, debes tener en cuenta que es fundamental circular con un seguro de coche para poder contar con una cobertura de responsabilidad civil, así como asistencia en viaje, entre otros servicios, en caso de accidente.

¿Cómo es el mecanismo de los pretensores del cinturón de seguridad?

Los primeros sistemas de este tipo eran mecánicos. La primera marca en estrenar este sistema fue Audi. Se trataba de un mecanismo compuesto por cables y poleas que, en caso de colisión frontal, utilizaba el desplazamiento dirigido del motor por debajo del habitáculo para tirar de los cinturones y tensarlos y así evitar el efecto submarino y otras consecuencias del mal uso del cinturón.

Posteriormente, se instalaron pretensores individuales para cada cinturón con un sistema de muelle comprimido que, al dispararse producto de un impacto, tiraba de la hebilla de anclaje tensando así el cinturón.

    En la actualidad, casi todos estos sistemas son pirotécnicos y funcionan como los airbags: un sensor de colisión detecta si hay un choque o un vuelco y hace detonar una pequeña cantidad de material explosivo que genera un gas, el cual, al expandirse dentro de un cilindro, acciona un émbolo que está unido al anclaje del cinturón y lo retrae, tensándolo. Después va liberando progresivamente tensión para evitar lesiones.

    En función del modelo de coche, los pretensores pueden ir instalados en los asientos delanteros o en ambos (delanteros y traseros).Y según la fuerza del impacto es posible incluso que se activen de forma independiente del airbag. Es recomendable que una vez se haya activado un pretensor, acudamos al taller para arreglar el sistema o, si fuera necesario, cambiar el mecanismo completo.

    Así funcionan los pretensores del cinturón de seguridad y para evitar que se activen en los asientos en los que no viaja ningún pasajero, algunos vehículos incluyen sensores de ocupación en los asientos.

    ¡Te informamos gratuitamente del Seguro de Coche MAPFRE que estás buscando!

    CALCULA TU PRECIO