3 Min de lectura | La reducción de emisiones contaminantes al medio ambiente, el ahorro de combustible y consumo, y un menor mantenimiento son algunas de las ventajas de los motores de tres cilindros. Pese a tratarse de un motor que ya había sido fabricado hace años, las mejores marcas de vehículos comienzan a apostar por este sistema.

Sin duda alguna, entre las ventajas de los motores de tres cilindros, la que destaca por encima del resto es la del ahorro en lo que a consumo se refiere. Además, favorecen una homologación más baja, puesto que cuentan con menos masa que mover.

También nos encontramos con que ofrecen ventajas en lo que se refiere a seguridad pasiva; los daños por intrusión en el habitáculo de coche son menores y, a la vez, pueden combinarse con motores eléctricos e incluso híbridos.

Las principales ventajas de los motores de tres cilindros

Este tipo de motores, se han empezado a utilizar con cada vez más asiduidad por parte de los fabricantes con el objetivo de reducir el consumo dentro de los motores de gasolina. Los motores de tres cilindros, dejaron de usarse durante un tiempo, pero en la actualidad, gracias a la mejora de la técnica y a la inclusión de la inyección directa han conseguido posicionarse a niveles similares de los 4 cilindros tradicionales de los motores de gasolina.
Pareja mirando un coche en un concesionario

Por lo general este tipo de motores son más comunes en los vehículos que funcionan con gasolina, pero lo cierto es que en algunos diésel también se están empezando a implementar. Para que funcionen en este tipo de vehículos se hace necesario el uso de una turboalimentación e inyección directa. Entre sus principales ventajas nos podemos encontrar con las siguientes:

Contaminan y consumen menos

Los consumos de combustible son menores, lo que permite que este tipo de vehículos provoquen menos emisiones de CO2. Esto, además de representar un ahorro en combustible, sobre todo si se combina con un motor eléctrico, conllevará un ahorro para el conductor en impuestos de matriculación o en el impuesto de circulación ya que la cilindrada es menor que en los motores de cuatro cilindros.

Eliminación de la fricción mecánica

Es una de las razones principales que te harán decantarte por los motores de 3 cilindros. Al contar con menos piezas móviles en el motor, se desperdicia menos energía en fricción y rozamiento, lo que hace que el motor reduzca estos daños en un 25 por ciento con respecto a los que cuentan con 4 cilindros.

Mantenimiento más sencillo

Su mantenimiento es más económico y sencillo ya que necesitan menos aceite para su lubricación y el número de bujías es más reducida. La mayoría de ellos cuentan con turbocompresores que hacen que sean muy fiables y resistentes. Esto se traduce en un ahorro a la hora mantenerlo en buenas condiciones.

Son más ligeros

Los coches con motores de tres cilindros son más ligeros que los que cuentan con un motor de 4 cilindros. Al disponer de más espacio el tamaño el peso puede aligerarse considerablemente y el tamaño puede reducirse haciendo de él un motor más compacto que ocupa mucho menos espacio bajo el capó. Al quedar más espacio se pueden incluir motores eléctricos en el caso de los híbridos u otras estructuras que mejoren las prestaciones del vehículo.

Estas son las principales ventajas de los vehículos que cuentan con motores de tres ciclos que serán ideales para aquellos que quieran mantener un mantenimiento sencillo y contaminar menos. Para cuidar correctamente tu coche, no dudes en contratar un seguro de coche MAPFRE, revisa todas las ventajas que te ofrece.