2 Min de lectura | La reducción de emisiones contaminantes al medio ambiente, el ahorro de combustible y consumo, y un menor mantenimiento resultan claves para conocer las ventajas de los motores de tres cilindros. Pese a tratarse de un motor que ya había sido fabricado hace años, las mejores marcas de vehículos comienzan a apostar por este sistema, al que le dan cada vez más protagonismo.

Sin duda alguna, entre las ventajas de los motores de tres cilindros, la que destaca por encima del resto es la del ahorro en lo que a consumo se refiere. Además, favorecen una homologación más baja, puesto que cuentan con menos masa que mover. También nos encontramos con que ofrecen ventajas en lo que se refiere a seguridad pasiva; los daños por intrusión en el habitáculo de coche son menores y, a la vez, pueden combinarse con motores eléctricos e incluso híbridos.

Pese a que, en ocasiones, los motores de tres cilindros pueden suponer un ahorro en lo que a los costes de fabricación se refiere, no siempre esta circunstancia se ve reflejada en el precio final del vehículo, el que llega al cliente. Es más, no todo son beneficios en lo que respecta a los coches de tres cilindros; también cuentan con alguna que otra desventaja. En ocasiones, estos vehículos ofrecen ciertas vibraciones en la conducción, debido a que presentan una falta de compensación por el número impar de cilindros. Dependen también de la respuesta de la turbina, lo que en ocasiones puede generar un descenso de potencia si la conducción se realiza a muchas revoluciones por minuto.

De momento, estos motores se han empleado en coches pequeños y bastante ligeros y siguen estando más recomendados para coches que presenten un uso urbano; eso sí, esto no supone un descenso en las prestaciones del mismo.

Ahora que conoces algunas de las ventajas de los motores de tres cilindros, está en tu mano decidir si te animas a probarlo. Eso sí, recuerda que cualquier problema mecánico estará cubierto si contratas un Seguro de Coche MAPFRE. Podrás estar tranquilo y olvidarte de imprevistos.