3 Min de lectura | Si cuando circulas con tu coche la aguja no marca la velocidad y se mantiene estática podría ser que el velocímetro esté averiado. Te contamos cuáles son las causas más frecuentes y cómo solucionarlo.

El velocímetro es el encargado de marcar en el panel de mandos del vehículo la velocidad a la que este está circulando. Es un elemento de seguridad muy importante, ya que conocer este dato te ayudará a viajar más seguro y evitará multas innecesarias por circular a una velocidad inadecuada. Si tu velocímetro está averiado, te contamos a qué puede deberse y cómo puedes solucionarlo.

Cómo funciona un velocímetro

Para poder calcular la velocidad a la que circulas y mostrarla en el panel de control del vehículo mediante una aguja o un contador numérico, las ruedas del coche están equipadas con unos imanes. Estos, con cada revolución pasan por un sensor situado en la misma zona que ayuda a saber, a través de la centralita, la velocidad del vehículo. Del mismo modo, y gracias al mismo sistema permiten calcular la distancia recorrida por el automóvil.

En los coches más modernos, este sistema junto con los ADAS, permitirá que el control de velocidad funcione correctamente y que los lectores de señales cumplan su función. Por este motivo, que el velocímetro esté averiado puede ser un problema muy grave para el conductor y para el resto de usuarios de la vía.

¿Por qué no funciona el velocímetro?

Si estás circulando y compruebas de repente que el velocímetro no marca la velocidad adecuadamente porque no se mueve, o porque no pasa de determinada cifra, lo mejor es que detengas el coche en un lugar seguro. Tras ello puedes realizar una serie de comprobaciones para saber de dónde procede exactamente el problema y poder solucionarlo. Por lo general, cuando el velocímetro no funciona, suele deberse a un fallo en los componentes eléctricos que componen este sistema. Por tanto, estas son las causas más frecuentes y las soluciones para solventar el problema con la aguja de la velocidad.

Velocímetro con cuentakilómetros

Cable del velocímetro

El cable del velocímetro es el encargado de trasmitir los datos desde los sensores situados en las ruedas hasta la centralita del coche. Es posible que este esté dañado, es decir, si presenta algún corte o se ha soltado de su posición. Puedes comprobar su estado y repararlo para que el velocímetro vuelva a funcionar con normalidad. En el caso de que esté muy dañado, lo mejor será reemplazarlo por uno nuevo.

Fusibles

Si el velocímetro no se mueve o no funciona correctamente, es posible que los fusibles del vehículo estén fallando. Si tienes algún conocimiento sobre mecánica puedes revisarlos tú mismo y comprobar si alguno de ellos se ha estropeado. En este caso, la solución es sustituirlo por uno nuevo para que puedas seguir usando tu coche de manera adecuada y segura.

En cualquier caso, si tras realizar las comprobaciones anteriores, el velocímetro sigue sin funcionar como debería y no has encontrado ninguna anomalía, la mejor opción es que acudas a un taller. En él un mecánico especializado podrá revisar todo el sistema para comprobar qué es exactamente lo que está fallando.

Recuerda que para viajar tranquilo con tu vehículo cuentas con el Seguro de Coche MAPFRE y su red de talleres en toda España.

 

CALCULA TU PRECIO

 

canalMOTOR

El equipo de redacción de canalMOTOR lleva más de 10 años proporcionándote contenidos relacionados con el mundo de la automoción. No solo los mejores modelos de coche y moto, sino compartiendo información práctica sobre tu vehículo: consejos de mantenimiento, de conducción, formas de ahorro y seguridad vial, entre otros. Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica que te ayuda en el día a día de tu vehículo.